Alemania espiará a Estados Unidos por primera vez desde 1945 después del escándalo del doble agente

por Admin el 18 Julio, 2014

en Operaciones

El gobierno de la canciller alemana Angela Merkel planea denunciar el acuerdo de no-espiarse, que Alemania ha mantenido con Gran Bretaña y Estados Unidos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, en respuesta al vergonzoso escándalo del servicio de inteligencia-alemán que han agriado profundamente las relaciones entre Berlín y Washington.

merkel

El cambio sin precedentes en la política de contraespionaje de Berlín fue anunciado por el Ministro del Interior de la señora Merkel, Thomas de Maizière. Dijo que Berlín quería "una vigilancia de 360 grados" de todas las operaciones de inteligencia (extranjera) en Alemania.

Los servicios de inteligencia de los aliados vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, han sido considerados hasta ahora como "amigables" con Alemania. Sus actividades diplomáticas y recopilación de información fueron exentos de vigilancia por el Bundesnachrichtendienst (BND) equivalente al MI-5 británico.

El señor de Maizière declaró a Bild que ahora no descarta la vigilancia permanente de las operaciones de inteligencia estadounidense, británica y francesa por el contraespionaje alemán. Sus declaraciones hicieron eco por Stephan Mayer, un vocero de seguridad nacional de la señora Merkel. "Debemos concentrarnos más efectivamente en nuestros supuestos aliados", dijo.

El plan es en respuesta al escándalo resultante del arresto de la semana pasada de un "agente doble" del BND, que pasó por lo menos dos años vendiendo documentos secretos de la inteligencia alemana a sus controladores de Estados Unidos a cambio de pagos en efectivo de €10.000 por cada documento.

La Canciller Merkel interrumpió la visita comercial que estaba haciendo a China el lunes para describir el escándalo como un "serio asunto en desarrollo". Agregó: "Es una clara contradicción de los principios de cooperación basados en la confianza". Los políticos alemanes se han sorprendido que los estadounidenses no sólo no denunciaron al agente doble, sino que lo reclutaron.

Varios diputados alemanes el lunes exigieron la expulsión de los agentes estadounidenses en Alemania que reclutaron al "agente doble". Hans Peter Uhl, un líder conservador, le dijo a Der Spiegel: "Es obvio que el oficial de inteligencia [de EE.UU.] responsable debe abandonar Alemania."

El agente doble informó que simplemente había enviado un correo electrónico a la Embajada de Estados Unidos en Berlín, preguntando si los funcionarios estaban interesados en la "cooperación". Posteriormente descargó al menos 300 documentos secretos en memorias USB que entregó a su controlador estadounidense en un lugar secreto en Austria.

Fue capturado por agentes del contraespionaje alemán, sólo después de que fue encontrado ofreciendo documentos similares del BND a la embajada rusa en Berlín. Los alemanes habían considerado "imposible" que uno de sus propios hombres de inteligencia pudiera estar trabajando como "agente doble" para los estadounidenses.

Las nuevas medidas del contraespionaje alemán casi ciertamente resultarán en la vigilancia mediante "puestos de escucha", tanto a la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) y a su equivalente británica GCHQ, que operan desde los techos de sus respectivas embajadas de Berlín.

Su existencia fue revelada al estallar el primer escándalo por espionaje que afecta las relaciones de Berlín con Washington desde el año pasado cuando el informante estadounidense Edward Snowden reveló evidencias de que la NSA espiaba las comunicaciones de los teléfonos de la señora Merkel.

Las operaciones de espionaje de Estados Unidos se llevan a cabo desde un puesto de escucha en el techo de la embajada estadounidense en Berlín, que está situado a sólo metros del distrito de gobierno. El GCHQ de Gran Bretaña  está operando un "puesto de escucha" casi idéntico desde la parte superior de la Embajada del Reino Unido en Wilhelmstrasse cerca de Berlín.

The Telegraph: Germany to spy on US for first time since 1945 after ‘double agent’ scandal


Artículo anterior:

Siguiente artículo: