Los verdaderos héroes no usan Spandex

por Admin el 5 Septiembre, 2016

en Biografías

Por Freya Das Gupta – Outlook – ¿Has oído hablar de un soldado que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial, pero se negó a matar a sus enemigos o incluso portar un arma? Parece hasta poco ético, ¿no?

Desmond-Doss

El cabo Desmond Doss en el Ejército de EE.UU. , que se alistó en el ejército en 1942, se convirtió en el primer objetor de conciencia pero que recibió la Medalla de Honor. Un objetor de conciencia es una "persona que reclama el derecho a negarse a realizar el servicio militar".

(En la foto, Desmond Doss recibe la Medalla de Honor de manos del Presidente Truman.)

¿Cómo es que alguien que se negó a luchar termina ganando el honor militar más alto de Estados Unidos?

Después de negarse a luchar contra los soldados enemigos o portar un arma en combate debido a sus creencias personales como adventista del Séptimo Día, Doss se convirtió en enfermero. Y mientras servía en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial ayudó a su país salvando las vidas de 75 de sus compañeros, muchos de los cuales al principio se burlaban de él por su pacifismo, tildándolo cobarde. Después, se convirtió en un héroe de guerra sin disparar un solo tiro.

La citación en su Medalla de Honor dice: "Doss se negó a buscar refugio y permaneció en el área barrida por el fuego con los muchos heridos, llevándolos uno a uno al borde de un escarpado y de allí bajándolos en una camilla ayudado por cuerdas fijadas a la cara de un acantilado en manos amigas."  Doss se expuso a fuego de fusil y mortero en sus misiones de rescate y fue herido pero nunca cedió.

La película a estrenar el 4 de noviembre, "Hacksaw Ridge", está basada en la vida de Desmond Doss. Ha sido dirigida por Mel Gibson y según el trailer parece muy prometedora.

La película ya ha sido proyectada para los críticos en el Festival de Cine de Venecia de 2016, donde "el consenso fue que Hacksaw Ridge es una gran película de guerra que invoca su mensaje contra la violencia al tiempo que muestra algunas de las más sangrientas violencias de guerra capturadas en película".

En un mundo donde la violencia está cada vez siendo glorificada, donde el pacifismo es visto más como idealismo vacío, donde la venganza es vista como el recurso de los valientes, un mundo donde la brecha entre "nosotros" y "ellos" sigue profundizándose, causando un constante escupir de veneno y odio, estas historias resultan alentadoras.

Tal vez, mostrarla en la cultura popular en última instancia resulte inspiradora, aunque pocos, la escojan como el modelo adecuado a seguir.

Desmond Doss se convirtió en el único soldado estadounidense en la Segunda Guerra Mundial en combatir en el frente sin un arma en la mano. En un mundo desgarrado por la guerra y los conflictos, fue a la batalla sin odio ni venganza, armado solamente con una oración.

Como resulte la película en la taquilla es otra cosa, pero la historia de un hombre que se reafirmó en sus valores, tanto como cristiano y Adventista del Séptimo Día, es realmente inspirador. Como dijo Mel Gibson: "los verdaderos super héroes no usan Spandex".

Outlook: The Soldier Who Never Killed


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*