Veterano estadounidense devuelve bandera de Batalla de Okinawa a Japón

por Admin el 2 Julio, 2013

en Biografías

OLYMPIA, WASHINGTON — La bandera de un padre regresa a Japón, más de 68 años después de que fue capturada en una cueva durante la sangrienta batalla de la Segunda Guerra Mundial por el control de Okinawa.

Durante todos estos años, la bandera de seda adornada con un sol naciente rojo e inscripciones en japonés estuvo en poder de Herb McDougall, un soldado estadounidense que luchó en la batalla de Okinawa. Él la capturó en una cueva donde las tropas estadounidenses se enfrentaron con tropas japonesas.

Ahora el veterano reside en un apartamento de vivienda asistida en Elma, al volver de la guerra McDougall guardó la bandera japonesa en un cajón de una cómoda y casi la olvidó. Fue encontrada recientemente por su nuera, Shannon McDougall.

Jennifer McDougall nieta de Herb McDougall, tomó clases de japonés en el colegio comunitario de South Puget Sound hace varios años con la instructora Aki Suzuki. Ella contactó a su antigua profesora para que la ayudara a traducir las inscripciones de la bandera.

Muchos soldados japoneses llevaron a las batallas banderas adornadas con frases de apoyo y buenos deseos de la familia y amigos, poemas y frases patrióticas. Como es tradicional, ninguna de las inscripciones en la bandera toca el sol naciente. Lo inusual es cuán relacionada estaba la bandera con la profesora Suzuki.

"Cuando vi la bandera, vi el nombre de mi ciudad (barrio de Senju de Tokio), el nombre del soldado (Touji Hoshi) y el nombre de la estación de policía, (comisaría de Senju)", dijo Suzuki de 39 años.

Contactó a la estación de policía en su ciudad natal, de donde salió en 1998 para viajar a los Estados Unidos para aprender Inglés. Al principio, los policías no estaban seguros de lo que ella estaba hablando. Pero uno de los empleados de la estación de policía, Nobuya Kogure, la escuchó con atención y le pidió que le enviara una foto de la bandera.

Dos semanas más tarde, la madre de Suzuki le envió un correo electrónico. Kogure había encontrado a la familia del soldado caído, incluyendo a su hijo, Tadataka Hoshi, que tenía sólo 2 años de edad cuando su padre fue llamado al servicio durante la guerra.

El 22 de mayo, Kogure y Hoshi se reunieron en casa de los padres de Suzuki y conversaron con Suzuki vía Skype.

"Decían gracias, gracias, gracias, con lágrimas en los ojos", dijo. "No necesitamos más palabras para expresarnos".

Resulta que Hoshi y su esposa son los únicos miembros cercanos supervivientes de la familia. El hijo no tenía ninguna pertenencia de su padre porque su casa fue incendiada durante la guerra. Sólo tiene fotos que le dio su abuela, que muestra a su padre antes de irse para la guerra a la edad de 21 ó 22 años.

Suzuki ya tenía planeado hacer un viaje para ver a sus padres en julio. Ella se comprometió a llevar la bandera a la casa.

"La bandera será lo único y lo último que tendrá de su padre", dijo Suzuki.

Se están realizando preparativos para el retorno de la bandera. Los padres de Jennifer McDougall han costeado el trabajo para tener la bandera preservada y enmarcada. Mientras la bandera era enmarcada en Beard’s Framing en Lacey, un cliente en la tienda ofreció pagar $3.000 por la bandera, dijo Jennifer McDougall. Se pueden imaginar la respuesta.

"Mi abuelo siempre quiso que la bandera fuera devuelta a la familia del soldado", dijo McDougall. "Desde que todo esto ha sucedido, él ha estado hablando y sonriendo como no lo hacía hace mucho tiempo."

El jueves, Suzuki viaja a Japón con su preciosa carga — y sus dos hijas. La ceremonia de la bandera se llevará a cabo en la estación de policía de Senju, donde, según Suzuki, el soldado trabajó antes de que él fuera enviado a la guerra.

Ella se ha contactado con medios japoneses y estadounidenses que quieran cubrir el evento.

Suzuki agradece a su ex alumna por darle una oportunidad de conectar a los Estados Unidos y Japón de esta manera tan inusual.

"Es fenomenal", dijo. "Olimpia y mi ciudad natal, mi antigua alumna y yo, el abuelo y el soldado — todas estas relaciones. Es un milagro".

Marine Corps: WWII vet returning Okinawa battle flag to Japan


Artículo anterior:

Siguiente artículo: