Un robot ayuda a encontrar aviones desaparecidos durante la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 10 Noviembre, 2014

en Biografías

Durante 70 años, dos aviadores perdidos en un PBM Avenger que cayó en el archipiélago del Pacífico occidental de las islas Palau fueron catalogados como desaparecidos en acción.

udRobot

Pero gracias a años de investigación histórica por un grupo de voluntarios, un robot submarino de la Universidad de Delaware y otras tecnologías proporcionadas por el Instituto Scripps de Oceanografía, en marzo el avión Hellcat de la Marina, junto con su piloto, fueron ubicados en medio de cabezas de coral.

Los descubrimientos fueron dramáticos porque Mark Moline, director de la escuela de ciencias marinas y política de la Universidad de Delaware  y el colega de Scripps, Eric Terrill, habían estado trabajando en las Palau desde 2010 en un proyecto de investigación de la Oficina de Investigación Naval para desarrollar un modelo de los complejos movimientos de agua  en la cadena de islas.

Moline dijo que el tema es complicado porque hay muchas alturas y profundidades.

Después de dos años de investigaciones, se toparon con los voluntarios de BentProp, un grupo sin fines de lucro dedicado a encontrar y devolver restos de soldados de Estados Unidos de la Segunda Guerra Mundial que figuran como desaparecidos en acción. El grupo, liderado por Patrick Scanlon, ha estado revisando registros históricos en busca de aviones desaparecidos durante los últimos 20 años.

Mientras los científicos y los voluntarios de BentProp hablaban, descubrieron que sus herramientas de investigación de alta tecnología, junto con los registros históricos, archivos y entrevistas con personas que presenciaron los hechos en su época, podrían ser muy provechosas.

Scanlon dijo en un vídeo, que recientemente fue publicado en YouTube, que "su tecnología cambió todo".

Moline, dijo que los científicos podrían proporcionar robots submarinos y datos de instrumentos, para identificar los potenciales sitios a investigar.

Pensamos, "¿no sería genial combinar la tecnología con la investigación histórica?". Moline, dijo: "Estábamos haciendo las cosas científicamente".

Eso fue en 2012.

Durante la investigación de la siguiente temporada, cuando Moline iba a regresar de las Palau, recibió un paquete de su madre y su tía.

"Fue un libro de recuerdos de mi abuelo de la Segunda Guerra Mundial", dijo. "Eso fue una semana antes de que partiera de Palau".

En ese momento, la investigación se hizo personal para Moline.

Moline sabía que su abuelo, O. Karl Olander, fue un capellán de la Marina en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Pero una vez que recibió el álbum, supo que Olander estuvo a bordo del USS Princeton, uno de los portaaviones que atacó las Palau en marzo de 1944.

Su álbum incluía una historia sobre un piloto que se había sentado en primera fila durante las oraciones "hace dos días" y que había despegado de la cubierta de vuelo.

El aviador "nunca regresó," dijo Moline.

Cuando buscaba en la lista de "Perdidos en Acción" compilado por los historiadores de BentProp, el nombre del hombre estaba en la lista.

En ese momento, Moline dijo que se dio cuenta que, "esto es real".

Este año, Moline dijo que pasó mucho tiempo en los Archivos Nacionales haciendo investigaciones adicionales sobre aviones perdidos en la región de las Palau.

El Pacífico occidental fue una importante zona de combate durante la Segunda Guerra Mundial porque los japoneses querían utilizar las islas como una zona estratégica y punto de reabastecimiento de combustible en su batalla por el control del Pacífico. Las fuerzas aliadas tuvieron la misma idea. Decenas de aviones cayeron en las aguas cerca a las islas.

En la primavera de 2013, el equipo de Delaware y Scripps comenzó escaneando el fondo oceánico. Realizaron exploraciones en las áreas más prometedoras.

Usaron vehículos submarinos autónomos de la Universidad, que utilizan el sonar de barrido lateral, para tomar imágenes del fondo, incluyendo las crestas de arena, valles profundos y los corales.

No es un trabajo fácil, dijo Moline. Muchos aviones estrellados en el fondo se parecen mucho a los arrecifes de coral.

Se capturaron imágenes de un avión japonés Kawanishi pero sabía que no era uno de sus objetivos.

Moline, Terrill y el equipo de BentProp volvieron a sus listas de  pilotos y aviones desaparecidos y esta primavera fueron capaces de encontrar dos de los aviones que buscaban.

Usaron el robot submarino para cerrar el cerco en el Avenger, y unos días más tarde, usaron imágenes similares de sonar para encontrar al F6F Hellcat.

"Fue un momento muy emocionante, pero también un momento solemne porque es altamente probable que haya pilotos aún en los aviones," dijo Moline.

Con el descubrimiento de los dos aviones perdidos comienza el proceso de repatriación de los restos de los aviadores que estaban desaparecidos en acción. Los lugares de desastre ya han sido proporcionados a los militares de Estados Unidos. Los funcionarios federales revisarán los resultados para determinar si los restos pueden ser recuperados y devueltos a Estados Unidos.

"No hay que perturbar los naufragios,", dijo Hunter Brown, quien administra la flota de una media docena robots submarinos de la Universidad de Delaware.

Brown y Megan Cimino, un estudiante de postgrado de Oceanografía de la universidad, realizó muchas de las misiones AUV en las Palau y buscaron durante horas en las imágenes al final de largas jornadas de trabajo de campo.

"Pones tanto tiempo en hacer estas operaciones todos los días, que en realidad tienes que encontrar algo… fue realmente gratificante," dijo Cimino.

El próximo marzo, Moline y el equipo de investigación volverá a 12 áreas específicas de las Palau.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Oficina de Investigación Naval, dijo.

Mientras tanto, como prueba de que la historia y la ciencia pueden ir de la mano, Moline y Terrill descubrieron algo completamente inesperado cuando estaban buscando la aeronave perdida.

Buscaban restos en muchas de las lagunas de Palau.

"Cerca de la mitad de ellos están cubiertos con corales adaptados a vivir, con poca luz", dijo.

Esa es una característica que previamente era desconocida para los científicos, dijo.

Delaware OnLine: UD robot helps find missing WWII planes


Artículo anterior:

Siguiente artículo: