Taiwaneses convierten en dios a un valiente piloto japonés

por Admin el 18 Febrero, 2017

en Biografías

Un pequeño templo en un tranquilo vecindario de Tainan tiene un secreto inusual – un santuario dedicado a un derribado piloto japonés de la Segunda Guerra Mundial que se sacrificó para salvar a los residentes de la zona y desde entonces ha sido endiosado.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Taiwán fue un importante centro para las campañas militares japonesas en el Pacífico Sur, por lo que finalmente se convirtió en blanco de los bombardeos aliados a medida que intentaban apretar el lazo sobre los restos del Imperio de Japón. En la mañana del 12 de octubre de 1944, aviones de la 3ª Flota estadounidense comenzaron a bombardear la zona de Tainan, donde ahora se encuentra el templo porque estaba al lado de una importante instalación militar utilizada por los japoneses.

Sugiura Shigemine, un piloto de combate japonés de 20 años, voló su Modelo 32 Cero para enfrentar a los aviones caza estadounidenses en un esfuerzo por defender su base contra fuerzas enemigas. Durante el curso de la batalla, su avión fue alcanzado por el fuego aliado, y comenzó a caer en dirección a la pequeña ciudad costera. En lugar de saltar en paracaídas, decidió mantenerse en el avión para alejarlo del pueblo.

Muchos testigos hoy ancianos aún pueden recordar el momento en que él piloto guió su averiado avión hacia un campo cercano donde se estrelló, matándolo al instante, pero probablemente salvando muchas vidas de civiles en la ciudad. Tan intenso fue el impacto del choque, que su cuerpo sólo pudo ser identificado por sus botas. Sus restos fueron posteriormente recuperados por el ejército japonés y se le hizo monumentos en Taiwán y en su nativo Mito en Japón.

Veinte años después de que la guerra terminó y prácticamente todos los japoneses salieron de Taiwán, un joven con gorra blanca y uniforme naval empezó a aparecer en los sueños de los aldeanos locales, mientras que otros informaron haberlo visto en una granja cercana. Para encontrar una respuesta sobre la identidad de ese hombre, los aldeanos contactaron a un sacerdote del cercano Templo Chaohuang, quien determinó que era la aparición de un soldado que había muerto en la guerra.

Con su acto heroico todavía vivamente en sus mentes, los aldeanos llegaron a la conclusión que debía ser Shigemine y decidieron construir un pequeño santuario en su honor en 1971. Eventualmente se construyó un templo llamado Templo de Zhenan y se trasladó a su ubicación actual en 1993 a medida que se fue haciendo famoso.

Sugiura se convirtió en el santo patrón del pueblo y se le otorgó el título de General Tigre Volador  (飛虎 將). Cada mañana los fieles tocan el himno nacional japonés y encienden un cigarrillo delante de las tres pequeñas estatuillas hechas a su imagen porque los cigarrillos eran una de las pocas indulgencias que a los pilotos les permitían y ayudaban a calmar sus nervios antes de la batalla. Luego, por la noche, tocan la canción naval japonesa "Umi Yukaba" (If I Should Go to Sea).

Los fieles vienen a pedirle al dios para asegurar la paz, lograr altas calificaciones de exámenes de ingreso, ayudar a encontrar artículos perdidos, y proporcionar una guía de vida.

En los últimos años, el dios apareció en una visión al encargado del templo pidiéndo un anda para llevarlo fuera del templo en peregrinajes. En 2015, se recolectaron suficientes fondos para construir el anda (mikoshi) y en septiembre de 2016 fue llevado en una peregrinación a su ciudad natal de Mito, en Japón, donde se le hizo un desfile de homenaje y se erigió un monumento conmemorativo.

Taiwan News: WWII Japanese pilot is a god in Taiwan


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*