Estudio muestra la vida de los okinawenses en campamentos de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 6 Septiembre, 2015

en Biografías

TOKIO — Por lo menos 3.000 civiles locales murieron en los campamentos instalados por las tropas estadounidenses en Okinawa después de que desembarcaron en la isla meridional japonesa en 1945 durante la Segunda Guerra Mundial, dice un estudio realizado por Kyodo News mostrado el sábado, arrojando luz sobre la vida poco conocida en este tipo de instalaciones.

img3173

Se ha sabido que muchos okinawenses murieron en esos campos durante y después de la guerra, pero el gobierno de la Prefectura de Okinawa ha dicho que no se sabe cuántos murieron, citando la falta de documentos oficiales.

La última encuesta, en que cuestionarios fueron enviados a todas las 41 oficinas municipales en Okinawa y las respuestas que se obtuvieron de todas ellas, encontró que las principales causas de sus muertes fueron hambre y malaria en los campamentos con ambientes insalubres y por el escaso alimento proporcionado.

Durante la guerra, una vez que las tropas estadounidenses ocuparon algunas zonas de Okinawa, establecieron campamentos donde detuvieron a ciudadanos locales. El número de personas en esos campamentos establecidos en 16 áreas ocupadas de Okinawa alcanzaron alrededor 300.000 a la vez, excediendo la capacidad de manejo de las fuerzas militares estadounidenses.

"Fue un campo de hierba con nada", dijo Muneo Uema, de 84 años de edad, recordando el campamento donde fue trasladado en un camión militar de Estados Unidos alrededor de junio de 1945, cuando tenía 14 años de edad. Unas 100.000 personas vivían en el campamento en la zona de Kushi, donde el US Marine Corps Camp Schwab se encuentra ahora en la ciudad de Nago.

«Pocos días después llegaron tiendas de campaña,» dijo Uema. "las personas morían de malaria casi todos los días".

Otra persona, Saeko Akamine, de 81 años de edad, dijo, "Tuvimos que esperar en una larga fila para conseguir una bola de arroz "onigiri" distribuida al día bajo un sol abrasador," agregando, "los niños pequeños siempre tuvieron diarrea", citando las pobres condiciones sanitarias que existían en esos lugares.

Las tropas estadounidenses desembarcaron en la isla principal de Okinawa en abril de 1945, llevando a cabo una intensa batalla en tierra. Murieron unos 200.000 japoneses y estadounidenses, incluyendo aproximadamente 94.000 civiles o uno de cada cuatro de la población existente en Okinawa en la época.

La lucha organizada por los militares japoneses durante la batalla terminó a finales de junio de 1945, con el suicidio del comandante Mitsuru Ushijima. Las fuerzas japonesas en Okinawa oficialmente firmaron la capitulación el 7 de septiembre de ese año.

Esos campamentos en Okinawa experimentaron una situación crítica en ese mes, según un documento de la Armada de Estados Unidos. Se señaló también la falta de alimentos y atención médica en los documentos de los Estados Unidos.

La liberación de la población civil de Okinawa de los campamentos comenzó en octubre de 1945, la rendición de Japón ocurrió el siguiente el 15 de agosto, pero se sabe que los campamentos existieron por lo menos hasta junio de 1946.

Según el estudio, de las 41 oficinas municipales en Okinawa, sólo ocho saben cuánta gente de sus municipios murió en esos campos.

Kenichiro Miyazato, con 74 años de edad, dijo, "también murió mucha gente, por lo que los cuerpos de un número de personas tuvieron que ser enterrados en una fosa común en el cementerio del campamento Kushi."

Miyazato, un ex trabajador en las oficinas de la ciudad de Nago, recuerda poco sobre el campo donde él pasó un tiempo a la edad de 4 años. Él ha ido recogiendo testimonios de ex reclusos para transmitir  a las generaciones futuras cómo era la vida de los ciudadanos de Okinawa en las instalaciones de Estados Unidos.

Shinobu Yoshihama, profesor de la Universidad Internacional de Okinawa que preside un panel del gobierno de la Prefectura en la compilación de la historia de Okinawa, dijo, "hay registros de las oficinas municipales en los campos, pero no puedo decir que se haya hecho suficiente investigación."

"Siento que más personas (que las confirmadas) murieron" en esos campamentos, agregó. "El estudio para averiguar el número de muertes podría crear un punto de partida para examinar un aspecto diferente sobre la batalla de Okinawa".

Japan Today: Survey sheds light on life of Okinawans in U.S. camps in WWII


Artículo anterior:

Siguiente artículo: