Fotógrafo capta deterioro en naves japonesas hundidas en el ‘segundo Pearl Harbor’

por Admin el 20 Agosto, 2013

en Operaciones

CHUUK, Micronesia – Casi 70 años después de un ataque aéreo por sorpresa de Estados Unidos que hundió muchos buques de la Armada Imperial Japonesa en las islas Truk (hoy Chuuk), en lo que aquí llaman "el segundo Pearl Harbor," las naves y vehículos de combate cargados a bordo se están deteriorando rápidamente en el fondo del mar.

"Creo que el proceso de erosión sería relativamente lento bajo el mar, pero encuentro que la corrosión ha procedido rápidamente", dijo el fotógrafo submarino Kyu Furumi, quien visitó las islas el 10 de agosto.

Hoy, a unos siete kilómetros al sureste de la isla Weno, un antiguo mercante japonés llamado San Francisco Maru se encuentra en el fondo del mar, a 60 metros bajo la superficie. Un tanque del Ejército Imperial japonés puede verse en la cubierta de la nave de 120 metros de largo, cuyo desplazamiento era de 5.800 toneladas.

Furumi, que también fotografió el tanque hace tres años, dijo que parte del puente del San Francisco Maru que está detrás del tanque ha colapsado.

Temprano en la mañana del 17 de febrero de 1944, 100 aviones de combate de Estados Unidos realizaron un ataque sorpresa sobre las Islas Chuuk de los Estados Federados de Micronesia, llamada Islas Truk durante la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos siguió con los bombardeos aéreos al día siguiente.

Se calcula que hasta 80 naves fueron hundidas. Los bombardeos aéreos convirtieron las tiendas, escuelas, plantas y restaurantes japoneses en la Isla Tonoas en ruinas incineradas. Otros islotes también fueron devastados en los bombardeos.

"Es raro en el mundo que un número tan grande de buques fueran hundidos en un solo lugar," dijo Ikuhiko Hata, un experto en historia moderna.

"Los historiadores llaman al ataque aéreo ‘el segundo Pearl Harbor’", por el elemento de sorpresa y la escala total de devastación comparable al ataque por sorpresa a Pearl Harbor en 1941, agregó Hata.

 

Durante la guerra del Pacífico, la Flota Combinada de la Armada Imperial Japonesa "Rengo Kantai", tenía a los acorazados Yamato y Musashi con base en las islas de Chuuk. La región estratégicamente importante, era la conexión de Japón con el hemisferio sur y el Pacífico medio, y estaba protegida por un atolón y sirve como un excelente puerto de recarga.

Las islas Chuuk comprenden 300 islotes rodeados por un atolón con una circunferencia de 300 kilómetros, y 54.000 personas residen en sus 40 islotes. Algunos de los islotes todavía tienen nombres japoneses, además de los locales. Por ejemplo, las islas Weno y Tonoas también se llaman Harujima (la isla de la primavera) y Natsujima (la isla de verano), respectivamente.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las islas  del eterno verano moteadas por palmeras estaban bajo el mandato de Japón, y muchos japoneses vivían allí. Según el Ministerio de Salud Japonés, 5.900 japoneses murieron en los islotes durante la guerra.

El poeta (de poesía japonesa Haiku) Tota Kaneko, que fue a las islas como un contador del Ejército Imperial, mes y medio después del ataque aéreo de Estados Unidos en 1944, recordó, "Vi muchos barcos volcados mostrando sus vientres por todas partes en el mar oscuro después de la puesta del sol".

Hoy, Kaneko, de 93 años, agrega, "era un paisaje fantasmagórico. Restos de casi 100 aviones de combate Cero estaban destruidos en tierra."

En noviembre de 1946, más de un año después del final de la guerra, Kaneko regresó a Japón a bordo del último barco japonés que llevaba a japoneses de las islas de regreso a su país de origen.

Cuando Kaneko dejó los islotes, donde fue testigo de muchas muertes, erigió una lápida y compuso un poema Haiku.

"Al final de la hidrovía, dejo detrás de mí, una lápida bajo un cielo abrasador."

Más de 60 años después que Kaneko dejó las islas, Furumi la visitó por primera vez en el 2007.

Cuando el fotógrafo se sumergió en el océano para tomar fotos de buques hundidos, encontró restos de documentos en papel, cajas de almuerzo, platos y esqueletos humanos reposando dentro de algunas de las naves.

"Vidas en su tiempo, estaban tumbados en el fondo del mar tal como habían quedado", dijo Furumi. "Fue muy sorprendente para mí".

Durante sus repetidas visitas a los islotes, encontró los restos submarinos deteriorándose hasta el punto que había agujeros en algunos de los barcos hundidos y partes de los aviones habían colapsado. Eso hizo que Furumi pensara en conservar las imágenes del sitio para la posteridad.

"Antes de hablar sobre la guerra en público, quiero saber cómo fueron las batallas en las islas, como fueron en realidad," dijo Furumi.

Dijo que planea algún día compilar las fotos en un libro de fotos.

"Espero que la gente comprenda lo que son las guerras al ver las fotos", dijo Furumi.

Asahi Shimbun: Photographer sees deterioration in Japanese ships sunk in ‘second Pearl Harbor’

Exordio: Destrucción de Truk (17-2-1944)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: