La RAF deliberadamente sacrificó la vida de más de 100 presos franceses para proteger los planes del Día-D

por Admin el 19 Febrero, 2014

en Operaciones

La RAF deliberadamente sacrificó la vida de más de 100 hombres durante una incursión aérea de bajo nivel  diseñada para mantener en secreto los planes de los desembarcos del Día-D a los alemanes, afirma un nuevo libro sobre la verdad de la Operación Jericho.

La incursión de 1944 en una prisión en Amiens en Francia, que tuvo lugar hoy hace 70 años, ha pasado a la historia como un ataque audaz que liberó a 258 prisioneros.

La Oficina de Guerra siempre ha mantenido que las fuerzas aliadas recibieron inteligencia que cientos de prisioneros de la resistencia estaban a punto de ser ejecutados por los alemanes.

Pero el autor Simon Parry autor y el historiador Dr. Jean-Pierre Ducellier han publicado una versión alternativa sobre los hechos, que los 102 hombres que perdieron la vida fueron daños colaterales de una misión para ocultar la verdadera ubicación de la inminente invasión aliada a Europa.

Aunque el ataque a increíblemente baja altura hecho por los bombarderos Mosquito de la RAF liberaron a 258 prisioneros franceses, otros 102 murieron durante el ataque.

El señor Parry y el Dr Ducellier han pasado años investigando la incursión y ahora han publicado un libro que, dicen ellos, explica la verdadera razón detrás del ataque de alto riesgo.

En su libro "The Amiens Raid – Secrets Revealed", ambos señalan que las víctimas fueron daños colaterales para el plan más grande de engañar a los alemanes sobre la ubicación de la inminente invasión aliada de Europa.

La Operación Fortitude fue un engaño masivo de los británicos para hacerle creer a los alemanes que el lugar elegido para los desembarcos fue Calais en lugar de Normandía, dicen.

Amiens está cerca de Calais y la información falsa que los agentes dobles aliados filtraron a los alemanes fue que el verdadero motivo de la incursión era eliminar a un espía británico que sabía sobre los planes del desembarco, afirma el libro.

El historiador francés Dr. Ducellier se interesó en el ataque cuando sirvió como médico de muchos ex combatientes de la resistencia y los entrevistó sobre la incursión.

Le dijeron que el movimiento clandestino francés no hizo ninguna solicitud a los británicos para ayudar a liberar a los prisioneros y que muy pocos miembros de la resistencia estaban en esa prisión.

Su investigación encontró que los alemanes no tenían planes para ejecutar a nadie en esa prisión.

Simon Parry, escritor británico co-autor del libro, dijo: ‘Amiens fue una prisión común. Allí había sólo desde carteristas hasta ladrones comunes.’

"La razón del bombardeo de la RAF formaba parte del plan general de engaño para la Operación Fortitude… Si los alemanes hubieran bombardeado la cárcel de Wormwood Scrubs y matado a 100 presos los británicos se habrían preguntan por qué?’, agregó.

‘Era parte del plan para alimentar con información errónea a los alemanes en cuanto a dónde iban a ocurrir los desembarcos del Día-D… Amiens se encontraba en la zona donde los alemanes estaban convencidos iba a tener lugar el desembarco, cerca del Pas-de-Calais.’

‘Por supuesto los británicos no podían declarar que se habían preparado a sacrificar las vidas de 100 franceses, así que alimentaron esa idea de que estaban salvando las vidas de la resistencia francesa.’

En el libro el Dr. Ducellier escribe: ‘después que Amiens fue liberado un investigador de la RAF llegó para averiguar por qué fue solicitado el ataque y quién lo solicitó.

‘Él no tuvo éxito en las dos averiguaciones, pero estableció que ninguna ejecución en masa estaba planeada por parte de los alemanes… La historia de la ejecución fue revivida ocho meses después de la incursión y los historiadores lo han repetido desde entonces.

‘Ahora puede ser demostrado que no iba a haber ninguna ejecución en masa y que nadie solicitó la ayuda… La primera línea de mi investigación fue establecer la identidad de los 120 presos. En definitiva este parece ser un invento total…  De vez en cuando hubo ejecuciones en instituciones penales similares, pero no en Amiens.

"Ninguna de las organizaciones de la resistencia reivindicaron haber solicitado la incursión. La RAF no estaba en posición de llevar a cabo ataques bajo pedido, particularmente en una insignificante prisión civil.

‘Después que Amiens fue liberada comenzaron a escucharse dos historias; que la incursión había sido solicitada por la resistencia para liberar a un alto funcionario u ordenada desde Londres para eliminar a un agente británico."

En 1982, el comandante Andrew Manuel, jefe de inteligencia del General de Gaulle, dijo en una entrevista televisiva que le habían dicho que un miembro del servicio secreto británico que conocía la fecha exacta del desembarco se encontraba en la cárcel de Amiens. Pero él no sabía cuál era su nombre.

Pero el Dr. Ducellier argumenta: "es altamente improbable, dado el nivel de seguridad que rodeó la planificación para el Día-D, que cualquier persona con conocimientos altamente clasificados habría sido colocado en una posición donde él podría haber corrido el riesgo de ser capturado…  Además, no estaba decidida la fecha exacta del Día-D en el momento de la incursión a Amiens’

"Sin embargo, si los oficiales de inteligencia alemanes pudieran ser convencidos de que alguien en la cárcel contaba con ese conocimiento, le vendría muy bien a los objetivos de los británicos."

"La verdadera razón para la incursión fue de apoyo al intento de engañar a los servicios de inteligencia del Reich en la Francia ocupada.

"Era una parte clave del plan para persuadir a la inteligencia alemana que el área del Pas-de-Calais iba a ser el lugar de la invasión aliada".

El Vice-Mariscal del aire Basil Embry suponía haber dirigido la incursión de Amiens pero fue retirado en el último momento, posiblemente porque sabía demasiado sobre los planes para el Día-D.

En su lugar fue colocado el legendario piloto capitán Percy Pickard DSO DFC que dirigió al escuadrón de bombarderos ese mediodía del 18 de febrero de 1944.

Durante la incursión, su avión de dos plazas fue atacado por un caza Focke-Wulf 190 y fue derribado, matando a Pickard y a su copiloto el teniente John Broadley.

"The Amiens Raid – Secrets Revealed" ha sido publicado por Red Kite.

The Amiens Raid: Secrets Revealed – Adquiéralo en Amazon US

 The Amiens Raid: Secrets Revealed – Adquiéralo en Amazon UK

Daily Mail: RAF deliberately sacrificed the lives of more than 100 French prisoners in daring air-raid in order to protect D-DAY plans, new book claims


Artículo anterior:

Siguiente artículo: