Publican testimonio del hermano de espía Ethel Rosenberg

por Admin el 21 Mayo, 2015

en Biografías

El juez cita la importancia histórica del testimonio de David Grenglass en el otorgamiento de la petición, 64 años después que él implicó a su hermana y cuñado en espionaje para la URSS.

El testimonio mantenido en secreto por tanto tiempo, de un testigo clave en el caso de espionaje contra Ethel y Julius Rosenberg, el más notorio caso de espionaje de la Guerra Fría, es hecho público después de que un grupo de archivistas lo solicitaron con éxito ante un juez federal en Nueva York.

Citando la importancia histórica del testimonio, el juez Alvin K. Hellerstein ordenó el martes que el testimonio jurado fuera abierto. El testimonio del testigo clave David Greenglass, hermano de Ethel Rosenberg, estuvo  archivado durante casi 64 años.

Tanto Julius Rosenberg como Greenglass trabajaron en Los Alamos, Nuevo México, mientras que durante la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos desarrollaba la bomba atómica en ese lugar. Rosenberg trabajó como mecánico en Los Alamos y Greenglass era un sargento del Ejército en ese momento.

Rosenberg era un comunista declarado y se cree que reclutó a Greenglass para ayudar a recopilar los secretos del desarrollo de la bomba en 1944 y 1945.

El FBI comenzó a investigar a los miembros del grupo, incluyendo a Greenglass, los Rosenberg y otros sospechosos, después que la URSS en 1949 anunció que había desarrollado una bomba atómica (causando estupor en los Estados Unidos).

Los Rosenberg fueron acusados con cargos por espionaje y por pasar secretos nucleares a Rusia en 1951, después de que Greenglass implicó en la conspiración a su hermana, apenas 10 días antes del juicio.

Los Rosenberg fueron ejecutados en 1953. Greenglass diría a los reporteros décadas más tarde que mintió en el estrado para proteger a su esposa Ruth, ayudando a llevar a la muerte de su hermana y su cuñado.

Las especulaciones sobre la inocencia de Ethel Rosenberg continúa hasta nuestros días, aunque Hellerstein señaló que Julius de hecho parecía ser espía de los rusos, basado en cables interceptados.

Ambos mantuvieron su inocencia a través de múltiples apelaciones contra su condena a muerte.

Aunque Ruth Greenglass nunca fue acusada, pudo haber desempeñado el papel por el que Ethel Rosenberg fue acusada, de escribir notas para Julius Rosenberg y enviarlas a los rusos. David Greenglass murió el otoño pasado a la edad de 92 años.

"Los expedientes solicitados son piezas fundamentales de un momento importante en la historia de nuestra nación," escribió Hellerstein. "El tiempo para que el público deje de especular sobre lo que contiene el expediente debe terminar".

El testimonio de Greenglass representa algunos de los últimos documentos a ser liberados. En 2008, Hellerstein accedió a liberar el testimonio jurado de 43 de 46 testigos contra ellos, pero la familia de Greenglass y el gobierno federal argumentó en contra de la liberación de su testimonio, argumentando que haría "reavivar la antipatía hacia la familia Greenglass". La familia Greenglass ha vivido bajo un nombre falso durante 50 años, dijo Hellerstein.

En el momento de su condena, los Rosenberg fueron ridiculizados por los políticos y jueces por igual y culpado por el juez que dictó sentencia por haber causado la muerte de 50.000 personas en la guerra de Corea.

"Considero este crimen peor que el asesinato," escribió el juez Irving R. Kaufman en la condena a muerte a los Rosenberg. "Creo que la conducta de ustedes dos poniendo en manos de los rusos los secretos de la Bomba-A, antes que fuera conocida por nuestros mejores científicos, permitió que Rusia perfeccionara la bomba y ha causado, en mi opinión, la agresión comunista en Corea del Sur, con las resultantes bajas superiores a 50.000 personas y quién sabe, si millones más de personas inocentes puedan pagar el precio de su traición."

También se publicará el testimonio de Max Elitcher. Elitcher durante un breve tiempo fue la compañera Morton Sobell, coacusado de Rosenberg, y dijo que Julius Rosenberg le pidió información clasificada de las armas para pasarlas a la URSS.

El testimonio de otro testigo clave, William Danziger, permanece sellado porque los archivistas no han podido determinar si está todavía vivo, dijo Hellerstein.

La petición fue presentada por las principales asociaciones históricas, entre ellas la Asociación Histórica Estadounidense, la Sociedad Estadounidense de la Historia Legal, la Organización de Historiadores Estadounidenses, la Sociedad de Archivistas Estadounidenses y el periodista Sam Roberts, quien escribió una biografía de Greenglass.

The Guardian: Testimony of Ethel Rosenberg’s brother to be released


Artículo anterior:

Siguiente artículo: