Descubiertos documentos que revelan a un espía que alimentaba información sobre los secretos de Hitler.

por Admin el 19 Febrero, 2010

en Otros temas

Documentos de inteligencia recientemente descubiertos han puesto de manifiesto que el MI6 obtuvo secretos vitales de una operación de espionaje en el corazón mismo del alto mando de Hitler durante los momentos más cruciales de la guerra,

El agente secreto, cuyo nombre en código es “Knopf”, proporcionó al servicio de inteligencia británico la información sobre los planes de Hitler en el Mediterráneo y en el Frente Oriental, la salud del Mariscal de Campo Erwin Rommel, e incluso la ubicación de la “Guarida del Lobo” el Cuartel General del Führer en Prusia Oriental.

Los historiadores han tendido a restar importancia al papel del MI6 durante la guerra – en comparación con la importancia crucial que le dan a los mensajes descodificados en Bletchley Park – pero el descubrimiento del Agente Knopf por el historiador de Cambridge Paul Winter demuestra que Gran Bretaña obtuvo inteligencia precisa y muy valiosa de una red de los agentes en los estamentos superiores del Tercer Reich.

Los documentos, descubiertos en los Archivos de Churchill en Cambridge y en el Archivo Nacional, muestran que Knopf y sus sub-agentes de inteligencia británicos alertaron sobre los planes alemanes para la invasión de Malta en 1942, transmitieron las intenciones de Rommel en el norte de África y pusieron de manifiesto la obsesión fatal de Hitler por la captura de Stalingrado en el Frente Oriental.

“El Führer está determinado a capturar Stalingrado a toda costa”, informó Knopf. El asalto desastroso de Hitler a esa ciudad de Rusia, condujo a la destrucción del 6º Ejército alemán, y es considerado como un punto de inflexión en la guerra.

El agente Knopf fue inicialmente contratado y administrado por la inteligencia polaca. En 1940, el Gobierno polaco en el exilio en Londres, acordó entregar todo el material de inteligencia al Servicio Secreto de Inteligencia [SIS] británico, más conocido como MI6, proporcionando a Gran Bretaña un flujo constante de información de primera calidad para el resto de la guerra.

Los archivos del MI6, permanecen cerrados, y la verdadera identidad del agente Knopf nunca podrá ser conocida, pero los documentos recién descubiertos indican que el espía estrella era un alemán con acceso a información militar de muy alto nivel.

Un informe de inteligencia británico señala: “La fuente, a la cual los polacos consideran de un alto nivel, no es polaca. No se ha especificado quienes son los informantes, pero afirman que están bien posicionados y en contacto con el Alto Mando alemán.”

El Dr. Winter dijo que: “El descubrimiento del agente Knopf y sus compañeros espías muestra por primera vez, que el SIS de Gran Bretaña se infiltró en el pensamiento operacional y estratégico alemán durante las fases más críticas de la guerra. Tal vez nunca sepamos sus verdaderas identidades ni su destino, pero su audacia y coraje están fuera de toda duda.”

El oficial a cargo del enlace entre Polonia y la inteligencia británica fue el Comandante Wilfred “Biffy” Dunderdale, el ex jefe de la oficina del MI6 en París, quien era un amigo de Ian Fleming, que trabajaba entonces en la inteligencia naval, Biffy Dunderdale fue uno de los modelos para la creación del personaje de James Bond.

Dunderdale y el MI6 estaban claramente encantados con el chorro de inteligencia precisa que llegaba a Whitehall a través del Servicio Secreto de Polonia.

En una evaluación del espía, redactada en abril de 1943 por Alan Brooke, el Jefe de Estado Mayor Imperial, se señaló que: “Knopf pronosticó muy acertadamente el esquema general de la campaña alemana de verano en Rusia. Muchos de sus informes eran claros y de hecho mostraron una precisión de detalle que se opone a la posibilidad de que se basaba en meras suposiciones”.

Los informes de Knopf eran ciertamente leídos por Winston Churchill, y la inteligencia que suministraba se ve reflejada en la estrategia de guerra global del Primer Ministro.

Knopf, aparentemente envió sus informes por radio, ya que el informe hecho por el MI14, la sección alemana de la Oficina de Guerra, sobre su trabajo, refiere “errores en la transmisión”, tales como nombres mal escritos.

