Al conmemorar la guerra demuelen planta del caza Nakajima Cero en Tokio

por Admin el 10 Agosto, 2015

en Otros temas

A pesar de las objeciones de algunos residentes locales, lo que quedaba de la fábrica de motores para el avión de combate Cero en Tokio, que se convirtió en un blanco de los ataques aéreos de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, está siendo demolida para ampliar un parque cercano.

planta-nakajima-tokio

El edificio formaba parte de la fábrica de Musashi de la Nakajima Aircraft Company en Musashino, Tokio. Originalmente fue utilizado como un centro de transformación, fue la única instalación que quedaba de la planta. Algunos residentes locales ven el edificio como una reliquia de la guerra y abogaron por su conservación, pero el Gobierno Metropolitano decidió proceder con la demolición y su plan para ampliar el parque de Chuo Musashino.

La demolición comenzó el 29 de julio y se espera que continúe hasta principios de septiembre.

Situado en el distrito Midoricho de Musashino, la planta fue impactada por nueve ataques aéreos desde noviembre de 1944 hasta el final de la guerra. Las bombas mataron a más de 200 empleados y residentes locales y toda la zona fue devastada por los ataques, pero la sala de transformación, situada cerca del centro de la planta — se dice que había quedado incólume.

Sin embargo, quedó demostrado que no fue así cuando la instalación se abrió al público antes de comenzar la demolición. Un grupo cívico involucrado en los esfuerzos para preservar los restos de la guerra en Musashino y los alrededores encontraron evidencia de un agujero en el techo del segundo piso, que el grupo cree que fue causada por una bomba que lo atravesó.

El agujero parece haber tenido cerca de 38 centímetros de diámetro. Y las grietas alrededor de él se rellenaron con hormigón.

El edificio no tenía ningún otro daño evidente, por lo que es altamente probable que la bomba no estalló, según Morihiko Ushida, de 53 años, profesor de estudios sociales en Hosei University Junior/Senior High School y representante adjunto del grupo. Utilizaron una placa de madera para cubrir el techo, haciendo imposible que cualquier persona notara el agujero.

El desmantelamiento del interior del edificio fue iniciado antes de la demolición a principios de julio, según la sección de desarrollo de viviendas del Gobierno Metropolitano. Las autoridades accedieron a la petición del grupo cívico para que el edificio fuera abierto al público después de que el interior fuera desmantelado.

El edificio de dos pisos era de nueve metros de altura, 18 metros de ancho y construido con hormigón armado. Fue parte de la planta desde el inicio de operaciones en 1938. En la posguerra, los locales fueron divididos para ser utilizados como vivienda metropolitana y para el Parque Chuo de Musashino y otras instalaciones públicas.

La sala de transformación fue restaurada en 1953 y luego usada como oficina administrativa para el bloque de viviendas públicas.

En marzo de 2013 el Gobierno Metropolitano decidió ampliar el parque de 1,1 hectáreas. Al final de ese año, el grupo cívico presentó una petición con cerca de 2.000 firmas de residentes locales que pedían la preservación de la sala de transformación, pero Tokio decidió demoler el viejo edificio después que un Concejo Deliberante le dio luz verde al proyecto en febrero de 2014.

"Estoy muy triste que un edificio antiguo con restos de un ataque aéreo tenga que desaparecer justo cuando estamos a punto de conmemorar el 70 º aniversario del fin de la guerra", dijo Ushida.

Japan News: 70 years after WWII / Former Nakajima Aircraft Zero Fighter plant disappears


Artículo anterior:

Siguiente artículo: