El Museo Yamaguchi Kaiten honra la memoria de los pilotos de torpedos humanos

por Admin el 8 Julio, 2014

en Biografías

SHUNAN, Prefectura de Yamaguchi – Un proyecto para promover una isla que una vez fue utilizada para entrenar a los marinos japoneses para misiones suicidas como torpedos humanos durante la Segunda Guerra Mundial está en marcha con la colaboración de miembros de la junta local de turismo y un aclamado dibujante de manga ampliamente conocido.

kaiten

Hace 70 años, Otsushima, una pequeña isla situada al sur de Shunan, era una base para la formación de las tripulaciones de pilotos Kaiten, torpedos tripulados utilizados por la Marina Imperial japonesa hacia el final de la guerra.

La base ahora se conserva y alberga un museo que exhibe fotografías, cartas y notas de despedida de los marinos que murieron en las misiones suicidas bajo el agua.

Un arma secreta, desarrollada por la Marina de Guerra hacia el final de la guerra, el Kaiten, fue la primera arma submarina suicida en el mundo.

Un típico Kaiten mide 15 metros de largo y 1 metro de diámetro. Esta arma en forma de lanza – modificada a partir de un torpedo era efectivamente un ataúd de hierro para su tripulación de un solo hombre, que, tras abandonar el submarino madre, embestía un buque enemigo, detonando el explosivo que llevaba a bordo.

El Kaiten, era un arma diseñada en desesperación, con la esperanza de revertir la marea de la guerra.

Aparte de Otsushima, hubo bases ubicadas en Hikari y Hirao, también en la Prefectura de Yamaguchi y Hiji en la Prefectura de Oita en Kyushu.

La primera misión del Kaiten fue realizada el 08 de noviembre de 1944. Hacia el fin de la guerra, 145 pilotos y mecánicos murieron en misiones suicidas o en accidentes durante el entrenamiento de los Kaiten.

Agosto de 2015 conmemorará el 70º aniversario de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, pero un número creciente de quienes experimentaron el conflicto ya han muerto. El proyecto Heiwa no Shima (isla de paz) fue encargado a la Asociación de Turismo y Convenciones de Shunan para evitar que los recuerdos de las operaciones de los Kaiten se olviden.

El proyecto está respaldado por Shuho Sato, el creador de "Tokko no Shima" (Isla del ataque suicida), una novela gráfica sobre jóvenes marineros entrenando para ser pilotos Kaiten en Otsushima.

"Escribí e ilustré el manga, pensando que debo hacer que la gente sepa que había misiones kamikazes en los mares", dijo Sato en una conferencia de prensa celebrada en Shunan en marzo. "Quiero que mis lectores sepan que hubo gente que se movilizó para ese propósito".

El 6 de abril, el protagonista del manga apareció impreso en una pancarta gigante en la estación JR Tokuyama, donde puede tomarse el ferry que lo lleva a uno en 18 minutos a la isla cercana.

Para ayudar a mantener el proyecto vivo, la Asociación también comenzó a vender sukiyaki en loncheras "bento", una comida que a menudo fue disfrutada por los pilotos Kaiten antes de sus misiones suicidas, junto con  curry instantáneo y refrigerios conmemorativos.

"Pensamos que la historia no podría ser transmitida con tantos ancianos que fallecen", dijo Shigeru Harada, Presidente de la asociación de conmemoración de los Kaiten, durante la conferencia de prensa en marzo. "Lo que estamos intentando ahora es un nuevo experimento, con la idea que surgió de los jóvenes".

Toshiyuki Matsumoto, el director del Museo Kaiten, dijo, que "con las familias de los tripulantes de Kaiten envejeciendo, el 70º aniversario será un momento importante para pasar la historia a la próxima generación. Nosotros tememos que si pasan 100 años, la verdadera historia puede ser olvidada".

Según el Museo, de los 1.375 marinos que fueron reclutados como pilotos Kaiten durante la guerra, menos de 30 de quienes experimentaron el entrenamiento siguen viviendo. La Asociación Nacional de Kaiten se vio obligada a disolverse en 2008 debido al envejecimiento de sus miembros.

El proyecto espera registrar materiales relativos a las operaciones Kaiten en el programa de la UNESCO Memoria del Mundo y prevé la construcción de una sucursal del Museo en la isla de Shunan.

"Debemos mantener la isla como un lugar de conmemoración de aquellos que fallecieron y que deseen la continuación de la paz", dijo Matsumoto. "Espero que el proyecto sea una razón para que las personas vengan a la isla".

Asahi Shimbun: Yamaguchi Kaiten museum honors memory of suicide torpedo pilots

Exordio: Kaiten (torpedo tripulado)


Artículo anterior:

Siguiente artículo: