Diplomático irlandés hizo negocios con los alemanes durante la guerra

por Admin el 6 Agosto, 2017

en Biografías

Un ex diplomático Irlandés Vendió vinos a Hermann Göring, y otros oficiales alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, sugiere un libro recién publicado.

El conde Gerald O’Kelly – o, para darle su nombre completo, Conde Gerald Edward O’Kelly de Gallagh et Tycooly – era el propietario de Vinos Vendôme, en París. Él había sido uno de los principales diplomáticos del Estado Libre de Irlanda ante la Liga de las Naciones y, a continuación, fue el eficaz embajador en Bélgica y Francia (donde era conocido como un ministro plenipotenciario) del gobierno del Primer Ministro Éamon de Valera en 1935.

O’Kelly estableció Vinos Vendôme, en la Place Vendôme, en 1938, y se quedó allí después de que los Alemanes invadieron la capital francesa en Mayo de 1940.

Según un nuevo libro, "No Way Out: The Irish in Wartime France 1939-1945", por el periodista radicado en París, Isadore Ryan, tres cuartas partes de los negocios de la empresa de O’Kelly durante la guerra fueron hechos con las fuerzas alemanas de ocupación. Un documento que se ha descubierto muestra las listas donde aparece que Göring, Jefe de la Luftwaffe, estuvo entre los primeros de los muchos "clientes Allemandes de la Vendôme" (clientes alemanes de Vendôme).

Göring estuvo mucho tiempo en Francia en 1940, en la preparación para el Blitz y la Batalla de Gran Bretaña.

La Legación Irlandesa

Al mismo tiempo, O’Kelly estuvo usando el edificio de la Vendôme como la Legación Irlandesa y "Cancillería temporal" antes de que la legación Irlandesa se trasladara a Vichy, a finales de 1940.

Después de la guerra, O’Kelly dijo que nunca le había vendido a los alemanes "las cosas buenas", y que usó sus contactos con ellos para recabar información en favor de los británicos.

Él dejó Francia a finales de la década de 1940, negándose a pagar a los franceses el "impuesto de solidaridad nacional" porque Vinos Vendôme había sido "completamente noqueada" por la guerra y que había perdido el 90 por ciento del capital invertido en la empresa. "No recuerdo la cifra exacta", declaró en 1951, "pero fue un desastre."

"No Way Out: The Irish in Wartime France 1939-1945", por Isadore Ryan

Pero el señor Ryan le da el crédito al Conde O’Kelly porque estuvo haciendo su mejor esfuerzo para ayudar a los Irlandeses varados en Francia después de la ocupación alemana. Él intercedió ante los alemanes, para liberar a los ciudadanos Irlandeses de los campos de detención y trató de suplir el aumento de la demanda de pasaportes Irlandeses.

Muchos titulares de pasaportes británicos con ascendencia Irlandesa trataron de obtener pasaportes Irlandeses durante la guerra, en forma similar a lo que está sucediendo hoy en día, como resultado del Brexit. La demanda fue tan grande que la Embajada de Irlanda en París, agotó las existencias de pasaportes después de la ocupación alemana.

O’Kelly, como un "asesor especial", se permitió hacer viajes entre París y de Vichy, la ciudad francesa donde se estableció el gobierno de la Francia ocupada por los alemanes y actuó como garante para muchos ciudadanos británicos que buscaban obtener pasaportes Irlandeses.

El señor Ryan llega a la conclusión de que O’Kelly fue "injustamente olvidado" y que había "conseguido combinar un excelente servicio en nombre de la comunidad Irlandesa en Francia con las menos aceptables relaciones de negocios durante la guerra".

The Irish Times: Irish diplomat ‘sold Nazis wine’ during second World War

Exordio: Biografía de Eamon de Valera


Artículo anterior:

Siguiente artículo:

{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Escribir un comentario

Nota: Para evitar el spam, los comentarios son moderados antes de ser publicados.

*