El MI6 fue capaz de confirmar la información de Knopf, y asegura que no era un agente doble suministrando información falsa, por el cotejo de sus informes contra el descifrado de mensajes alemanes por los especialistas en códigos de Bletchley Park, cuyos informantes eran conocidos como “las más secretas y confiables fuentes”.

Entre febrero de 1942 y febrero de 1943, Knopf suministró a sus manejadores con al menos diez informes por separado sobre la estrategia y las operaciones alemanas en el frente oriental, incluida la fecha de la ofensiva principal de Hitler contra la Unión Soviética y la “agrupación de sus ejércitos”.

El espía también identificó la ubicación de la Wolfsschanze, o Guarida del Lobo, el fortificado Cuartel General de Hitler en el Frente Oriental. La guarida se construyó en los bosques de la Prusia oriental en el período previo a la Operación Barbarossa, y Hitler pasó muchos meses allí entre 1941 y noviembre de 1944. Los británicos señalaron que “las informaciones exactas de Knopf sobre … la posición del Cuartel General de Hitler se confirmó a partir de las fuentes más secretas”.

En el momento de la presentación de los informes fue Knopf, Churchill y Stalin eran aliados en la lucha contra Alemania, pero no se sabe si la información obtenida por Gran Bretaña en relación con el Frente del Este se pasó a Moscú.

Si bien aceptaba agradecida la inteligencia polaca, Gran Bretaña espiaba en secreto al Gobierno Polaco en el exilio interceptando y descifrando sus mensajes. Esos mensajes interceptados proporcionan pruebas adicionales del valor de Knopf y su fiabilidad como espía.

Una de esas intercepciones se refiere a “los agentes del servicio secreto No.594”, una red de polacos infiltrados estrechamente relacionados con el Oberkommando der Wehrmacht (OKW), el Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas. Es claro que “los agentes del Servicio Secreto No.594” y “Knopf” son uno solo.

Por ejemplo, tanto “Knopf” (en el material transmitido por los polacos) y el “594” (en el material secreto interceptado por los británicos) informan igualmente que Rommel, el comandante alemán de las fuerzas del Eje en el norte de África, había sido “temporalmente llamado (a Alemania) debido a síntomas circulatorios peligrosos causados por agotamiento extremo y por la exposición al sol de África”. El lenguaje en ambos informes es idéntico. Esos agentes demostraron su valor el 19 de junio de 1941, cuando llegó un informe del Gobierno polaco en Londres con una alerta sobre que una invasión alemana a la URSS era inminente. La Operación Barbarossa se puso en marcha tres días después.

Las mismas fuentes comunicaron a continuación al servicio secreto polaco cuando la ofensiva alemana en el territorio oriental era detenida. Informaron, que Hitler exigió que “deberían llevarse a cabo otras operaciones ofensivas en la región de Stalingrado hasta su capitulación sin importar las pérdidas.”

Agentes de espionaje de Gran Bretaña estaban comprensiblemente nerviosos que Knopf pudiera ser un agente doble, pero una evaluación interna refleja cuánta confianza tenía el MI6 en el agente: “No puede haber ninguna duda de que JX/Knopf (JX es la abreviatura de” Fuente Polaca) tiene muy buenas contactos y que gran parte de su información es buena … Knopf muy pocas veces ha sido responsable de la transmisión de rumores o informes plantados.” Los historiadores han supuesto que la inteligencia humana sólo desempeñó un papel menor en la guerra, y que la inteligencia de señales, la interceptación y el descifrado de mensajes radiales, fue el factor determinante. La investigación del Dr. Winter demuestra no sólo que en Gran Bretaña había agentes de gran nivel infiltrados en el alto mando alemán, sino que suministraron inteligencia crucial.

Inevitablemente, el descubrimiento plantea nuevas preguntas.

¿Quiénes eran Knopf y sus informantes? ¿Cuánta de la inteligencia se pasó a los aliados de Gran Bretaña en Moscú y Washington, y cómo afectó a la planificación estratégica? Por encima de todo, ¿qué pasó con Knopf y sus co-conspiradores?

Escribe el doctor Winter en su tesis “Puede que los historiadores nunca sepan la verdadera identidad de Knopf/agentes secretos No.594, ni por qué arriesgaron sus vidas para espiar para los aliados”.. A menos que el MI6 decida desclasificar sus archivos de tiempo de guerra, el agente Knopf, el héroe espía de la Segunda Guerra Mundial, permanecerá sin nombre.

Fuente:
Uncovered documents reveal spy who fed information on Hitler’s secrets


Artículo anterior:

Siguiente artículo: