Los devaneos del General George S. Patton terminaron con una trágica maldición

por Admin el 25 Abril, 2017

en Biografías

Por Michael E. Ruane – The Washington Post – Poco después de que Beatrice Patton enterró a su marido,  el General. George S. Patton Jr., en vísperas de la Navidad de 1945, convocaba a una mujer que se llamaba Jean Gordon a su habitación en un hotel en Boston.

El General Patton, después de toda una vida como militar, y grandes logros en la Segunda Guerra Mundial, había sufrido una fractura en el cuello en un accidente de automóvil en Alemania el 9 de diciembre de 1945. Murió el día 21 de diciembre y fue enterrado en un cementerio militar en Luxemburgo.

Según cuenta Carlo D’Este, biógrafo del famoso general, los Pattons se habían casado hacía 35 años, con un mínimo de problemas matrimoniales, excepto por una aparente coqueteo que el general tuvo con Jean Gordon en 1936.

Gordon tenía entonces 21 años y era hija de la media hermana de Beatriz. Patton tenía entonces 50 años, y estaba en medio de la mitad de la vida de un hombre, además de hallarse en el período de la crisis de entre-guerras. Los Pattons estuvieron estacionados en Hawaii, y en ese entonces Jean Gordon estaba de paso, en un viaje a Asia.

Gordon "le siguió el juego" al general, escribe D’Este, y después de un corto paseo de Patton y Gordon sin chaperona a otra isla, su esposa Beatrice se dio cuenta de que estaban teniendo una aventura, cuenta D’Este. El incidente casi destruyó el matrimonio de los Pattons, dejando a Beatriz destrozada y el general afligido por el remordimiento. Durante los siguientes 10 años, el matrimonio fue rescatado de las aguas turbulentas, y el general pasó a convertirse en un legendario, aunque controversial figura en la derrota de Alemania.

Pero en 1945, Gordon había reaparecido en Europa en plena guerra, lo que alarmó a Beatriz.

Y en esos momentos, finalizada la guerra y con su famoso marido enterrado, Beatriz quería ver a Jean Gordon. Ella le pidió a su hermano, Fred Ayer, organizar el encuentro. Ni él ni Jean Gordon sabían el propósito de la convocatoria. Ellos llegaron primero. Cuando Beatriz apareció, ella se quitó el sombrero y el abrigo, miró airadamente a Jean Gordon y le apuntó directamente con un dedo.

"El Gran Gusano te roa las entrañas," le dijo Beatrice, dicho de tal forma que según D’Este fue una temida maldición que había aprendido en Hawaii años antes. "Y que tus huesos se pudran poquito a poco."

Jean Gordon se puso pálida, y Fred Ayer salió corriendo de la habitación.

No se sabe qué otra cosa se dijeron las dos mujeres, pero unos días más tarde, el 8 de enero de 1946, Jean Gordon fue encontrada muerta en el departamento de un amigo en la ciudad de Nueva York. Ella fue encontrada en el piso de la cocina con el gas saliendo del horno, y se determinó que se habría suicidado. Ella tenía 30 años. Un servicio de noticias dijo que fotografías del general estaban esparcidas a su alrededor.

The Washington Post: Gen. George Patton’s wife put a Hawaiian curse on his ex-mistress. She was dead within days.

Exordio: Biografía del General George S. Patton Jr.


Artículo anterior:

Siguiente artículo: