El Papa Benedicto XVI renuncia el 28 de febrero

por Admin el 11 Febrero, 2013

en Biografías

El Papa Benedicto XVI anunció su renuncia para el día 28 de febrero, según dijo, por su avanzada edad (casi 86 años) que no le permite llevar a cabo las actividades que le exige su elevada investidura.

Joseph Alois Ratzinger nació el 16 de abril de 1927 en el número 11 de la calle Schulstrasse, en Marktl am Inn, Bavaria.  Fue hijo de un oficial de policía llamado Joseph Ratzinger y de Maria Peintner.

En 1939, siendo seminarista al igual que la mayoría de los jóvenes alemanes perteneció a las Juventudes Hitlerianas hasta que en 1943, cuando tenía 16 años, Joseph Ratzinger fue reclutado con otros de sus compañeros de clase en la Luftwaffenhelfer, un programa para jóvenes que eran entrenados como ayudantes de la artillería antiaérea, cuerpo perteneciente a la Luftwaffe.

Los nuevos reclutas fueron destacados primero a Ludwigsfeld, al norte de Munich, como parte de un destacamento responsable de la protección de una fábrica de motores BMW de aviación.

Luego fueron enviados a Unterföhring, al noroeste de Munich y luego a Innsbruck. De Innsbruck su unidad fue enviada a Gilching para proteger la base aviación de cazas a reacción y repeler a los bombarderos aliados que pasaban por ese lugar rumbo a Munich.

En Gilching, Ratzinger sirvió en un puesto de comunicaciones telefónicas. El 10 de septiembre de 1944, su unidad fue desbandada.  De regreso a casa, Ratzinger recibió el aviso de presentarse al Reichsarbeitsdienst, una unidad de trabajadores de apoyo de la Wehrmacht Fue enviado a la frontera húngara. Cuando Hungría fue ocupada por el Ejército Rojo la unidad de Ratzinger se ocupó en establecer defensas antitanques en preparación para la esperada ofensiva del Ejército Rojo.

20 De noviembre de 1944, su unidad fue desbandada. Joseph Ratzinger volvió otra vez a su casa, hasta que tres semanas después fue llamado nuevamente al servicio en Munich y asignado a la infantería en Traunstein, la ciudad donde vivió con su familia.

Después del entrenamiento básico en la infantería, su unidad permaneció dentro de la ciudad. Hacia finales de abril o principios de mayo, poco antes de la rendición de Alemania, Ratzinger desertó junto a otros compañeros.

Dejó la ciudad de Traunstein y se dirigió a su pueblo. "Utilicé un camino poco conocido con la esperanza de pasar desapercibido. Pero, cuando salí de un paso a desnivel del ferrocarril, dos soldados estaban en sus puestos de vigilancia, y por un momento la situación se puso muy tensa para mí. Gracias a Dios que ellos también estaban cansados de la guerra y utilizaron como excusa que su brazo estaba entablillado y me dejaron pasar."

Poco después, dos miembros de las SS estaban alojados en la casa de la familia de Ratzinger, y empezaron a indagar sobre la presencia de Joseph en la casa siendo un hombre joven en edad militar. El padre de Ratzinger incluso le mostró a los dos soldados de la SS que estaba en contra de Adolf Hitler, pero los dos desaparecieron al día siguiente sin tomar ninguna medida contra la familia de Ratzinger. El Cardenal Ratzinger escribió en sus memorias, "un ángel especial parecía estar protegiéndonos".

Cuando los estadounidenses llegaron al pueblo, "me identifiqué como soldado y tuve que volver a ponerme el uniforme y unirme a la creciente multitud de prisioneros de guerra, quienes fueron agrupados en nuestro campo. Especialmente le rompió el corazón a mi madre ver a su hijo y al resto del ejército derrotado allí, expuestos a un destino incierto… "

Ratzinger fue brevemente internado en un campo de prisioneros cerca de Ulm y fue liberado el 19 de junio de 1945. Él y otro joven comenzaron a caminar los 120 km a casa pero consiguieron ser llevados en un camión de leche a Traunstein. La familia se reunió cuando su hermano, Georg, regresó después de ser liberado de un campo de prisioneros en Italia.


Artículo anterior:

Siguiente artículo: