Emperador y Emperatriz de Japón reciben a familiares de veteranos japoneses en Hanoi

por Admin el 4 Marzo, 2017

en Biografías

HANOI – El Emperador Japonés Akihito y la Emperatriz Michiko se reunieron el jueves en Hanoi con  miembros vietnamitas de las familias de soldados japoneses desplegados en el Sureste de Asia durante la Segunda Guerra Mundial.

El encuentro con las viudas y los descendientes de veteranos de guerra japoneses fue parte de los esfuerzos de la pareja imperial para aliviar algunas de las heridas de la guerra. Los miembros vietnamitas de esas familias se enfrentaron a la discriminación y otras dificultades después de que los soldados regresaron a casa.

"Estoy emocionada porque usted se preocupa por los miembros de las familias que quedan en Vietnam", le dijo Nguyen Thi Xuan viuda de 92 años al emperador, limpiándose las lágrimas con su pañuelo.

Después de escuchar la historia de su lucha para criar a sus hijos, el emperador respondió, "usted ha tenido un momento muy difícil. Siento su dolor."

Algunos de los descendientes de los soldados, entre sollozos sostuvieron las manos de la emperatriz. "Agradezco sus luchas durante tan largo tiempo. Estoy muy contenta de encontrarme con todos ustedes," dijo la emperatriz.

Ese día en una recepción que tuvo lugar más tarde, el emperador y la emperatriz se reunieron con Nguyen Duc, un Vietnamita que nació unido al cuerpo de su mellizo, al parecer debido a los efectos de los defoliantes Agentes Naranja utilizados por el ejército estadounidense durante la Guerra de Vietnam.

"Todo el mundo debe estar contento de verte bien," le dijo la Emperatriz Michiko a Duc. Él se sometió a una cirugía para separarlo de su hermano Viet con el apoyo de médicos Japoneses casi tres décadas atrás.

Duc, ahora con 36 años de edad, está casado y tiene dos hijos gemelos. Ha viajado a Japón varias veces y el año pasado visitó Hiroshima, que fue devastada por un bombardeo atómico de Estados Unidos en 1945 al final de la Segunda Guerra Mundial. Viet murió en el año 2007.

Más temprano, el jueves, la pareja imperial también se reunió con las vietnamitas que han estudiado en Japón o planean hacerlo para convertirse en trabajadoras de enfermería para niños en el país en virtud de un acuerdo bilateral de asociación económica.

El emperador, de 83 años, y la emperatriz, de 82 años, están de visita en Vietnam por primera vez, como huéspedes de Estado, para promover la buena voluntad. Ellos han planeado permanecer hasta el domingo, cuando viajarán desde la antigua ciudad de Hue, a Tailandia.

Japón invadió la Indochina francesa, parte de la cual fue el actual Vietnam, en 1940 durante la Segunda Guerra Mundial. De las tropas japonesas  desplegadas allí, un estimado de 600 se quedaron después de la rendición de Japón en agosto de 1945 y se unieron a la guerra del Viet Minh, liderados por Ho Chi Minh, una figura clave en la fundación del país. Lucharon contra Francia en el intento de recolonizar el país en la Primera Guerra de Indochina entre 1946 y 1954.

Alrededor de la mitad de los 600 soldados se cree que han muerto debido a las enfermedades o en combate.

Muchos de los soldados Japoneses casados con mujeres locales tuvieron hijos, pero a los hombres no se les permitía llevar a sus familias a Japón, cuando muchos de ellos regresaron a casa después del final de la Primera Guerra de Indochina.

El número de sus hijos, se estima en varios cientos y muchos de ellos se enfrentan a la discriminación debido a su origen étnico.

Xuan, que se reunió con la pareja imperial, el jueves, ahora vive en las afueras de Hanoi. Recordó que su marido le preguntó si ella tenía un novio. "Él era muy caballeroso," dijo ella en una entrevista reciente.

Los dos se casaron en 1945 y su marido se unió a la guerra contra Francia, lo que hizo que la familia se mudara al norte de Vietnam. Uno de sus cuatro hijos, murió a la edad de siete meses.

Su esposo se marchó de Vietnam en 1954, debido a la "política de gobierno" vietnamita y él le dijo que si él no estaba de vuelta dentro de un año, él podría no regresar nunca, dijo Xuan. Ella no fue capaz de averiguar su paradero.

"Yo creía que iba a regresar", dijo. "Yo era muy joven."

Xuan dijo que ella hizo todo lo posible para criar a sus tres hijos, incluyendo el trabajo en un mercado y en la agricultura.

En 2005, ella de repente recibió una carta de su marido disculpándose por su fracaso en intentar volver a Vietnam y le expresó su gratitud por criar a sus hijos. Visitó a Xuan al año siguiente con una mujer japonesa con la que se había casado, fue su primera reunión en medio siglo.

"Yo no sabía qué decir," dijo Xuan. Ella dijo que le preguntó si se acordaba de Vietnam y él le dio una breve respuesta diciendo que sí.

"Fue nuestro destino el tener que estar separados", dijo.

Bangkok Post: Japan’s emperor meets families of WWII occupiers in Vietnam


Artículo anterior:

Siguiente artículo: