Los restos del Mayor Zygmunt Szendzielarz serán enterrados con honores en Varsovia

por Admin el 21 Abril, 2016

en Biografías

Zygmunt Szendzielarz, un comandante de la resistencia polaca en la Segunda Guerra Mundial conocido como "Łupaszka", será oficialmente enterrado con honores de Estado en el Cementerio Militar de Powązki en Varsovia el domingo.

El jueves, se celebrará una misa de funeral en la Catedral y Basílica de St. Stanislaus Kostka, en Łódź, centro de Polonia.

El Mayor Szendzielarz fue uno de los llamados "soldados malditos" de la  Brigada de Caballería Nowogródzka, al mando del General Władysław Anders que luchó contra los alemanes.  En  el área de Lublin, Szendzielarz fue tomado prisionero por los soviéticos.  Pudo escapar a Lwów donde vivió con falso nombre realizando actividades de campesino.  Trató de llegar a Francia para incorporarse al Ejército Polaco que estaba formándose, pero no logró cruzar la frontera húngara y regreso a su casa para mudarse a Wilno.

En 1943 se unió al Ejército Clandestino para formar su propio grupo de  partisanos.  Asumió el nombre de "Łupaszka" y se incorporó a los restos de la unidad de Antoni Burzyński "Kmicic" que había sido diezmada por las fuerzas alemanas.  Agrupando un total de 700 hombres formó la 5ª Brigada Wileńska.

Después de luchar contra los alemanes y fuerzas soviéticas incluidos partisanos rusos, fue detenido por la Policía Lituana y entregado a la Gestapo.  Fue liberado en condiciones no esclarecidas y se reincorporó a las fuerzas del General Aleksander "Wilk" Krzyżanowski.  Hacia finales de la guerra, esperó los resultados de la invasión soviética y de lo que dispusiera el Ejército Polaco.

Cuando Polonia, con el auspicio de Estados Unidos, Francia e Inglaterra aceptó un gobierno soviético para Polonia, el Ejército Clandestino de Polonia (AK) se disolvió en enero de 1945, pero miles de polacos continuaron luchando en otras formaciones clandestinas.  Al tomar el Ejército Rojo el control en todo el país, "Łupaszka" decidió pasar nuevamente a la clandestinidad para continuar la lucha contra los ocupantes comunistas.

Luego de varios años de lucha clandestina, fue detenido el 28 de junio de 1948.  Sufrió prisión e interminables interrogatorios en la Prisión Mokotów hasta que fue juzgado y condenado a muerte, por crímenes de lesa humanidad.

Fue ejecutado  el 2 de noviembre de 1950 a la edad de 40 años y enterrado en un lugar desconocido.

En 1993, fue rehabilitado por la justicia polaca quedando libre de todos los cargos que le imputaron.

Durante una exhumación de restos en una fosa común en 2013, los huesos de Szendzielarz’s fueron identificados entre 250 restos recuperados en el llamado Meadow, un cementerio militar en Varsovia.


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*