En 1945, el Pentágono calculó que con 204 bombas atómicas podría destruir a la Unión Soviética

por Admin el 5 Octubre, 2014

en Operaciones

"Dios mío, ¿qué hemos hecho", dijo Robert Lewis, copiloto del Enola Gay, cuando la Superfortaleza estaba girando para regresar a su base el 06 de agosto de 1945, después de lanzar la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima.

atomic bomb nagasaki

La Segunda Guerra Mundial había terminado con la espeluznante evidencia de que la guerra atómica era una realidad. Pero tan sólo unas semanas después de su final, el Pentágono ya estaba configurando la hipótesis sobre lo que podría lograr una oleada de ataques nucleares.

Los planificadores de defensa estadounidense concluyeron con las siguientes estimaciones de "bombas necesarias para la destrucción de áreas estratégicas rusas" en septiembre de 1945:

1945 nuclear stockpile memorandum

La cantidad estimada de potencia de fuego necesaria para destruir cada blanco en la ciudad de destino era de una a seis bombas atómicas, dependiendo del tamaño del objetivo. Sesenta y seis ciudades se identificaron en total, y se determinó que tomaría 204 bombas atómicas para destruirlas.

El historiador y autor Paul Ham cita cifras similares en su libro "Hiroshima Nagasaki". Un estudio de la Fuerza Aérea encontró que las bombas "destruirían la mayoría de la población y la industria de Rusia — principalmente su capacidad para refinar petróleo y producir aviones y tanques."

Alex Wellerstein, quien tiene un blog sobre la historia de las armas nucleares, explicó algunos de los contextos de esta evaluación hecha en 1945. Él escribió que el Pentágono llegó a la conclusión de que eran en realidad más de 204 las bombas atómicas necesarias, por la sencilla razón de que muchas de las bombas enviadas en este escenario fallarían en destruir sus objetivos.

"Asumieron, según cifras de la Segunda Guerra Mundial, que un cierto número de los bombarderos serían derribados, tendrían problemas técnicos, errarían el blanco o simplemente lanzarían a ciegas," escribió Wellerstein. "Así que calcularon que de todas esas bombas sólo serían efectivas el 48% de todos modos, y por lo tanto que necesitarían más del doble del número total. Así que en vez de tres bombas por ciudad, asignaron seis."

En otras palabras, no es que 204 bombas atómicas fueron consideradas necesarias para acabar con la Unión Soviética. Estados Unidos necesitaban 204 explosiones atómicas.

A continuación hay un mapa contemporáneo de los objetivos previstos.

1945 map of russia atomic bomb targets

Estados Unidos probablemente no estaba planificando un ataque violento y sorpresivo, pues el estudio de 1945 parece más un plan de contingencia para el peor de los casos, que un plan operativo. Pero la Guerra Fría estaba claramente ya puesta marcha apenas semanas después de que terminó la Segunda Guerra Mundial. La conclusión de que Estados Unidos y Rusia serían las principales potencias militares, llevaba a conducidos a desarrollar una mentalidad temerosa incluso en una época antes de que se supiera que la Unión Soviética tenía capacidad nuclear.

El jefe adjunto del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, Lauris Norstad, según el libro de Paul Ham, dijo que la salva de 204 bombas atómicas podría ser necesaria "para asegurar nuestra seguridad nacional".

Ver detalles en Amazon US
Ver detalles en Amazon UK

Business Insider: In 1945, The Pentagon Estimated That 204 Atomic Bombs Could Destroy The Soviet Union


Artículo anterior:

Siguiente artículo: