05-05-1945: Bomba Globo japonesa mató a 6 en Oregon

por Admin el 5 Junio, 2010

en Otros temas

bomba en globo japonesa Meses antes que la bomba atómica destruyera Hiroshima, los Estados Unidos y Japón estaban engarzados en las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos volteó la partida e invadió las islas periféricas de Japón tres años después del bombardeo japonés a la base naval de EE.UU. en Pearl Harbor.

Eso probablemente le parecía un mundo de distancia a una maestra de escuela en un paseo dominical, con su esposo un pastor protestante y cinco estudiantes de 13 y 14 años, cerca de Klamath Falls en Oregon. El Reverendo Archie Mitchell estaba conduciendo al grupo a lo largo de un camino de montaña para realizar un picnic en la tarde del sábado, según el Mail Tribune, un periódico del sur de Oregon.

La maestra Elyse Mitchell, quien estaba embarazada, no se sentía bien. Su esposo hizo un alto en el camino y se puso a conversar con unos obreros de construcción sobre las condiciones de la pesca en la región, mientras ella y los estudiantes se alejaron momentáneamente.

La esposa y los niños se encontraban a unos cien metros del automóvil cuando ella le gritó: "¡Mira lo que encontré, querido", informó el Mail Tribune.

Uno de los trabajadores de la cuadrilla de caminos, Richard Barnhouse, dijo más tarde: "Hubo una explosión terrible. Las ramas saltaron por el aire, comenzaron a caer astillas de pino, ramas secas, polvo, y trozos de troncos secos volaban por los aires."

El ministro y la cuadrilla de construcción corrieron a la escena. Jay Gifford, Edward Engen, Sherman Shoemaker, Dick Patzke y la maestra estaban muertos, con sus cuerpos esparcidos alrededor de un gran agujero en la tierra. El vestido de la maestra estaba en llamas.  Joan, hermana de Dick Patzke resultó gravemente herida y murió minutos más tarde, dijo el Mail Tribune.

Los seis fueron víctimas de los llamados Fu-Go o la campaña de globos incendiarios. Llevados hacia lo alto por 19.000 pies cúbicos de hidrógeno y empujados hacia el este por las corrientes de aire, los globos fueron diseñados para viajar a través del Pacífico al territorio estadounidense, donde caerían los artefactos incendiarios o explosivos antipersonal.

Hechos de seda o de papel engomado, cada globo tenía cerca de 33 pies de diámetro. Un barómetro accionaba válvulas para liberar hidrógeno si ganaba mucha altura o soltaba sacos de arena si volaba demasiado bajo.

En total, los japoneses liberaron unos 9.000 globos de fuego. Al menos 342 llegaron a los Estados Unidos. Algunos quedaron a la deriva hasta aterrizar en Nebraska. Otros pudieron ser derribados.

Algunos causaron daños menores cuando aterrizaron, pero sin causar ningún herido. Uno cayó en una línea de alta tensión y dejó temporalmente a oscuras la planta de desarrollo de la bomba atómica en Hanford, Washington.

Pero las bajas causadas que se conocen ocasionadas por los 9.000 globos – y las muertes en combate por cualquier causa ocurridas en el territorio continental de EE.UU. – fueron los cinco niños y la maestra de escuela en un picnic dominical.

Bombas japonesas de aviación


Artículo anterior:

Siguiente artículo: