Un día como hoy, en 1945, Churchill sufre derrota electoral

por Admin el 26 Julio, 2013

en Biografías

El primer ministro conservador, que los analistas pronosticaban permanecería en su cargo, dimitió inmediatamente después de que sus rivales socialistas ganaran por aplastante mayoría con 159 escaños.

26 De julio de 1945: El popular líder de la guerra en Gran Bretaña, Sir Winston Churchill, sufrió una sorpresiva derrota en las elecciones generales realizadas en este día en 1945 tras la aplastante victoria de los Laboristas.

El primer ministro Conservador, sobre quien los analistas pronosticaban que permanecería en su puesto, dimitió inmediatamente después de la aplastante derrota en las elecciones.

Casi 12 millones de votantes, respaldaron al Partido Laborista, liderado por Clement Attlee, segundo en el cargo durante el gobierno del coalición del Primer Ministro Churchill.

Ellos prometieron una serie de reformas sociales, incluyendo el pleno empleo que el público quería después de la gran depresión y de los sacrificios hechos durante la Segunda Guerra Mundial.

Churchill perdió las elecciones generales a pesar de tener un 83% de aprobación en mayo de 1945. (PA)

El respaldo a los Laboristas – que era especialmente fuerte entre los 5 millones de militares temiendo el desempleo y la falta de vivienda – se impuso a pesar de la popularidad de Churchill.

Él tuvo un índice de aprobación personal de 83% tras la derrota de Alemania en mayo, cuando los Laboristas dejaron la coalición y provocaron las primeras elecciones generales en una década.

Sin embargo, su popularidad disminuyó durante la agria campaña y cayó de manera notable cuando dijo que un Estado saludable requeriría de una Gestapo, la policía secreta alemana.

A diferencia de los oficiales de las Fuerzas Armadas y los civiles, los soldados ordinarios en el frente, que siempre tuvieron poca simpatía por el Churchill fumador de puros que gustaba presentarse en uniforme, se ofendieron con la sugerencia.

British Pathé filmó algunas de esas tropas votando en Birmania, así como a Churchill en su último día como Primer Ministro y a un victorioso Attlee hablando a una multitud.

Los intentos de Churchill de hacer ver a los Laboristas como poco confiables y potencialmente siniestros, contrastaba con el récord del partido en capacidad doméstica durante la guerra.

Las contrastantes estrategias de las campañas de los líderes de los diferentes partidos durante la guerra también hicieron que los Conservadores perdieran votos.

Churchill se concentró exclusivamente en los combates, mientras que los Laboristas continuaron su ataque a los Tories por su fracaso en detener a Hitler antes de la guerra, rearmar a tiempo a Gran Bretaña y combatir el desempleo.

Los Laboristas también nacionalizaron una gran cantidad de industrias, incluyendo el carbón, acero, las utilidades públicas y los ferrocarriles, en un intento por impulsar el empleo.

Churchill volvió a dirigir al país otra vez después de que los Conservadores ganaron las elecciones en 1951, pero el panorama político ya había cambiado.

Entonces había un consenso sobre la posguerra, sobre la nacionalización y el estado del bienestar social, que no terminó hasta la conservadora Margaret Thatcher cuando se convirtió en primera ministra.

Sin embargo Churchill, a pesar de la derrota épica de su partido en 1945, conservó su condición de héroe.

Su funeral en 1965, al morir a los años 90 años de edad, fue visto por millones que – independientemente de por quien votaran – veneraron al hombre que llevó a Gran Bretaña a la victoria.

En una encuesta de 2002 fue nombrado el Más Grande Británico.

Yahoo News: On This Day: Churchill suffers election defeat

Exordio: Biografía de Sir Winston Churchill


Artículo anterior:

Siguiente artículo: