Afganistán en la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 31 Enero, 2007

en Otros temas

La situación geográfica de Afganistán, a medio camino entre la India, Irán y Asia central fue siempre motivo de ambiciones entre los pueblos conquistadores. Pero lo que preservó siempre la integridad de su territorio fueron sus inhóspitas montañas que sirvieron de albergue a innumerables tribus de diversas etnias.

Cuando el Islam conquistó Afganistán en el siglo VII se fundaron varias dinastías que se diseminaron hacia el sur. El reino Durrani dio el nombre a Afganistán por lo que es frecuente escucharlo entre los afganos. Pero el reino de los Durrani terminó a comienzos del siglo XIX cuando emergió Dost Muhammad como emir en 1826. Para entonces Rusia y Gran Bretaña se disputaban los derechos sobre la región y en el centro estaba Afganistán cual codiciada presa.

Los británicos querían reemplazar al emir con alguien subordinado a las decisiones de Londres y eso dio como consecuencia la Primera Guerra Afgano-Británica. Dost Muhammad fue depuesto por una revuelta concertada por los británicos, pero una nueva rebelión lo restauró en el poder. Pese a ello Dost Muhammad firmó una alianza con los británicos.

Después los rusos ocuparon territorios en el norte de Afganistán y los británicos protestaron ante el nuevo emir Sher Ali, hijo del depuesto Dost Muhammad. Comenzó así la Segunda Guerra Afgano-Británica. Sher Alí murió en 1879 y fue sucedido por Yakub Khan que cedió ante las presiones británicas. Sin embargo, al ser asesinado el enviado especial de Su Graciosa Majestad, los británicos ocuparon Kabul, destronaron al emir y pusieron en el trono a Abd ar-Rahman Khan. Como si eso no fuera suficiente y sin consultar con los interesados, los rusos y los británicos llegaron a un acuerdo para fijar las fronteras de Afganistán, acordando que la política exterior de ese país sería controlada desde Londres a cambio del reconocimiento de los nuevos límites con Rusia. Pero tampoco eso fue suficiente, los británicos escindieron la región de los Pathans del territorio afgano cediéndolo al Virreinato de la India. El emir Abd ar-Rahman Khan murió en 1907 y lo sucedió su hijo Habibullah.

Durante la Primera Guerra Mundial Habibullah se mantuvo neutral pese a las presiones de los británicos, pero en extrañas circunstancias fue asesinado en 1919. Lo sucedió Amanullah que se puso firme ante las pretensiones británicas y comenzó la Tercera Guerra Afgano-Británica. Los afganos lograron que los ingleses se vieran obligados a aceptar la paz y reconocer la independencia de Afganistán en las decisiones relacionadas con su política exterior. El acuerdo fue sellado mediante el Tratado de Rawalpindi.

Pero a finales del los años 20, nuevas presiones se hicieron presentes en la región, por un lado la nueva Unión Soviética se enfrentaba con sus pretensiones al colonialismo británico y en el centro una vez más los afganos luchaban por su soberanía y reclamaban sus territorios cedidos a la India.

En 1933 la subida de Hitler al poder, puso a un nuevo jugador en el tablero. Los afganos se acercaron a los alemanes para protegerse de rusos y británicos, esperando que con la ayuda de Berlín pudieran recuperar su total independencia y los territorios unilateralmente cedidos a la India. Todo dependía de las decisiones que tomara Hitler…

Afganistán en la Segunda Guerra Mundial


Artículo anterior:

Siguiente artículo: