Manual de espionaje, revela trucos incluyendo explosivos ocultos en ratones y radios en fardos de leña

por Admin el 15 Octubre, 2014

en Operaciones

Libro revela ingenioso equipo y armamento ofrecido a los espías británicos.  Los miembros del SOE emitieron el manual en 1944-1945. Hay consejos de expertos en disfraces incluyendo un rociador para broncear.  También contaban con un cirujano plástico para aquellos que necesitan cambios permanentes. El manual de artilugios al estilo James Bond se publicará este mes.

Desde un cigarrillo de cianuro hasta un mortífero maletín, los dispositivos que Q le presenta a James Bond en cada una de las películas son cruciales para sus operaciones.  Pero según el manual de la vida real de los espías de la Segunda Guerra Mundial, dos agentes estuvieron usando aparatos y dispositivos dignos de las películas de James Bond.

El "British Spy Manual" (Manual del espía británico) – leído y memorizado por agentes en 1944 y 1945 – revela los secretos de las ratas con explosivos, microfilm codificados y botellas explosivas de Chianti que se utilizaron para derrotar al enemigo.

Los miembros del Special Operations Executive (SOE) podrían elegir explosivos ocultos en fruta, botellas de vino, carbón, bolsos de mano y hasta ratas, según The Sunday Times.

Los disfraces también fueron usados extensamente e incluyen maquillaje, ropa personalizada para las mujeres estudiadas con exactitud en los periódicos y un aerosol tan avanzado para su época que ‘rociado a través de una boquilla de cristal producía un bronceado que duraría aproximadamente tres días en los climas del lejano Oriente.

En la sección de ‘eliminación permanente’ el manual también se jacta de cómo remover tatuajes y sofisticados trabajos dentales estaban disponibles para los agentes del SOE y que "un eminente cirujano plástico y su personal estaban a nuestra disposición".

Collares, prendedores, botones y tacones podían ser adaptados para transportar los códigos o microfilm, y equipos de radio estaban escondido en paquetes de leña, gramófonos y relojes alemanes.

En la introducción del manual del espía británico, publicado a finales de este mes, Sinclair McKay escribe: ‘de las películas de Bond las visitas al laboratorio de dispositivos secretos siempre fue un momento de gran distracción.

"Sin embargo, en el mundo real del SOE, los ingeniosos artilugios eran muy en serio. ‘No eran juguetes, sino absolutamente serios medios de ayudar a asegurar la supervivencia’.

El SOE fue creado en 1940 por orden de Winston Churchill y mantenido en secreto fuera del alcance del Parlamento, y al final de la Segunda Guerra Mundial condujo a la destrucción del programa nuclear de Hitler y la captura de altos oficiales alemanes.

El equivalente en la vida real de Q, la cabeza del desarrollo ficticio en las películas de James Bond, fue Charles Bovill, quien también jugó un papel clave en la creación y empleo de Eureka y el equipo de radio S-Phone para las comunicaciones entre agentes de SOE y tropas del ejército en el terreno.

Daily Mail: WWII spies and their rat bombs: Spy manual memorised by agents reveals tricks including explosives hidden in rodents and radios hidden in bundles of kindling

Ver detalles en Amazon US

Ver detalles en Amazon UK


Artículo anterior:

Siguiente artículo: