La Operación Bagratión, fue el verdadero Día-D

por Admin el 21 Junio, 2014

en Operaciones

En medio de toda la reciente exageración alrededor del 70º aniversario de la invasión anglo-estadounidense-canadiense de Francia ocupada por el enemigo, en la Segunda Guerra Mundial, que afirma que (el Día-D) fue el "principio del fin" del ejército alemán, hemos perdido de vista un hecho importante y que ha sido pasado por alto: Comparado con el frente oriental, esa fue una mera distracción.

Operation-Bagration-eastern-front-1944

Hablando objetivamente, el Día-D real, el verdadero "principio del fin" de la Wehrmacht y de Alemania, fue la operación soviética Bagratión. Consideremos lo siguiente:

La Wehrmacht tenía 58 divisiones en el oeste, de las cuales sólo 11 fueron desplegadas contra los desembarcos del Día-D. Al mismo tiempo, sin embargo, los alemanes desplegaron 228 divisiones en el Este. Por lo tanto, los alemanes tenían casi cuatro veces más tropas frente a los soviéticos. Y tenían menos un veinteavo de ese número en Normandía. Eso es una indicación de donde estaban sus prioridades.

En ningún momento después del 06 de junio de 1944, el alto mando alemán contempló transferir fuerzas desde el este hacia el oeste para contrarrestar el desembarco de Normandía.

Los desembarcos iniciales se hicieron con aproximadamente 175.000 tropas aliadas contra unos 80.000 soldados de la Wehrmacht. Estas cifras fueron empequeñecidas por las fuerzas utilizadas en el Frente Oriental, donde la Operación Bagratión, que fue lanzada el 22 de junio de 1944, enfrentó a 2,4 millones de tropas rusas, apoyadas por 36.400 piezas de artillería, 5.200 tanques y 5.300 aviones, contra el Grupo de Ejército Centro de los alemanes, que contaban con 700.000 hombres, 900 tanques y 1.350 aviones.

Los soviéticos pretendían retomar Bielorusia y en el proceso, destruir al Grupo de Ejército Centro.

Después de un mes del lanzamiento, Bagratión tuvo éxito. En centellantes e implacables ataques, las fuerzas soviéticas aniquilaron 17 divisiones alemanas y redujeron a otros 50 a la mitad de su fuerza, que se tradujo en una pérdida neta alemana de 42 divisiones. El Grupo de Ejércitos Centro dejó de existir. Por otra parte, los soviéticos habían perforado un agujero de 400 kilómetros de ancho y 160 kilómetros de largo en el frente alemán. Para septiembre, estarían tocando a la puerta de la Varsovia ocupada por los alemanes.

Mientras tanto, los aliados occidentales, casados con las tácticas poco imaginativas de Montgomery, seguían atrapados en la playa de Normandía. Sólo el 26 de julio de 1944, sus intentos de sus intentos de romper las defensas dieron resultado, pero por el liderazgo de Patton — no por el de Montgomery.

La ruptura del frente alemán fue ayudada por el hecho de que Bagratión había forzado  la Wehrmacht a redesplegar 46 divisiones, incluyendo algunas de Francia, al frente oriental. Incluso entonces, el fracaso de los aliados occidentales para cerrar la bolsa de Falaise en agosto permitió que los alemanes pudieran escapar de la bolsa. El gigante soviético no cometió ningún error. En efecto, como lo demostró Bagratión, cuando los aliados occidentales llegaron a abrir su segundo frente, que Stalin había estado clamando desde 1941, el Ejército Rojo casi no lo necesitaba.

Los medios occidentales hasta el cansancio siguen demasiado sonando las trompetas por el Día-D como un gran acontecimiento histórico. Esto términos pueden ser aplicados con más propiedad a la Operación Bagratión y las anteriores batallas del Frente del Este, de Stalingrado y Kursk. Tomadas en conjunto, estas batallas rompieron la parte posterior de la Wehrmacht e hicieron posible la victoria final sobre los alemanes.

Mientras que yo sería el último en negar o menospreciar el sacrificio, heroísmo y la dedicación de los hombres valientes que arriesgaron todo en el desembarco en Normandía, el registro histórico objetivo muestra claramente que la derrota de Hitler se debió más a los esfuerzos privados de Iván que a los esfuerzos del Soldado Ryan.

En las palabras del eminente historiador militar Chris Bellamy: "Si comparamos la velocidad y la escala de los avances rusos en la Operación Bagratión con la larga batalla para romper la cabeza de puente de Normandía, que estaba ocurriendo al mismo tiempo, la performance de los rusos es claramente superior. Este hecho es innegable y merece un reconocimiento justo, a pesar de lo que podríamos pensar de lo que Vladimir Putin está haciendo en Crimea y Ucrania.

Me atrevo a proponer que ha llegado el momento de abolir la conmemoración del Día-D en favor de uno que conmemore conjuntamente el Día-D y la Operación Bagratión. Esto sería un reconocimiento apropiado a los enormes esfuerzos de todas las potencias aliadas para derrotar el flagelo del nazismo que entonces amenazaba a la humanidad hace siete décadas.

Chandar S. Sundaram es un historiador militar residente en Victoria, es escritor y educador.

Times Colonist: Comment: Operation Bagration was the real D-Day

Exordio: Operación Bagratión (antecedentes)
Exordio: Operación  Bragatión (ejecución)
Exordio: Operación Bragatión (Orden de Batalla)


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

roberto Diciembre 8, 2014 a las 12:27

La mayorua de las cosas que vemos en los medios son falsas. Solo cuando me informe mejor super el real desenvolvimiento de la segunda guerra mundial. Por eso es bueno investigar.

Los comentarios están cerrados.