A regañadientes los alemanes aceptan Memorial a los Bombardeos

por Admin el 26 Junio, 2012

en Otros temas

Un Monumento Memorial a los aviadores muertos volando misiones de bombardeo contra Alemania en la II Guerra Mundial será inaugurado en Londres el jueves. El proyecto ha sido criticado en Alemania, donde muchos consideran los devastadores ataques como criminales. Pero a regañadientes, aceptan el derecho de Gran Bretaña a honrar a sus muertos.

bomber-command-memorial

La inauguración prevista en Londres del memorial a los 55.573 aviadores del Comando de Bombarderos de la Real Fuerza Aérea, muertos en la II Guerra Mundial ha suscitado silenciosas críticas en Alemania, donde muchos consideran que los ataques aéreos Aliados que destruyeron ciudades enteras y mataron a más de 500.000 civiles, fueron injustificados y criminales.

Helma Orosz, alcaldesa de Dresde, ciudad que fue devastada por ataques aliados en febrero de 1945, criticó los planes para erigir el monumento, proyecto que primero se hizo público en el 2010 y al respecto le habló al alcalde de Londres Boris Johnson.

"El planificado monumento provocó el asombro en Dresde y fue juzgado críticamente por nosotros en términos diplomáticos", le dijo a Der Spiegel. "Me alegra que este intercambio de opiniones lograra que el monumento incluya una placa conmemorativa a las víctimas civiles de las bombardeos. Las objeciones que mucha gente hizo en Alemania a un monumento de tal naturaleza han sido tomadas en serio y esto me complace mucho. Es un gesto más de reconciliación entre Gran Bretaña y Alemania".

El memorial de 73 metros de ancho, un alto pabellón rodeado de columnas, será inaugurado en una ceremonia en Green Park cerca de Buckingham Palace a mediodía del día 28 de junio. La reina Isabel develará una escultura de bronce de nueve pies de alto dentro del pabellón que muestra a siete tripulantes del Comando de Bombarderos.

Se espera que miles de veteranos del Comando de Bombarderos, viudas y familias asistan a la ceremonia y desfile que incluye el vuelo del último bombardero Lancaster de la RAF, que dejará caer Amapolas rojas sobre el parque como símbolo del recuerdo.

Reconocimiento tardío

La ceremonia culmina una campaña de décadas hecha por veteranos del Comando de Bombarderos para obtener reconocimiento por sus pérdidas y por la contribución que hicieron para ganar la guerra. El número de víctimas civiles en los ataques hizo que Gran Bretaña estuviera reacia a honrarlos públicamente. Los aviadores no fueron reconocidos con condecoraciones o monumentos y Winston Churchill no los mencionó en su discurso sobre la Victoria.

Los bombardeos fueron una respuesta a los ataques alemanes a ciudades británicas y fueron intensificados masivamente en el verano de 1944 tras el desembarco de Normandía. Su objetivo era destruir la maquinaria militar de Alemania y aplastar la moral pública.

Muchos alemanes creen que Dresde, donde más de 25.000 personas murieron sólo en el ataque del 13 de febrero, que ocasionó una tormenta de fuego, simboliza la crueldad y el sin sentido de una campaña de bombardeo que fracasó en su intento de quebrar el espíritu o poner a la industria alemana de rodillas.

El impacto militar de los ataques aéreos ha sido objeto de décadas de controversia.

‘Despierta recuerdos tristes’

"Todo el mundo entiende que tal memorial por supuesto despierta recuerdos muy tristes en una ciudad como Dresde," dijo Holger Zastrow, Presidente del grupo parlamentario del partido democrático libre en el Ayuntamiento de Dresde y Vicepresidente del Partido Nacional.

"Con la reconstrucción de la Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora) en Dresde, que fue apoyada por muchas donaciones británicas, en la ciudad creamos un fuerte símbolo de paz, perdón y reconciliación. Para mí ese es exactamente el mensaje correcto en el momento actual".

Zastrow ha descrito el monumento de Londres como un golpe "de mal gusto" a los sentimientos del pueblo de Dresde.

Ursula Elsner, quien sobrevivió al ataque, había dicho en el 2010 que los habitantes de Dresde estaban consternados con el proyecto. El lunes ella se negó a hacer comentarios.

Los Neonazis regularmente convergen en Dresde cada aniversario del ataque en un intento de boicotear las ceremonias. Se refieren a ellas como un "Bombardeo Holocausto" –un término que pretende minimizar la culpabilidad de Alemania equiparando la campaña de bombardeo con el asesinato de 6 millones de judíos. Este año, los extremistas fueron en buena medida superados en número por unas 13.000 personas que asistieron el evento de una manera pacífica y apolítica.

‘Ha llegado un gran alivio’

El veterano Dennis Wiltshire, de 93 años, que sirvió en el Comando de Bombarderos entre 1939 a 1945, dijo en una declaración publicada en el sitio Web del memorial: "los 55.573 tripulantes del Comando de Bombarderos han estado siempre en mi mente. En verdad, a esta edad, nunca esperé ver que este monumento se estuviera construyendo, por lo que es un alivio que sea realidad tras casi 70 años de espera.

"Los compañeros siguen desaparecidos pero esto significa que las familias tienen un lugar donde ir para presentarles sus respetos y esperemos que le dará a los jóvenes un mejor entendimiento sobre el Comando de Bombarderos y el sacrificio que ellos hicieron".

La campaña para el memorial fue liderada por el cantante Robin Gibb, de los Bee Gees, quien murió de cáncer a la edad de 62 años en mayo.

‘El Comando de Bombarderos hizo una contribución decisiva’

El profesor Rolf-Dieter Müller, un historiador militar alemán, quien encabezó una Comisión que investiga el número de las víctimas civiles en Dresde, dijo: "Los alemanes tienen una contradictoria y difícil relación con la campaña de bombardeos porque las pérdidas civiles fueron enormes y se tiene la impresión de que el Comando de Bombarderos no pretendía simplemente quebrar la maquinaria de guerra de Hitler sino aterrorizar a la población civil y aplastarla moralmente".

"Pero el Comando de Bombarderos hizo una contribución decisiva a la victoria de los aliados sobre Alemania", dijo Müller a Der Spiegel. "Sin los ataques aéreos Aliados, Hitler habría sido capaz de hacer la guerra más larga y más terrible, posiblemente con el uso de gas venenoso y aun de armas nucleares. En mi opinión, el bombardeo no sólo fue legítimo sino incluso una medida necesaria para ayudar a poner fin a la guerra".

"¿Se justifica en la guerra el factor de pérdidas civiles y daños colaterales? Hoy juzgamos con estándares diferentes a los usados en la década de 1940. Uno pasa por alto el hecho de que las tripulaciones de los bombarderos sufrieron inmensas pérdidas, no era un paseo para la RAF o la aviación de Estados Unidos. Alemania debe respetar el hecho de que los británicos consideran necesario honrar a las tripulaciones de los bombarderos con un memorial".

Der Spiegel: Germans Grudgingly Accept Bomber Memorial

Exordio: Los Bombardeos
Exordio: Bombardeo de Dresde
Exordio: Orden de Operaciones No 173 del Comando de Bombardeo (RAF)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: