Distinguido espía de la Segunda Guerra Mundial homenajeado en Arlington

por Admin el 31 Marzo, 2013

en Biografías

CNN – El viernes, las cenizas de Rene Joyeuse fueron colocadas en el Cementerio Nacional de Arlington, después de una ceremonia celebrada por su familia.

Durante gran parte de su vida, Joyeuse no habló con mucha gente sobre sus actividades en el ejército y las misiones peligrosas que realizó durante la Segunda Guerra Mundial. Él fue un espía nacido en Suiza que trabajó para la Oficina de Servicios Estratégicos de Estados Unidos (OSS), que fue la precursora de la CIA.

Pero sus logros fueron tan grandes que General Dwight D. Eisenhower personalmente le otorgó la Cruz de Servicios distinguidos.

En 2002, Joyeuse invitó al autor e historiador de guerra Patrick O’Donnell a cenar en su casa con su familia. O’Donnell ha escrito ocho libros, todos centrado en el heroísmo de las fuerzas armadas de Estados Unidos a lo largo de la historia. Fue esa noche cuando Rene compartió con O’Donnell, sus increíbles historias de WWII. Rene recordó cuan cerca estuvo de la muerte tratando de escapar de los alemanes en el norte de Francia.

Después de escuchar la historia y más adelante escribir sobre Joyeuse, O’Donnell cree que es uno de los mayores espías que trabajaron para la OSS:

"Sus contribuciones son extraordinarios. Él proporcionó inteligencia real sobre una fábrica de cohetes V-1 de propulsión a chorro que fue bombardeada por los aliados – también sobre numerosas unidades que se dirigían hacia la playa de Normandía".

Joyeuse incluso creó una red subterránea para ayudar a escapar a cerca de 300 aviadores derribados. Y sigue la lista de sus logros.

O’Donnell y la familia de Joyeuse creían que este espía increíble debía descansar en el Cementerio Nacional de Arlington, pero eso que casi no se realiza. Al principio, la solicitud fue denegada. Pero en el transcurso de varios meses O’Donnell, la familia y muchos otras personas que los apoyaban pidieron que la urna de Joyeuse fuese colocada en Arlington, y finalmente lo lograron.

Remi, hijo de Joyeuse, recuerda que su padre le decía cuando era un niño que terminaría en el Cementerio Nacional de Arlington. Y cuando Rene murió en el año 2012, la familia lo incineró, pero no realizaron ninguna ceremonia. Remi Joyeuse dijo que esperarían hasta que pudiera hacerse en Arlington.

"Estaba seguro que sería honrado para ser enterrado junto con sus compañeros y el hecho de que sus logros estén siendo reconocidos y de todos los lugares, incluso que merecía estar en el Cementerio Nacional de Arlington. Estamos muy agradecidos por todos aquellos que han puesto su tiempo y esfuerzo para lograrlo".


Artículo anterior:

Siguiente artículo: