Se escuchan atronadores tambores de guerra

por Admin el 15 Agosto, 2017

en Biografías

Por Harry Leslie Smith – En 1939 no escuché los tambores de guerra que se acercababan. Hoy, la llegada del rugiente sonido no debe ser ignorado.

Un escalofriante recuerdo ha venido a mí mente durante este mes de agosto. Lo siento como si la brisa de verano de 2017 está siendo dispersada por los vientos de guerra que soplan desde todo el mundo hacia Gran Bretaña, al igual que ocurrió en 1939.

En el Medio Oriente, Arabia Saudita desmembra a Yemen con la misma ferocidad como Mussolini hizo con Etiopía cuando yo era niño en el año 1935. La hipocresía del gobierno de Gran Bretaña y de la clase de élite se asegura que la sangre inocente siga fluyendo en Siria, Irak y Afganistán. El gobierno de Theresa May, insiste en que la paz sólo puede lograrse a través de la proliferación de armas de guerra en las zonas de conflicto. Venezuela se tambalea entre la anarquía y la intervención extranjera, mientras que en Filipinas, Rodrigo Duterte protegido por su alianza con Gran Bretaña y los Estados Unidos – asesina a las personas vulnerables por el delito de tratar de escapar de la pobreza a través de la adicción a las drogas.

Debido a que soy viejo, ahora tengo 94 años, reconozco estos presagios de muerte. Escalofriantes señales aparecen por todas partes, siendo tal vez las  más peligrosas las de Estados Unidos conducido por Donald Trump, un hombre carente de honor, sabiduría y de la simple bondad humana. Es tan tonto, como los estadounidenses que creen que sus generales los salvarán de Trump, como lo creyeron los liberales alemanes al creer que las fuerzas armadas podían proteger a la nación de los excesos de Hitler.

Gran Bretaña tampoco tiene nada por lo que pueda sentirse orgullosa. Desde la guerra de Irak nuestro país ha ido en franco descenso, porque los sucesivos gobiernos han ido erosionando la democracia y la justicia social, erosionando salvajemente el bienestar del Estado con medidas de austeridad, que nos han llevado al callejón sin salida del Brexit. Como Trump, el Brexit no puede ser deshecho por la hipocresía liberal – sólo puede ser alterado si el modelo económico neoliberal es aplastado como si fuera la estatua de un dictador derrumbada por un pueblo liberado.

Después de años de gobierno Tory, Gran Bretaña está más preparada para cambiar el curso de la historia para bien, que lo estuvo bajo Neville Chamberlain, cuando el Nazismo fue apaciguado en la década de 1930. De hecho, ninguna nación occidental en Europa o América del Norte tiene nada de que alardear sobre eso. Cada una de ellas está llena de desigualdad, la masiva evasión de impuestos corporativos – que no es otra cosa que corrupción legitimada y un neoliberalismo que se ha erosionado las sociedades.

El verano debería ser reconfortante, pero este año no lo es. Observando a los jóvenes de hoy, cuando los veo en sus momentos de diversión; veo una horrible semejanza con los rostros de los jóvenes de mi generación en el verano de 1939. Cuando camino por la ciudad, escucho sus risas, los veo disfrutar de un vaso de cerveza o enamorando a una y otra, y temo por ellos.

Este mes de agosto se asemeja mucho al de 1939; el último verano en paz hasta el año 1945. Para entonces yo con 16 años y todavía medio cabeza hueca, me parece ver una foto mía con mis amigos, cuando nos reíamos de los noticiarios de Hitler y otros monstruos fascistas que vivían más allá de lo que pensábamos que estaba muy lejos de nosotros. En agosto de 1939, muy poco sabíamos sobre lo que era una vida sin paz, con matanzas, con ataques aéreos, con el blitz, esto podría estar a sólo a días de distancia. No escuché el estruendo de la guerra que se acercaba, pero como un hombre viejo, la oigo ahora para la generación de mis nietos. Espero que me equivoque. Pero estoy aterrado por ellos.

El libro "Don’t Let My Past Be Your Future" (No dejes que mi pasado sea tu futuro) de Harry Leslie Smith está a la venta desde el 14 de setiembre.

Harry Leslie Smith es un sobreviviente de la Gran Depresión, un veterano piloto de la RAF en la Segunda Guerra Mundial y, a los 90 años de edad, un activista por los pobres y por la preservación de la democracia social. Sus artículos en "The Guardian" han sido compartidos más de 60.000 veces en Facebook y han atraído grandes comentarios y debates. Ha sido autor de numerosos libros sobre Gran Bretaña durante la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y la austeridad de la posguerra. Vive en las afueras de Toronto, Canadá y en Yorkshire.

Otros libros escritos por Harry Leslie Smith

The Guardian:  In 1939, I didn’t hear war coming. Now its thundering approach can’t be ignored


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*