Murió Wayne S. Cole, estudioso del movimiento aislacionista de EE.UU.

por Admin el 11 Octubre, 2013

en Biografías

Wayne S. Cole, un erudito líder del Movimiento Aislacionista Estadounidense de la Segunda Guerra Mundial que  escribió una biografía completa de uno de sus más acérrimos defensores, el aviador Charles Lindbergh, murió el 16 de septiembre en un hogar de ancianos en Adelphi, MD. Tenía 90 años de edad.

La causa de su muerte fue la enfermedad de Parkinson, dijo su hijo, Thomas R. Cole.

El Dr. Cole, un piloto de la Fuerza Aérea del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial, pasó gran parte de su carrera académica, enseñando la historia diplomática estadounidense en la Universidad de Maryland. Como autor, su enfoque estaba dirigido al movimiento aislacionista, que ganó un fuerte impulso en los años previos al ataque japonés a Pearl Harbor el 07 de diciembre de 1941.

Su primer libro fue "America First" (1953) (EE.UU. Primero), que al igual que muchas de sus obras describe las fuerzas que animaron el movimiento aislacionista, como una presencia constante en la política estadounidense. El periodista del New York Times, ganador del Premio Pulitzer, Anthony Leviero, elogió el trabajo como "desapasionado y objetivo".

El Dr. Cole siguió con la publicación de “Senator Gerald P. Nye and American Foreign Relations” (1962), sobre el republicano de Dakota del Norte que fue un líder no-interventionista entre las guerras mundiales; luego escribió “Charles A. Lindbergh and the Battle Against American Intervention in World War II” (1974) (Lindbergh y la batalla contra la intervención estadounidense en la Segunda Guerra Mundial); y "Roosevelt y los Aislacionistas" (1983).

El libro que creó más controversia fue su biografía de Lindbergh, publicada poco después de la muerte del aviador. Lindbergh se convirtió en el rubio héroe de millones de personas después de su vuelo transatlántico de 1927, pero su reputación nunca se recuperó completamente por su asociación con los aislacionistas. Habló en grandes concentraciones en el verano y el otoño de 1941, acusando a los magnates judíos de los medios de comunicación y a los empleados judíos del gobierno de conspirar para involucrar a los Estados Unidos en la guerra.

El Dr. Cole, quien tuvo inusual acceso al envejecido piloto y sus documentos personales, era generalmente considerado como gentil por Lindbergh. El Dr. Cole dijo que había pasado suficiente tiempo para que los historiadores se dieran cuenta que los aislacionistas, a pesar de su mala reputación, tenían preocupaciones legítimas. En su biografía, escribió que "las advertencias de Lindbergh contra el excesivo poder presidencial, el secreto y el engaño en las Relaciones Exteriores tuvieron sorprendentes paralelismos con los avatares estadounidenses una generación más tarde".

Agregó que los ataques del presidente Franklin D. Roosevelt a los aislacionistas — mostrando a la mayoría de ellos como simpatizantes nazis — eran similares a lo hecho por el senador Joseph McCarthy (R -Wisconsin) contra los que le parecían comunistas en la década de 1950.

El movimiento aislacionista atrajo a un grupo considerable de fascistas y neonazis que acusaron a la administración de Roosevelt de estar metida en el bolsillo de los judíos y los británicos, pero también atrajo a muchos otros simpatizantes incluyendo a industriales como Henry Ford y el productor Walt Disney, al poeta E.E. Cummings y también al socialista Norman Thomas.

El movimiento se esparció en los campus donde los jóvenes eran propensos a ser carne de cañón en cualquier guerra. Gerald R. Ford apoyó la causa, como lo hizo la futura Directora del Cuerpo de Paz, R. Sargent Shriver Jr. y Gore Vidal.

El Dr. Cole escribió que aunque los comentarios ofensivos de Lindbergh tienden a llamar la atención de la mayoría, el aviador tenía mucho que decir acerca de los costos en sangre y reservas por entrar a la guerra.

"Tratar con simpatía a Lindbergh era algo nuevo", dijo Christopher M. Nichols, profesor adjunto de historia en la Universidad Estatal de Oregon y una autoridad en el movimiento aislacionista.

"Charles Lindbergh tuvo mucha fe en [Cole] y su obra, al darle acceso a sus documentos de la época y hablarle sobre su papel en su "Gran Debate", sobre si Estados Unidos debería intervenir o no en la Segunda Guerra Mundial, dijo A. Scott Berg, quien ganó el premio Pulitzer por la biografía de Lindbergh de 1998.

Algunos críticos acusaron al Dr. Cole de omitir en su libro porqué Lindbergh utilizaba ese lenguaje inflamatorio durante las manifestaciones de 1941 — a pesar que el aviador sabía cómo serían recibidos sus comentarios — y por qué Lindbergh nunca se retractó.

Wayne Stanley Cole nació en Manning, Iowa, el 11 de noviembre de 1922. Él se graduó en 1946 en el Iowa State Teachers College, ahora la Universidad de Northern Iowa. Estudió historia diplomática estadounidense en la Universidad de Wisconsin y recibió una maestría en 1948 y un doctorado en 1951.

El Dr. Cole enseñó en la Universidad de Arkansas y Universidad Estatal de Iowa antes de iniciar su mandato de 27 años en la Facultad de la Universidad de Maryland en 1965. Fue un ex Presidente de la Sociedad de Historiadores de Relaciones Exteriores Estadounidense y recibió el Lifetime Achievement award (premio a los Logros Vitalicios.

Sus sobrevivientes incluyen a su esposa de 63 años, Virginia Miller Cole y su hijo, Thomas R. Cole, ambos de Silver Spring, Maryland.

"Cole se esforzó en mostrar el fundamento doméstico en las cuestiones de política exterior", dijo Nichols. "Creo que las preguntas y la historia están realmente presentes hoy. Hay poderosas razones para ser cautelosos sobre el uso del poder de Estados Unidos en todo el mundo".

Brotes de apoyo para el aislacionismo persisten hoy en los debates sobre la tambaleante economía nacional versus la intervención en las crisis extranjeras, incluyendo la guerra civil en Siria. Mientras el Dr. Cole creía que las raíces del aislacionismo volverán al fundamento de Estados Unidos, él también pensaba que el movimiento nunca prevalecería en una época de una mayor cooperación internacional y económica.

"No es probable que reviva (el aislacionismo)," dijo el Dr. Cole al Hartford Courant en 1991. "Ahora, el mundo y la sociedad estadounidense y la economía son radicalmente diferentes".

Washington Post: Wayne S. Cole, 90, dies; scholar of America’s pre-WWII isolationist movement


Artículo anterior:

Siguiente artículo: