50 mil personas conmemoran aniversario de bombardeo de Hiroshima

por Admin el 6 Agosto, 2012

en Otros temas

Una bandada de palomas sobrevuela el cenotafio dedicado a las víctimas de los bombardeos atómicos en el Parque Memorial de la Paz en Hiroshima, durante una ceremonia conmemorativa del 67º aniversario de los bombardeos de Hiroshima, hoy lunes por la mañana.

museo-memorial-de-la-paz

HIROSHIMA – Decenas de miles de personas asistieron a la conmemoración del 67º aniversario de la bomba atómica de Hiroshima el lunes, como una marea humana de sentimiento antinuclear en Japón después de la tragedia de Fukushima.

Ancianos sobrevivientes, familiares, funcionarios de Gobierno y delegados extranjeros asistieron la ceremonia anual en el Parque Memorial de la Paz en Hiroshima conmemorando el  bombardeo de la ciudad japonesa por la aviación de EE.UU. hace casi siete décadas.

Un bombardero estadounidense B-29 llamado Enola Gay lanzó una bomba atómica el 06 de agosto de 1945, convirtiendo la ciudad en un infierno nuclear y matando a un estimado de 140.000 personas en el capítulo final de la II Guerra Mundial.

A las 8:15, momento de la detonación, el tañido de una campana señaló un minuto de silencio. Los peatones se detuvieron inclinándose ligeramente y uniendo sus manos en oración bajo el abrasador sol del verano.

"Hoy, en esta ciudad, permítanme proclamar una vez más: nunca más debe haber otro ataque nuclear — nunca," dijo Angela Kane, alto representante de la ONU para asuntos de desarme, leyendo un mensaje del Secretario General Ban Ki-moon.

"Esas armas no tienen cabida legítima en nuestro mundo. Su eliminación es tanto un derecho moral como una necesidad práctica para proteger a la humanidad."

Unas 50.000 personas asistieron a la ceremonia oficial, mientras que miles de personas se unieron a las manifestaciones, marchas, foros y conciertos realizados por toda la ciudad, centro de concertación desde hace mucho tiempo del movimiento global contra las armas nucleares.

Entre los asistentes estaba Clifton Truman Daniel, nieto del ex Presidente de Estados Unidos Harry Truman, quien ordenó el bombardeo de Hiroshima y la ciudad puerto de Nagasaki, tres días después.

Las potencias aliadas durante mucho tiempo han argumentado que los bombardeos permitieron un rápido final de la guerra al acelerar la rendición de Japón, evitando millones de muertos en una invasión terrestre prevista para finales de 1945.

Daniel es el primer familiar de Truman que asiste al evento de aniversario en Japón.

Alrededor de 700 personas, incluyendo los sobrevivientes de la bomba atómica y los evacuados de la zona de Fukushima también efectuaron una manifestación antinuclear, el último de una serie de protestas provocadas por la crisis Atómica del año pasado.

Un tsunami causado por el terremoto dejó unos 19.000 muertos o desaparecidos e hizo colapsar la refrigeración en la planta de Fukushima Daiichi, causando la falla nuclear que extendió la radiación sobre un área muy grande y obligando a miles a abandonar sus hogares.

El generalmente tranquilo Japón ha presenciado una serie de protestas antinucleares desde que en junio el primer ministro Yoshihiko Noda ordenó el arranque de dos reactores.

Muchos sobrevivientes de la bomba atómica, conocidos como "hibakusha", se oponen a uso militar y civil de la energía nuclear, apuntando a las decenas de miles de personas que murieron instantáneamente en la explosión de Hiroshima y los muchos más, que más tarde murieron de cáncer y enfermedades por radiación vinculada al ataque.

"Queremos trabajar juntos con las personas de Fukushima y unir nuestras voces pidiendo no más víctimas nucleares," dijo Toshiyuki Mimaki, de 70 años, un superviviente de la bomba atómica.

Kumiko Okamoto, 38 años madre de dos niños, que huyeron a Hiroshima desde el desastre del norte de Japón, dijo: "No hay ninguna diferencia entre bombas atómicas y los accidentes nucleares".

Noda ha defendido el reinició de las plantas nucleares, citando la inminente escasez de energía después que Japón apagó sus 50 reactores nucleares — que una vez proporcionara al país, pobre en recursos energéticos, con una tercera parte de su energía, a raíz de la crisis de Fukushima.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, instó al Gobierno "establecer sin ninguna demora una política energética que proteja la vida y la seguridad de las personas".

Pero Noda, quien también asistió al evento, sólo dijo: "estableceremos una mezcla energética con la cual la gente pueda sentirse segura en el largo y mediano plazo, basada en nuestra política de que no dependeremos de la energía nuclear."

Los manifestantes marcharon alrededor de la sede de Chugoku Electric Power, una empresa regional que tiene reactores propios, coreando: "Noda debería renunciar. Nos oponemos a la energía nuclear."

Se teme que pasarán décadas antes de que el área alrededor de Fukushima sea considerada segura para la vida humana.

Pero Tamotsu Baba, el alcalde de Namie, una comunidad dentro de una zona que no tiene acceso cerca de la planta, dijo a los periodistas antes de la ceremonia: "He renovado mi determinación para reconstruir nuestro pueblo como lo hizo Hiroshima."

Japan Today: 50,000 mark 67th anniversary of Hiroshima atomic bombing


Artículo anterior:

Siguiente artículo: