Alcalde de Irkutsk: “No a monumento a Stalin”

por Admin el 4 Marzo, 2010

en Otros temas

A pesar de las demandas de los veteranos de la II Guerra Mundial para honrar al dictador soviético, el alcalde de la ciudad de la Siberia Oriental, Yury Zabolyev, dijo que no habrá un monumento a Joseph Stalin, en Irkutsk,

Los veteranos y los miembros del Partido Comunista se reunieron en la ciudad el miércoles para pedir la erección de un monumento al hombre que llevó a la Unión Soviética a la victoria en la Segunda Guerra Mundial, pero que también fue responsable de la muerte de millones de personas en campos de trabajo.

Yury Zabolyev anunció tras la reunión que “Se ha hablado mucho acerca de un monumento a Stalin en el período previo al 65° aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial”, añadiendo que “En enero, miembros del Partido Comunista realizaron un acto y me acusaron de escupir sobre la historia de la Unión Soviética, pero creo que la erección de una estatua de Stalin, sería, al menos, un insulto y una falta de respeto a la memoria de los héroes caídos de la guerra. No habrá ningún monumento en Irkutsk, mientras que yo sea el alcalde”, añadió.

Sugirió que en lugar de la creación de un monumento a Stalin debería hacerse uno a las madres de los soldados que perecieron durante la guerra. Dijo que “Eso sería un monumento unificador de todos los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, mostrando respeto a las madres que dieron a luz a los patriotas”.

El estallido de la guerra, supuestamente tomó por sorpresa a Stalin quien entró en un período de depresión y shock, y poco se escuchó inicialmente del dictador cuando las fuerzas alemanas entraron a la Unión Soviética. Sin embargo, pronto se recuperó y fue, sin duda, el mascarón de proa del esfuerzo de guerra soviético, aunque muchos analistas han cuestionado la sabiduría de sus tácticas militares.

“Ni un paso atrás,” fue el lema de la fuerzas soviéticas, que a menudo fue impuesto a las tropas por la fuerza, con la orden de disparar a matar a los soldados que retrocedieran. Después de la guerra, muchos soldados del Ejército Rojo que cayeron en manos del enemigo, fueron enviados al Gulag, el sistema de campos de concentración establecidos en la áreas más duras del primer estado socialista del mundo.

El papel de Stalin durante la Segunda Guerra Mundial ha sido objeto de intenso debate en Rusia.

Miembros del Partido Comunista y organizaciones de veteranos insisten en que fue la dirección de Stalin que impulsó a la Unión Soviética en su hora más oscura y liberó a Europa de la tiranía del nazismo. Sin embargo, organismos de los derechos humanos y analistas, entre otros, dicen que las purgas en masa de Stalin en el ejército, en los años anteriores a la guerra, dejaron al país expuesto al ataque de Alemania. “Todos los logros de nuestro país, incluyendo la victoria en la Segunda Guerra Mundial, fueron, a pesar de Stalin, no gracias a él”, dijo en febrero Leonid Gozman, líder del Partido de la Causa Justa.

En febrero, las autoridades de Moscú anunciaron que las vallas con la imagen de Stalin se pondrían en torno a la capital para conmemorar, el 9 de mayo, las celebraciones del Día de la Victoria. La medida ha sido condenada por grupos de derechos humanos, que se han comprometido a distribuir su propia información sobre los crímenes de Stalin.

En defensa de la decisión, el alcalde de Moscú Yuri Luzhkov, dijo que aunque él no era un apologista de Stalin, las vallas reflejan la “historia objetiva”.

En una encuesta de opinión realizada el año pasado en toda Rusia, para que coincidiera con el 130 aniversario del nacimiento de Stalin, el 37% de los rusos dijeron que las acciones de Stalin fueron “positivas” y el 24% que fueron “negativas”.

Fuente:
RIANovosti


Artículo anterior:

Siguiente artículo: