Saludo nazi de la familia real británica causa escozor en la reina

por Admin el 19 Julio, 2015

en Biografías

Las imágenes de la reina Elizabeth II haciendo un saludo Nazi junto a sus padres cuando era una niña revivió un debate incómodo acerca de los vínculos históricos de la familia real británica con el régimen de Hitler en Alemania.

La ahora reina era todavía la princesa Isabel, de unos seis años de edad, cuando la película casera en blanco y negro, que ha sido publicada en el periódico The Sun, fue filmada en 1933 ó 1934 y ella no podía saber el significado del saludo "Heil Hitler".

El video muestra a su tío, el futuro rey Eduardo VIII, alentando las a ella y a su madre y hermana. Él es una figura comprometida, pues muchos historiadores lo acusan de haber simpatizado con el régimen Nazi.

Después de años de invitaciones, Eduardo conoció a Hitler en Alemania en 1937. A esto le siguió su abdicación como rey en 1936 después de estar menos de un año en el trono por su deseo de casarse con la plebeya divorciada estadounidense Wallis Simpson.

Los alemanes más tarde tramaron un fracasado complot, llamado "Operación Willi", para secuestrar a Eduardo en 1940 y reinstalarlo como rey, si Alemania invadía Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.

"Su comportamiento fue parte de un patrón, el duque bailando alrededor en los límites de la deslealtad y la duplicidad pero nunca comprometiéndose," escribió el experto real Andrew Morton en "17 Claveles", un libro publicado este año acerca de Eduardo y los Nazis.

«Como un flirteo en una discoteca, el duque sugirió mucho pero entregó muy poco».

Muchos aristócratas europeos inicialmente vieron a Hitler como un baluarte contra el régimen comunista en Rusia, que en 1917 había depuesto al Zar Nicolás II, que fue ejecutado un año más tarde.

-La monarquía reconstruida durante la Segunda Guerra Mundial-

Después de la abdicación de Eduardo, que causó el mayor escándalo en la historia real moderna, fue desterrado por el resto de la familia, que tiene históricas raíces alemanas que se remontan a principios del siglo XVIII.

El padre de Reina Elizabeth II, hermano de Eduardo, asumió el trono, convirtiéndose en el Rey Jorge VI. El nuevo rey no siempre encontró vida real fácil –su lucha por superar un tartamudeo fue representada en la película ganadora del Oscar 2010 "El Discurso Del Rey".

Pero él y su esposa, la madre de la reina, hicieron mucho para restablecer la reputación de la monarquía durante la Segunda Guerra Mundial permaneciendo en el Palacio de Buckingham durante los bombardeos alemanes conocidos como el Blitz y visitando sitios bombardeados.

Después de que el Palacio fue alcanzado en 1940, la reina habría dicho: "me alegro que nos hayan bombardeado. Ahora puedo ver el este de Londres (la zona más pobre y más bombardeada) cara a cara."

Como gran parte del resto de la clase dirigente británica, la pareja real había apoyado la política de apaciguamiento hacia Alemania, que duró hasta principios de 1939. Esto implicó permitir que Hitler se apoderara de territorios con la esperanza de mantener la paz.

-La ‘ira’ De la Reina-

Las imágenes de saludo Nazi parecen haber causado más vergüenza que daño significativo en la reina que es muy respetada y popular, aunque a ella no le parece divertido.

"La familia real es como un erizo espinoso contra cualquier referencia a los Windsors y los Nazis" dijo Morton a la AFP por correo electrónico. "Pero, estoy seguro que por una vez la frase ‘la furia de la Reina’ es verdadera".

La amplia reacción del público ha sido más de graciosos memes en las redes sociales que condenas rotundas.

El comediante Ricky Gervais publicó en Twitter una imagen de sí mismo cuando era niño donde se lee: "No importa la reina, yo realmente parecía un pequeño Hitler cuando tenía 7 años."

Hubo una reacción similar cuando The Sun publicó una fotografía del príncipe Harry usando un brazalete con la esvástica en una fiesta de disfraces de un amigo hace diez años.

Sin embargo, la historia ha aumentado la presión contra los archivos firmemente controlados por la familia real, de donde se cree que el material se ha filtrado a la prensa.

Esto le daría al público la posibilidad de comprender en su totalidad el pasado a veces complejo de la familia reales de Gran Bretaña, dicen los expertos.

"No debemos sorprendernos al encontrar que la historia de la familia real de este período que no se diferenció de las demás, comprometida con la locura del apaciguamiento", dijo Karina Urbach, una historiadora de la Universidad de Londres, escribiendo en el periódico The Observer del domingo.

"Pero al menos deberíamos poder seguir la historia en detalle desde los archivos reales".

Global Post: Britain’s royals and the Nazis: complex echoes of history


Artículo anterior:

Siguiente artículo: