Publican documentos secretos que dicen que hombre preso en Spandau no fue Rudolf Hess

por Admin el 21 Julio, 2017

en Biografías

Nuevos documentos liberados han revelado que oficiales estuvieron enfrascados en una batalla legal tras bambalinas, contra las aseveraciones de que el hombre encarcelado en Spandau fue en realidad un impostor. Un cirujano del Ejército dijo que aunque se parecía a Hess, el hombre era un impostor porque no tenía las heridas que se sabía que Hess sufrió durante la Primera Guerra Mundial.

Por Claire Ellicott, corresponsal política para el The Daily Mail – La captura del lugarteniente de Hitler después de lanzarse en paracaídas en Escocia durante la Segunda Guerra Mundial, sigue siendo uno de los más extraños episodios de la guerra.

Rudolf Hess, mano derecha de Adolf Hitler voló a Gran Bretaña en un secreto intento de negociar un acuerdo de paz en Mayo de 1941, pero se vio obligado a saltar de su avión en paracaídas.

Hess fue capturado y encarcelado como prisionero de guerra y llevado a juicio, cuando la guerra terminó, siendo después sentenciado a cadena perpetua en la prisión de Spandau, Alemania, en 1947.

Ahora, según archivos recién publicados se ha revelado que efectivamente funcionarios del gobierno participaron en la batalla legal detrás de bambalinas en contra de las aseveraciones de que el hombre que fue encarcelado en realidad era un impostor.

En 1979 el adjunto de Hitler ya había estado tras las rejas durante casi cuatro décadas después de su extraño vuelo de un sólo hombre a Gran Bretaña en 1941, en misión de paz para ponerle fin a la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, un ex cirujano del Ejército Británico que lo atendió en la Prisión de Spandau afirmó que el hombre era un impostor y acusó al gobierno Británico de encubrimiento.

El Dr. Hugh Thomas dijo que el avión de Hess avión había sido derribado durante el despegue en Alemania por órdenes de su rival, el jefe de las SS, Heinrich Himmler, y que además otra persona estaba en el avión con Hess.

Aunque la teoría no logró apoyo, los documentos secretos de los Archivos Nacionales muestran que los funcionarios de Asuntos Exteriores lucharon para contrarrestar esas afirmaciones.

"No estamos en la actualidad bajo ninguna presión para hacer comentarios sobre las acusaciones y es evidente que hay un peligro de que cualquier intento por parte del Gobierno de Su Majestad para defenderse de ellas, sólo atraerá más atención sobre el asunto y llevaría a un debate público entre el Dr. Thomas y el Gobierno de Su Majestad.’ escribieron.

‘Por otro lado, si no se publica una refutación, las alegaciones podrían ser revividas en el futuro, tal vez después de la muerte de Hess.’

Detrás de bambalinas, en silencio los funcionarios emitieron una serie de informes contradiciendo las aseveraciones publicadas.

Una fue el testimonio de un médico británico en Spandau, que declaró que el hombre en la cárcel sí tenía cicatrices que correspondían a heridas que se sabían que Hess había sufrido en la Primera Guerra Mundial.

Otros dos informes fueron preparados para demostrar que el avión no podría haber hecho el largo viaje desde Alemania hasta Escocia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, a continuación, publicó una respuesta que indica: "Sobre la base de estos estudios, no dudamos de que el prisionero de Spandau es Rudolf Hess.’

Gran Bretaña y sus aliados Occidentales presionaron para la liberación de Hess por motivos humanitarios a partir de la década de 1950, pero los rusos se negaron a liberarlo.

En 1987, a los 93 años de edad, Hess fue finalmente hallado ahorcado en la prisión. El veredicto oficial de suicidio fue rechazado por el hijo de Hess, quien afirmó que su padre fue asesinado.

Daily Mail: How officials had to quash claim jailed Rudolf Hess was a ‘lookalike’ after Army surgeon said man was an imposter because he did not have scarring from a bullet wound

Exordio: Biografía de Rudolf Hess


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*