5 de julio de 1943: Derrota en Kursk – El ocaso de los Panzers

por Admin el 13 Julio, 2011

en Otros temas

1943: Comienza la Batalla de Kursk. Esta batalla es el enfrentamiento de tanques más grande de la historia. En términos puramente militares, es la batalla decisiva de la guerra europea. Después de Kursk, era segura la derrota de Alemania.

Bild 101III-Zschaeckel-206-35

Después de su catastrófica derrota en Stalingrado cinco meses antes, los alemanes carecían de  fuerzas de ataque a lo largo de todo el frente oriental. El alto mando optó por centrarse en una saliente cerca de Kursk, en Rusia, cerca de Ucrania. Era la oportunidad para rodear y destruir una docena de ejércitos soviéticos. Tras la eliminación de ese bolsón, los alemanes planearon incursionar hacia el norte a Moscú.

La operación, de la que ni siquiera Hitler expresó sus dudas, recibió el nombre código de Zitadelle, o Ciudadela.

Los alemanes prepararon para este ataque a cerca de un millón de hombres, 2700 tanques y 2000 aviones. Se enfrentaron a una fuerza soviética de 1,3 millones de hombres, apoyados por 3.600 tanques, 2400 aviones y más de 20.000 piezas de artillería.

La batalla que se desarrolló alrededor de Kursk, fue el apogeo de la guerra de tanques. Los soviéticos estaban equipados con los probablemente más eficaces tanques de la guerra, el T-34, que ya le habían dado a los alemanes una desagradable sorpresa a principios de la campaña del Este.

Los alemanes también poseían algunos excelentes Panzers – al menos en teoría – en particular el Panther, que había sido diseñado específicamente para enfrentar al T-34.  El Tigre, tanque  pesado que también luchó en Kursk, aunque la mayor parte de los blindados alemanes se componían de reacondicionados Panzer III y Panzer IV.

La batalla decisiva se libró en Prokhorovka el 12 de julio, con los tanques alemanes y soviéticos disparándose a quema ropa. A pesar de que los soviéticos sufrieron pérdidas considerables, la fuerza alemana en general fue decayendo rápidamente.

Con la invasión aliada de Sicilia, el 11 de julio, y una nueva ofensiva soviética en el norte, el 13 de julio Hitler canceló Zitadelle.

Kursk fue el lugar donde la iniciativa operacional en el frente oriental pasó a manos del Ejército Rojo. No siendo capaz de dictar el curso de la guerra, a un enemigo que cada vez era más fuerte, y con sus propias fuerzas menguadas al ser desviadas para afrontar las amenazas en otros frentes, el destino de Alemania quedó sellada.

Foto: Soldados con un Tiger I de la SS Panzergrenadier-División-Das Reich avanzan a través al sur del frente de Voronezh en la batalla de Kursk. (Archivos Federales de Alemania)

Wired: July 5, 1943: Defeat at Kursk Heralds Twilight of the Panzers

Exordio: Operación Zitadelle: Batalla de Kursk


Artículo anterior:

Siguiente artículo: