Argentina consideró invadir las Malvinas durante la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 14 Noviembre, 2013

en Operaciones

Hacia el 26 de septiembre de 1941, Alemania consolidaba el cerco en Stalingrado, Estados Unidos aún no había sufrido el ataque a Pearl Harbor y posterior declaración de guerra al Eje, mientras Gran Bretaña soportaba los bombardeos alemanes y en el mar perdía decenas de miles de embarques vitales.

Ese mismo día en Buenos Aires un oficial naval argentino, el capitán Ernesto Villanueva presentó una ponencia titulada “Cooperación entre Ejército y Marina. Ocupación de las islas Malvinas”, una operación detallada para recuperar militarmente el archipiélago del Atlántico Sur ocupado por los británicos.

Así se lee en un artículo publicado en el "Diario del Fin del Mundo" de Ushuaia, en la columna Memorias, acreditado a Bernardo Veksler y recordando los acontecimientos de septiembre de 1941: "Esto pasó en nuestra región: presentan un plan para la recuperación militar de las Malvinas"

El plan debió ser considerado en la Escuela de Guerra Naval evaluando el escenario internacional de la Segunda Guerra Mundial y los recursos que involucraba.

El Capitán Villanueva "pensó que Gran Bretaña estaba muy ocupada en otros lugares del mundo como para preocuparse por la suerte de unas pequeñas islas coloniales" (Juan B. Yofre; "Malvinas, la historia documentada").

El plan fue presentado en 34 páginas mecanografiadas y su misión era "restituir al país un archipiélago que le pertenece, cuya situación estratégica es de vital importancia para la defensa marítima de la nación".

Con este propósito, el plan era desembarcar en la Bahía de Uranie, en Berkley Sound y en la Bahía de Cox estableciendo "una base operativa en Puerto Luis, hasta que se pueda operar con seguridad en la bahía de Puerto Stanley (Puerto Argentino)".

El plan descartaba el uso de la aviación y consideraba: “Apoderarse de Puerto Stanley con tropas de desembarco del Ejército y la Marina, operando en forma sorpresiva con las primeras luces del día desde bahía Uranie, protegiendo el desembarco con los buques y aviación de la Escuadra, destruyendo las baterías de la defensa con fuerzas aeronavales operando desde Deseado…”

La fuerza de tarea estaría constituida por "un batallón de Infantería de Marina en pie de guerra (1.000 hombres), repartido" en dos acorazados, dos cruceros pesados, un crucero ligero, doce torpederos, un buque tanque y nueve rastreadores. En tanto, se sumarían otros 750 miembros del Ejército, que tendrían como misión central “la toma de Puerto Stanley”.

Puesto que sería una operación conjunta, la crítica estuvo a cargo del teniente coronel Benjamín Rattenbach y fue categórico: el ‘golpe’ en sí mismo no ofrecía muchas dificultades. Lo difícil sería lo que vendría después: mantener las islas contra un intento de reconquista por parte de los británicos".

Eso es lo que el Diario del Fin del Mundo publica en la columna Memorias.

Pero eso no fue todo, porque el propio Rattenbach, décadas más tarde y como un muy respetado Teniente General retirado fue comisionado junto con otros dos oficiales (de la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea) a llevar a cabo un informe completo sobre la Guerra de las Malvinas de 1982, que terminó en un desastre, cuando efectivamente fuerzas argentinas invadieron las Islas Malvinas en abril de ese año y fueron expulsadas 74 días después por una Fuerza de Tarea enviada por los británicos.

El grupo de trabajo que hizo el informe fue conocido oficialmente como la "Comisión para el análisis y evaluación de las responsabilidades estratégicas, políticas y militares en el conflicto del Atlántico Sur", más tarde conocido como el ‘Informe Rattenbach’, que fue hecho público hace un año.


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

cristian Noviembre 18, 2013 a las 14:10

ARGENTINA recupera las islas MALVINAS!!!

Los comentarios están cerrados.