Siguen violando la tumbas de guerra: desaparecen los naufragios

por Admin el 4 Noviembre, 2017

en Biografías

Docenas de buques de guerra que se cree que contienen los restos de miles de marinos británicos, estadounidenses, australianos, holandeses y japoneses de la Segunda Guerra Mundial han sido ilegalmente violentados por buzos recolectores de chatarra, informó The Guardian.

WW-II-RN-Ships-Sunk-300x266

Un análisis de los buques inspeccionados por los buzos exploradores de naufragios y por historiadores navales ha mostrado que hasta 40 buques de la Segunda Guerra Mundial ya han sido parcial o totalmente destruidos. Sus cascos podría haber contenido los cadáveres de hasta 4.500 miembros de sus tripulaciones.

Temen los gobiernos, que otras tumbas marinas de guerra están en riesgo de ser profanadas. Cientos de otros buques – en su mayoría japoneses que podrían ser las tumbas de guerra de decenas de miles de personas que los tripulaban y que murieron durante la guerra permanecen aún en el fondo del mar.

Los cascos oxidados de naufragios desde hace 70 años, son vendidos como chatarra, pero los barcos también contienen metales valiosos, tales como cables de cobre y el bronce fosforado de las hélices.

Los expertos dicen que los violadores de tumbas podrían estar buscando los más preciados tesoros como el acero enchapado realizados antes de las pruebas nucleares de la época, que llenaron la atmósfera con radiación.

Grandes "gabarras con grúas" han sido fotografiadas en los sitios donde hay naufragios, a menudo con grandes cantidades de restos de acero oxidado en sus cubiertas. En el fondo del mar, los buzos han encontrado barcos cortados por la mitad. Muchos han sido desaparecidos por completo, dejando una fosa  con la forma del casco en el fondo marino.

Buques registrados en Camboya, China y Malasia, han sido vistos encima de los naufragios. En algunos casos, sus tripulaciones han sido arrestadas. En un caso, los saqueadores habían obtenido una carta de una universidad de Malasia en la que se decía que el trabajo era autorizado como "investigación".

El comercio ilícito, que parece se ha disparado en los últimos 18 meses, permanece envuelto en el misterio, con algunos arqueólogos sugiriendo  que la venta de chatarra de metal corroído no vale la pena por el costoso proceso de extracción del fondo del mar.

Pero, los arqueólogos creen que los criminales podrían haber encontrado un beneficio debido a que los cascos son de los pocos metales que quedan, que han sido hechos antes de las explosiones atómicas en 1945 y de los posteriores ensayos nucleares, que contienen acero libre de radiación. Esto hace que incluso pequeñas cantidades que han sobrevivido al agua salada, son muy útiles para calibrar finamente instrumentos como los contadores Geiger, sensores espaciales y procesadores de imágenes médicas.

Algunos barcos antiguos, a menudo, buques romanos de siglos de antigüedad en aguas europeas, también han sido recuperados para aprovechar el plomo, que también contiene baja radiación y se utiliza en las centrales nucleares.

Pakistan Today: The world’s biggest grave robbery: Asia’s disappearing WWII shipwrecks


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*