Unity Mitford la chica de la alta sociedad británica que conquistó el amor de Hitler

por Admin el 11 Octubre, 2016

en Biografías

Por Jane Warren – EXPRESS – Quizás el hecho más sorprendente acerca de Unity Mitford es que, si no fuera por ella, Adolf Hitler probablemente habría perdido la vida en noviembre de 1939, dos meses después del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Sucedió que él escapó de la muerte por sólo 13 minutos. La explosión en la Cervecería de Munich mató a ocho de sus simpatizantes pero Hitler había dejado el edificio cuando explotó la bomba que había sido cuidadosamente escondida en una columna por el carpintero Georg Elser.

¿Dónde estuvo? Al lado de la cama del hospital donde la joven intelectual inglesa, cuya presencia había hecho que la novia de Hitler, Eva Braun, se pusiera celosa haciendo que intentara suicidarse para obtener su atención.

Pero en la noche del 08 de noviembre de 1939, fue Unity Valkyrie Mitford, la cuarta de seis hermanas aristocráticas que fascinaron a la sociedad británica en la década de 1930 – quien había intentado quitarse la vida.

A sus 25 años de edad idolatraba a Hitler y cuando Inglaterra declaró la guerra a Alemania, su mundo se derrumbó.

Según una nueva biografía Publicada en Alemania esta semana bajo el título intrigante, "I Was Leafing Through Vogue When The Führer Spoke To Me" (Estaba hojeando Vogue cuando el Führer me habló, Mitford estaba tan consternada por el giro de los acontecimientos que ella se disparó en la cabeza en el Jardín Inglés en Munich.

Hitler, que era 25 años mayor que ella, inmediatamente dispuesto su tratamiento en el mejor hospital en Munich y fue allí adonde se dirigía cuando la bomba de Elser explotó en la cervecería de Munich donde el Führer y sus afiliados estaban manteniendo una reunión. Al estar en la cabecera de la cama de Mitford le salvó la vida.

Pero en ese momento de compasión millones estaban siendo condenados a muerte en los siguientes seis años que siguieron.

Cuando Hitler se enteró de su suerte al escapar de la muerte lo tomó como una señal de que la intervención divina le había deparado cosas mayores. El Papa Pío XII incluso le envió un telegrama felicitándolo por haber salido con vida del atentado.

En cuanto a Mitford, cuando el hospital no pudo hacer nada más por ella y una vez que estaba en condición estable, fue repatriada a Gran Bretaña donde nueve años después murió por sus heridas, en mayo de 1948.

Según el autor del libro, la escritora más vendida de ciencias políticas, Michaela Karl, Hitler nunca consiguió superar la pérdida de su amor aristocrático inglés, pues es claro que su relación era especialmente intenso.

Por su parte, la chica de la década de 1930 estuvo tan embelesado por el dictador que se dice que se encontraron no menos de 140 veces antes de la guerra, lo que puso a Eva Braun loca de celos.

Entonces, ¿cómo ocurrió que Unity llegara a términos tan í con Hitler? Según Karl, el vínculo entre ambos se forjó en el restaurante favorito de Hitler en Munich, el "Osteria Bavaria", el 09 de febrero de 1935.

Ella viajó a Munich con la esperanza expresa de conocer a Hitler, allí estaba ella ese día leyendo una revista cuando él llegó.

Ella le escribió a su hermana: "a las 15:00 terminé de comer cuando el Führer llegó vistiendo su gabardina y se sentó con otros dos hombres en su mesa. Yo estuve hojeando Vogue cuando 10 minutos después de su llegada el posadero se acercó y me dijo el líder ‘quiere hablar contigo’."

En ese momento se forjó un vínculo profundo y comprensivo. Los dos charlaron durante media hora y supieron enseguida que eran almas gemelas. Ella pudo haber sido una mujer con sobrepeso llena de caries en los  dientes pero él nunca se habría preocupado por su aspecto.

Según el escritor Giles Milton, autor de "When Hitler Took Cocaine": "Unity sabía que era más probable que ella atrapara al hombre de sus sueños habriendo su mente antes que haciendo alarde de su cuerpo".

Mitford escribió más adelante a su padre: "fue el más maravilloso y hermoso [día] de mi vida. ¡Estoy tan feliz que me importaría poco, morir. Supongo que soy la chica más afortunada del mundo. Para mí él es el hombre más grande de todos los tiempos."

Para molestia de Braun, comenzaron a verse más y más el uno al otro. "Ella es conocida como la Valkyrie [por su segundo nombre] y la mira, incluyendo sus piernas," escribió en su diario la molesta alemana, dos años mayor que Mitford.

Braun carecía del intelecto de Mitford y mientras ella estaba echando humo, Unity afanosamente estaba siendo presentada a los miembros del círculo íntimo de Hitler y aún habían publicado sus amigos antisemitas las diatribas racistas de Milford.

Cuando Hitler le ofreció un apartamento, Mitford creía que era sólo cuestión de tiempo antes de que desplazara a Braun en su afecto – ante el gran interés del MI5 que comenzó a seguir sus actividades.

El estallido de la guerra destrozó sus sueños. Ella tomó la pistola con cacha de nacar que Hitler le había regalado, la dirigió a su cabeza y apretó el gatillo.

Sin embargo Milton cree que puede haber habido otra razón en su intento de suicidio y el secreto de su llegada al Reino Unido más tarde: "hay rumores de que fue trasladada a un hospital privado de maternidad en Oxford. Fue ahí, en absoluto secreto, se dice que dio a luz al niño producto de su amor a Hitler".

Express: Unity Mitford: The British socialite who fell for Adolph Hitler


Artículo anterior:

Siguiente artículo: