Gobierno alemán niega financiamiento de monumento recordatorio de asesinato de soldados alemanes

por Admin el 1 Julio, 2014

en Biografías

El 18 de julio de 1945, el soldado Clarence V. Bertucci, de Nueva Orleans, subió a la torre de vigilancia de un campo de prisioneros alemanes en el pueblo de Salina, en Utah, Estados Unidos y comenzó a disparar una ametralladora calibre .30 contra las carpas donde dormían los prisioneros alemanes.  Nueve de los prisioneros murieron y otros 19 resultaron heridos.  El ejército consideró que Bertucci estaba loco y lo mantuvo hasta su muerte en 1969 en atención psiquiátrica.

salina-pow

El incidente es considerado como el mayor asesinato en masa de prisioneros alemanes en territorio estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

SALT LAKE CITY — Se ha detenido la construcción de un monumento que se construye en homenaje a nueve prisioneros de guerra alemanes asesinados hace 70 años en una ciudad central de Utah.

El gobierno alemán dice que no puede ayudar a pagar el proyecto de homenaje a los soldados que fueron asesinados en Salina en 1945.

El autor Mike Rose, quien escribió un libro sobre la masacre de los prisioneros de guerra alemanes ocurrida en 1945 y está liderando los esfuerzos para construir el memorial, le informó al diario "Salt Lake Tribune" que habló con los diplomáticos alemanes y pensó que había un compromiso para proporcionar el dinero, pero en el mes de mayo recibió un correo electrónico del Consulado alemán en Los Ángeles, diciéndole que no ayudarían a pagar la construcción del proyecto.

Stefan Biedermann, Cónsul General adjunto en Los Angeles, dice que pidió el dinero, pero el gobierno alemán contestó que sus leyes le impiden hacer la financiación de un memorial de ese tipo.

En una entrevista, el miércoles, Stefan Biedermann, el cónsul general adjunto de Alemania en Los Angeles, dijo que apoya el memorial y envió las solicitudes a la Embajada en Washington, D.C. y luego a Berlín. Pero el gobierno alemán, dijo Biedermann, contestó que sus leyes impiden el financiamiento del proyecto.

Rose dice que necesita $5.100 para terminar la construcción del monumento.

El Gobierno municipal de salina ya ha gastado unos $3.000 para eliminar una vieja tubería de agua y una bomba impelente y en vertir los cimientos de concreto, dijo Dustin Deaton, alcalde Salina.

Lo único que queda del campamento de prisioneros son un cuartel y algunas antigüedades. El plan de Rose había sido erigir un quiosco de ladrillos en el sitio. El monumento tendría unos 5 metros de ancho y 2,40 metros de alto, con una placa de mármol con la lista de los nombres de las víctimas y una descripción de la masacre. Rose había planeado una ceremonia para el 12 de julio, pero ha sido cancelada.

Aparte de la recaudación de fondos para el memorial, Salina quiere renovar los cuarteles y colocar fotos antiguas y artículos del campo de prisioneros para crear un atractivo turístico para la ciudad. Deaton dijo que los cuarteles pueden ser un complemento para el Museo Histórico Miss Mary, que guarda antigüedades y cuenta la historia del Condado de Sevier.

El alcalde Deaton dijo que algunos residentes en Salina ni siquiera saben que ocurrió esa masacre.

Salt Lake Tribune: Germany says it can’t fund Utah town’s massacre monument


Salina Utah Massacre por Mike Rose –
Ver detalles en Amazon/US
Ver detalles en Amazon/UK



Artículo anterior:

Siguiente artículo: