Recuerdos de cuando excavaron restos de Hurricane derribado en Hove, Inglaterra

por Admin el 15 Noviembre, 2015

en Biografías

El ataúd original del piloto Dennis Noble, de 20 años de edad, fue encontrado conteniendo nada más que ladrillos para dar la impresión de peso.

El avión se estrelló el 30 de agosto de 1940, matando el piloto Dennis Noble. Él se incorporó al 43° Escuadrón en Tangmere, Sussex, pero apenas 27 días después estaba muerto. Sus restos fueron enviados a Retford, Nottinghamshire para su entierro.

Un encuentro casual un día de verano en una feria de aviación local mientras era un estudiante de fotografía en la Universidad de Brighton, me llevó a conocer a un pequeño grupo de arqueólogos aficionados y su plan para recuperar un avión de combate Hurricane de la Segunda Guerra Mundial bajo una calle de Hove, una pequeña ciudad en el sureste de Inglaterra. Había sido derribado por un Messerschmitt alemán durante la batalla de Gran Bretaña y se estrelló contra el pavimento a cinco metros de la casa en el número 59 de Woodhouse Road. Cada año alrededor del Día de la Conmemoración pienso acerca de la excavación de hace 20 años.

Un avión de Mark I Hurricane cuando estaba completamente cargado pesaba 3.000 kilos. Su envergadura era de más de 12 metros. Habría estado viajando a más de 600 kilómetros por hora. ¿Por lo tanto, qué podía quedar de él?

Una licencia del Ministerio de Defensa para desenterrar el avión era algo relativamente fácil de obtener entonces. Y en una fría mañana de noviembre, fue llevada al sitio una gran retro excavadora. Apenas a medio metro por debajo de la superficie, aparecieron piezas de metal libres de óxido y luego cintas de municiones calibre .303 aún perfectamente sujetas a las cintas. Claramente, estábamos cavando en el lugar correcto.

Aún más profundo, fue descubierto el paracaídas del piloto enterrado junto a un tanque de oxígeno ambos intactos. Cuando el paracaídas fue extendido en tierra se pudo divisar la fecha julio de 1940 en la desteñida tela. El piloto nunca tuvo la oportunidad de usar sus medios de escape.

Esa noche, dos de los miembros del equipo durmieron en sus vehículos para asegurar el sitio. El riesgo de que alguien robara las reliquias era una posibilidad real. Fui testigo de extraños tratando de recuperar balas de la pila de tierra endurecida.

Fueron encontrados al día siguiente, la cartera del piloto, con un trozo de boleto para el cine local y una libreta de direcciones, así como la mira rojo rubí que él habría utilizado para apuntar a su objetivo, además de partes del panel de instrumentación de vuelo del avión y la radio.

Había una sensación de emoción, pero el estado de ánimo cambió cuando partes de un uniforme, una gorra y un hueso fragmentado y secciones más largas de huesos fueron desenterrados. Llamaron a la policía y al forense y la excavación se suspendió temporalmente.

Se hizo evidente que cuerpo de Noble no había sido recuperado después de todo. Algún tiempo después cuando enterraron sus restos en Nottinghamshire, el ataúd original fue encontrado conteniendo nada más que ladrillos para dar la impresión de peso. Eso fue aparentemente algo común durante la Segunda Guerra Mundial.

Después de que el juez de instrucción dio permiso para continuar con la excavación, apareció el motor de la aeronave – las palabras Roll Royce eran todavía visibles – se sacó de la tierra, todavía con el aceite que exudaba del bloque del motor. Al día siguiente era día de la remembranza. Los cadetes de la Real Fuerza Aérea marcharon en una improvisada conmemoración.

Un pub a la vuelta de la esquina del lugar del accidente ha sido llamado desde entonces Casa Noble, en honor al piloto. Y el motor y los artefactos están en exhibición permanente en el Museo de Aviación de Ejército en Tangmere, el mismo pueblo de Sussex de donde Noble despegó en su fatídico vuelo.

A veces me pregunto si habría sido mejor han dejado el sitio intacto, aunque si no hubiera fuera por ese pequeño grupo de entusiastas de la aviación, Dennis Noble nunca habría recibido un entierro digno.

Por Peter Watson

Now Toronto: Remembrance Day dig for a forgotten soldier


Artículo anterior:

Siguiente artículo: