Archivos dados a conocer hoy en Londres muestran espionaje británico en EE.UU. durante la guerra

por Admin el 23 Mayo, 2013

en Otros temas

El espionaje británico durante la Guerra Mundial contra los grupos aislacionistas de Estados Unidos y sus esfuerzos propagandístico contra ellos fueron revelados en archivos secretos, publicados hoy por primera vez.

Los documentos desclasificados en los Archivos Nacionales en Londres muestran cómo Winston Churchill en 1940 recibió un informe sobre una llamada privada entre el Presidente Franklin D. Roosevelt, el Secretario de Estado Cordell Hull y Joe Kennedy, embajador estadounidense en Londres, durante la cual discutieron opciones "Si Europa es invadida" por Alemania.

Al año siguiente, los agentes británicos en los Estados Unidos compilaron un dossier de diez centímetros de espesor sobre "America First", un grupo que urgía a los Estados Unidos para mantenerse al margen de lo que entonces era una guerra europea.  Los documentos incluyen correspondencia privada y listas de correo. Mientras tanto, diplomáticos británicos pagaron propaganda a favor de los opositores de esa tesis aislacionista y financiaron secretamente a grupos simpatizantes.

El dinero gastado en los Estados Unidos fue poco comparado con las cantidades autorizadas por Churchill para ser gastadas para mantener a España fuera de la guerra. Muestran los archivos, que por lo menos $14 millones fueron entregados a un grupo de generales españoles como soborno para que persuadieran al General Francisco Franco a permanecer neutral.

Cuando funcionarios de Estados Unidos iniciaron investigaciones sobre Juan March, el conducto para transferir ese dinero, agentes británicos resolvieron que a los estadounidenses debían saber "lo menos posible".

Los documentos liberados hoy cubren trabajos de la inteligencia británica desde 1903 hasta 1951. Incluyen también la discusión sobre si se debía asesinar a funcionarios alemanes que trabajaban en Francia antes de la invasión de Normandía en 1944, un plan que fue rechazado.

Agente literario

En los archivos hay un memo, al parecer de Jacques Chambrun, un agente literario de Nueva York, a quien le ofrecieron vender artículos de británicos prominentes, esgrimiendo su opinión sobre el argumento de la lucha contra Alemania en revistas de Estados Unidos. Él escribió que eso le permitiría a Gran Bretaña recaudar $30.000, si recibía artículos de Churchill y del rey George VI– y si él recibía una comisión del 10 por ciento.

"En muchos casos un artículo aburrido, insustancial, aparentemente sin sentido (aburrido) de leer podía transformarse en un mensaje vigoroso e inolvidable con la adecuada y juiciosa sustitución de palabras para satisfacer el ‘ritmo’ estadounidense", escribió Chambrun.

Aunque el servicio de inteligencia secreto (SIS) y los diplomáticos británicos estaban entusiasmados con la idea, no está claro lo que resultó de ese asunto. Chambrun llegó a ser famoso después de la guerra por robarle a sus clientes.

A comienzos de 1941, fue enviado un memo al Ministro de Relaciones Exteriores, Anthony Eden, proponiéndole que el Reino Unido canalice $10.000 a un simpático empresario estadounidense que quería hacer lobby en favor de la Ley de Préstamos y Arriendos, mediante la cual Roosevelt le prestaba apoyo a Gran Bretaña. Eden respondió, en un mensaje codificado a otros funcionarios, marcado "de suma urgencia, máximo secreto," diciéndoles a esos funcionarios no entregar el dinero.

"Siento mucho recelo de realizar acciones que si alguna vez son descubiertas, seguramente podrían tener repercusiones muy graves", escribió Eden.

La cuestión de si los Estados Unidos deberían entrar en la guerra no fue determinada por "America First" ni por la propaganda británica sino por el ataque japonés a Pearl Harbor el 07 de diciembre de 1941.

Para ponerse en contacto con el editor responsable del original de esta historia en inglés: James Hertling en jhertling@bloomberg.net

Business Week: British WWII Spying and Propaganda in U.S. Shown in Secret Files


Artículo anterior:

Siguiente artículo: