Las víctimas de los bombardeos reclaman sus derechos

por Admin el 6 Diciembre, 2015

en Biografías

Las víctimas civiles de los ataques aéreos de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial que nunca recibieron compensación por su sufrimiento llevará a cabo un mitin en Tokio el 8 de diciembre para recordar a las generaciones de posguerra todo lo que soportaron.

Se podría decir que es su último grito de guerra.

Los veteranos militares que combatieron en la Segunda Guerra Mundial, los civiles que trabajaron para el Ejército imperial Japonés militar, así como los desconsolados familiares de los fallecidos, recibieron compensación del gobierno después de 1945.

Dichos pagos en forma de pensiones hasta el 2013, llegaron a por lo menos 54 billones de yenes ($ 440 mil millones), según un estudio realizado por la Federación de Colegios de Abogados de Japón.

En contraste, entre 300.000 y 500.000 civiles comunes y corrientes que perdieron a seres queridos o ellos mismos resultaron heridos en los bombardeos de las ciudades japonesas, no fueron elegibles para los pagos de pensiones.

Por otra parte, todo juicio que buscaba algún tipo de compensación terminó en derrota, como lo fue toda legislación presentada a la Dieta buscando pagar beneficios monetarios.

Con el 70 º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, los recuerdos están desvaneciéndose y muchas de esas personas sienten que debieran hacer un último esfuerzo simbólico para que sus experiencias sigan siendo parte de la memoria pública.

"Muchos de mis compañeros han muerto. Y algunos han dejado el movimiento porque están demasiado ocupados tratando de mantenerse al día con sus propias vidas," dijo Teruko Anno, de 76 años, una ama de casa de Sakai, Prefectura de Osaka, que una vez fue codemandante en una demanda que buscaba una disculpa y compensación del gobierno central por los daños resultantes de los ataques aéreos de Estados Unidos en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. "Pero no puedo permitir que este asunto termine de esta manera."

Cuando era una niña, Anno fue gravemente herida en un bombardeo de Estados Unidos. Ella asistía a preescolar en la Prefectura de Kagoshima en julio de 1945 cuando las esquirlas de una explosión hirieron su rodilla izquierda.

Ella sólo pudo continuar asistiendo a la escuela porque su madre la llevaba cargada en la espalda hasta la entrada de la escuela primaria. Hasta que finalmente fue capaz de caminar con una muleta, su dolorosa incapacidad la hizo víctima de bullying.

Después de alcanzar la edad adulta, ella ocultó su incapacidad física y trabajó fuera de su casa como costurera.

Su vida cambiaría dramáticamente en 1972 con la formación de una organización nacional de las personas heridas debido a la guerra. Esa organización fue establecida por iniciativa de Chisako Sugiyama, hoy con 100 años de edad, que perdió su ojo izquierdo y parte de su rostro debido al bombardeo estadounidense de Nagoya.

Al contrario de lo sucedido con ella, Sugiyama nunca ocultó sus heridas y se pronunció públicamente sobre la necesidad de compensación. Anno fue impulsada por la actitud positiva de Sugiyama y se unió al movimiento para recoger firmas para una petición pidiendo al gobierno central proveer compensación.

Sin embargo, los 14 intentos por aprobar la legislación fallaron como ocurrieron con todas las demandas que buscan compensaciones presentadas en tribunales de todo el país.

El 8 de diciembre marca el comienzo de la Guerra del Pacífico, que es cuando se supo en Tokio el éxito del ataque de la Armada Imperial japonesa a Pearl Harbor en Hawaii un día antes.

Anno se unirá a otros en una manifestación cerca del edificio de la Dieta buscando la acción del Gobierno para ayudar a los civiles que fueron heridos y mutilados durante la guerra.

¿Cuando Anno acuda a la manifestación, planea decir: "no tenemos razón, nosotros los que sufrimos los daños? ¿Estas diciéndonos que nosotros sólo debemos soportar todo lo que sufrimos?"

(Este artículo fue compilado de informes por Tomoaki Ito, Yosuke Watanabe y Jun Sato editores de Asahi Shimbun).

Asahi Shimbun: Civilians affected by firebombings plan rallies to keep memories alive


Artículo anterior:

Siguiente artículo: