Son honrados pilotos de Doolittle y otros pilotos ases de EE.UU.

por Admin el 25 Mayo, 2014

en Biografías

El viernes, el Presidente Obama firmó leyes homenajeando a pilotos que son leyendas –los pilotos de "Doolittle" de la Segunda Guerra Mundial y los pilotos de todas las otras guerras que obtuvieron categoría de ases al haber derribado al menos cinco aviones enemigos.

Obama otorgó la Medalla de Oro del Congreso a los 80 voluntarios que formaron el grupo de Doolittle y a los más de 1.400 pilotos que desde la Primera Guerra Mundial hasta la guerra de Vietnam se convirtieron en ases.

La única Medalla de Oro para los pilotos dirigidos por el entonces Teniente Coronel James "Jimmy" Doolittle, se mostrará en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la Base aérea de Wright-Patterson.

La única medalla para los ases se mostrará en el Instituto Smithsoniano en Washington.

La Medalla de Oro del Congreso es considerada el más alto honor civil junto con la Medalla Presidencial de la Libertad. La condecoración reconoce una acción "que tiene un impacto en la historia y la cultura, susceptible de ser reconocida como un logro importante en el campo del destinatario".

El premio no se limita a los ciudadanos estadounidenses. Destinatarios anteriores han sido George Washington, Winston Churchill, La Madre Teresa de Calcuta y Neil Armstrong, el astronauta que fue el primero en pisar la luna.

Uno de los "grandes logros" de los pilotos de Doolittle fue despegar sus bombarderos bimotores medianos B-25 Mitchell de la cubierta del portaaviones USS Hornet el 18 de abril de 1942.

Fue la primera y única vez que bombarderos de la Fuerza Aérea del Ejército despegaron de un portaaviones en una misión de combate.

Ninguno de los pilotos, incluyendo a Doolittle, hubo alguna vez despegado un bombardero de un portaaviones, sólo habían practicado en Eglin Field, Florida, marcando en la pista los 142 metros de distancia para el despegue que  proporcionaba el "Hornet".

El plan para los 16 bombarderos, fue que cada uno llevara cuatro bombas de 500 libras, lanzar las bombas en Tokio y otros objetivos en la isla principal de Honshu y luego volar a China. Todas las tripulaciones de cinco hombres cada una llegaron a China, lanzándose en paracaídas o aterrizando de emergencia en China.

Cuatro de los tripulantes fueron muertos al aterrizar, tres fueron capturados y ejecutados por los japoneses, y uno murió en cautiverio.

Doolittle le dijo más tarde al grupo, que esperaba ser juzgado cuando regresaron a Estados Unidos por haber perdido todos los 16 aviones, pero en vez de eso se le concedió la que entonces se llamaba Medalla de Honor por el presidente Franklin D. Roosevelt el 19 de mayo de 1942.

Al declarar Doolittle dijo: "Con la aparente certeza de que lo obligarían a aterrizar en territorio enemigo o perecer en el mar, el Teniente Coronel Doolittle personalmente dirigió el escuadrón de bombarderos del ejército, tripulados por voluntarios, en una incursión altamente destructiva en el territorio japonés".

Los historiadores han concluido que el bombardeo causó daños insignificantes, pero la incursión en Tokio recuperó la moral de una nación que estaba todavía aturdida por los ataques a Pearl Harbor y la pérdida de las Filipinas.

La incursión en el corazón de Japón también humilló a los militares japoneses y fue un factor en su decisión de enviar la flota japonesa a mitad de camino, donde la derrota resultante cambió el curso de la guerra en el Pacífico.

Sólo cuatro de los tripulantes sobreviven, entre ellos el Teniente Richard Cole, quien fue copiloto de Doolittle. Cole con 98 años de edad estuvo en Washington esta semana encabezando el desfile del Memorial Day.

"Ojalá que todos estuvieran aquí. "Estoy encantado de ayudar, dijo Cole hablando del grupo.

Mientras tanto, la ley para los pilotos ases indica que menos de 1.500 de los más de 60.000 pilotos militares de Estados Unidos se han convertido en "Ases de Combate."

Los ases han sido galardonados con 19 medallas de Honor y el "as de ases" fue el mayor Richard Bong, acreditado con haber derribado 40 aviones enemigos en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Todas las misiones de Bong las hizo en un P-38 Lightning volando con el 49º Grupo de Caza.

El principal patrocinador de la ley de ases fue el representante Sam Johnson, de Texas, un veterano de la Fuerza Aérea que a los 29 años fue condecorado y que pasó casi siete años como prisionero de guerra en Vietnam.

"Estos patriotas son los mejores de los mejores, la crema de la cosecha en combate aire-aire. Sus esfuerzos han acortado las guerras y salvado vidas, pero nunca han sido legítimamente honrados –por lo menos hasta ahora", dijo Johnson en un discurso en la Casa Blanca esta semana.

Daily News: Doolittle Raiders and Fighter Aces Honored

Exordio: Incursión aérea de Doolittle sobre Tokio (18-4-1942)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: