Investigadores en Hiroshima dicen que radiación atómica no aumenta el riesgo de cáncer en descendientes

por Admin el 6 Octubre, 2015

en Biografías

Según el estudio de un instituto conjunto japonés-estadounidense, se demostró que los niños cuyos padres fueron directamente expuestos a la radiación por los bombardeos atómicos de 1945 tienen la misma tasa de mortalidad por cáncer que la población cuyos padres no fueron expuestos.

La "Radiation Effects Research Foundation" (RERF) dice que "no hay indicaciones de efectos nocivos para la salud" entre los hijos de personas expuestas a los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki.

Sin embargo, dijo que se necesitan más estudios para confirmar los resultados.

Tres estudios anteriores de RERF demostraron que no hubo ninguna asociación entre las muertes de hijos de sobrevivientes de los bombardeos atómicos de 1945 por Estados Unidos, por la exposición de sus padres a la radiación.  En Japón, los expuestos a los bombardeos atómicos son personas llamadas "hibakusha".

Según estudios, alrededor de la mitad de los hibakusha sienten angustia que su exposición a la radiación haya puesto a sus hijos en riesgo.

La investigación sobre los efectos de los ataques nucleares inicialmente fue iniciada por la Comisión de Víctimas de la Bomba Atómica, precursora de RERF establecida por Estados Unidos en 1947.

Según la RERF, la última encuesta cubrió a 75.327 individuos nacidos entre 1946 y 1984, incluyendo hibakusha de segunda generación y personas cuyos padres no fueron expuestos a la radiación de las bombas atómicas.

Según los resultados de la encuesta, que fue hecha pública el 5 de octubre, un total de 1.246 personas murieron por cáncer y 3.937 murieron por otras razones. No hubo diferencias en las tasas de mortalidad entre los hijos de hibakusha y los otros.

Los resultados fueron publicados en la edición online de la revista médica británica "Lancet Oncology" el 14 de septiembre.

RERF dijo que los últimos resultados necesitan ser "complementadas con técnicas moleculares sensibles", y que tiene la intención de compilar los resultados de la siguiente investigación en alrededor de 10 años.

Una investigación recientemente realizada por el Asahi Shimbun mostró que 2.801 de 5.762 hibakusha sienten angustia al pensar que su exposición a la radiación puede haber afectado la salud de sus hijos y nietos.

Megu Otaki, profesor en el Instituto de Investigación de la Universidad de Hiroshima para Biología de la Radiación y la Medicina, dijo que es demasiado pronto para concluir que los hibakusha de segunda generación no tienen que preocuparse acerca de los efectos de los ataques nucleares.

"Las enfermedades como el cáncer con frecuencia aparecen sólo después de que los pacientes llegan a una cierta edad, así que simplemente podría ser que los efectos de la radiación será observable en el futuro," dijo Otaki.

Asahi Shimbun: Researchers: A-bomb radiation does not increase cancer mortality risk in ‘hibakusha’ children


Artículo anterior:

Siguiente artículo: