Cómo manejó el US Army el entrenamiento sobre la idiosincracia en la Segunda Guerra Mundial

por Admin el 15 Octubre, 2015

en Biografías

¿Qué  contiene una guía de viajes cuando eres parte de un ejército de ocupación? Gracias a la Biblioteca Bodleian de Oxford, nos podemos hacer una idea. En la década de 2000, la biblioteca comenzó a reimprimir una serie de folletos que fueron dados a los militares aliados antes de sus viajes a naciones adonde eran enviados durante la Segunda Guerra Mundial.

instruct-us-in-iraq

Estas guías nos dicen mucho sobre las actitudes culturales y un poco sobre la estrategia militar durante la guerra, pero más que nada, ponen de manifiesto las prioridades cambiantes en que las tropas interactúan con civiles.

Según la correspondencia entre el Departamento de Guerra y el Cuartel General del General Eisenhower en Londres, el folleto original, "A Pocket Guide to Francia," (Guía de bolsillo para Francia) pretendía "dar una idea general del país en cuestión, para servir como una guía de comportamiento en relación con la población civil utilizando un vocabulario adecuado y conciso.

Cada libro tiene su propio carácter, pero todos instan a la audiencia —las tropas aliadas— a recordar que sus tareas principales son el respeto y la empatía. Las guías ofrecen los antecedentes necesarios para que los militares respeten las costumbres locales y empatizar con los problemas civiles locales.

instruct-us-in-aust

No está claro si era la primera vez que el Departamento de Defensa (entonces el Departamento de Guerra) creó tales folletos informativos para sus soldados, pero es probable que fuera la primera vez que fueran distribuidos en tan grande escala. El último conflicto internacional en el que había participado Estados Unidos fue la Primera Guerra Mundial, también en Europa, pero los estadounidenses se unieron a la lucha tres años después que comenzara esa guerra.

Las guías estadounidenses buscan que sus soldados en servicio sientan que otros países son relevantes en la historia de Estados Unidos, o en la cultura popular contemporánea. La guía francesa, por ejemplo, alude a la ayuda del Marqués de Lafayette durante la revolución americana. Otros folletos evocan ideas sobre soldados de otros países que podrían ser soldados actores en películas y se esfuerzan por poner esas imágenes en contexto. "¿Recuerdas a Lawrence de Arabia?" se pregunta en uno de ellos sobre Iraq. "Bueno, fueron con hombres como estos [iraquíes] que se escribió la historia en la Primera Guerra Mundial."

Las guías estadounidenses dan un poco de luz sobre las relaciones extranjeras, centrándose en cambio más en la historia, las reglas culturales, el estado político y emocional del país, las descripciones básicas del dinero y del lenguaje, y el qué hacer o no hacer de las tropas estadounidenses, cómo deben interactuar con los lugareños individualmente: "los franceses también se dan las manos al saludarse y al decir adiós. No son excesivamente efusivos."

instruct-us-in-france

Los panfletos no sólo ilustran historias y actitudes culturales. La guía de cada país revela mucho acerca de su percibido valor estratégico. El Departamento de Guerra consideró especialmente importante la guía francesa porque Francia fue el lugar donde se realizó la Operación Overlord, la operación militar que comenzó con el desembarco. Si los soldados aliados iban a caer en masa sobre los franceses, se consideró una buena idea asegurarse de que supieran algo acerca del lugar  adonde ellos llegaban.

Teniendo en cuenta que el ingreso de los estadounidenses iban a ser muy tarde en la guerra, el tema a lo largo de todas las instrucciones de los folletos militares estadounidenses hacía incapié en que los soldados estadounidenses supieran tratar a sus anfitriones extranjeros con respeto. Más que nada, sin embargo, el deseo de las guías turísticas era aumentar la empatía de las tropas con los civiles, utilizada como forma de contrarrestar la propaganda alemana:

‘La invasión aliada acarreará nuevos problemas y mucha discusión. Deben permanecer fuera de esas discusiones locales, aunque hayan estudiado Francés II en la escuela secundaria. En cualquier discusión francesa sobre asuntos internos franceses, podrías estar inmerso o involucrado en un altercado con conocimientos lingüísticos de la primera clase de francés. Las disputas entre aquellos que están luchando contra los alemanes todavía pueden alcanzar un nivel peligroso. Ellos comenzaron esta guerra bajo el principio de divide y vencerás y sus expertos en propaganda todavía creen que pueden hacer que eso funcione."

instruct-us-in-brit

Esto no sólo aplica a Francia. Las instrucciones para los militares estadounidenses en Gran Bretaña, en 1942, también pretendían lograr que los soldados simpatizaran con lo que los británicos habían logrado. Y hubo resentimientos largamente soportados que enfrentar. La guía británica instruye a los militares estadounidenses con muchos recuerdos ingratos, que deben considerar, ante todo, que Gran Bretaña es su aliada:

"Si vienes de una familia de origen irlandés, puedes pensar que los ingleses son los perseguidores de los irlandeses, o puedes pensar en ellos como el enemigo, los casacas rojas que lucharon contra nosotros en la Revolución americana en la guerra de 1812," señala. "Pero no hay tiempo hoy, para pelearnos nuevamente por todas las guerras o sacar a relucir viejos agravios".

El consejo para tratar a los civiles con comprensión y compasión es una buena estrategia militar. En su artículo sobre Política Exterior en el 2009, “Why They Hate Us (I): On Military Occupation,” (Porqué nos odian: Sobre la ocupación militar), el  profesor de relaciones internacionales de Harvard Stephen M. Walt señala que los ciudadanos de los países ocupados pueden abrigar resentimientos si los soldados no los tratan bien. "La ocupación militar genera resistencia porque es humillante, disruptiva, arbitraria y a veces aterradora en sus objetivos, dice,"incluso cuando la potencia ocupante actúa con más o menos motivos benévolos. Si usted alguna vez ha sido atrapado en una trampa de velocidad por un policía grosero o abusivo, o seleccionado para recibir especial atención por un policía de inmigración, tiene un leve conocimiento de lo que esto significa. Usted está a merced de la persona a cargo, que está inevitablemente bien armada y puede hacer prácticamente cualquier cosa que él (o ella) quiera.

Dando a los soldados un conocimiento básico sobre los países que visitan y específicamente sobre los potenciales casos y traumas que pueden sufrir los civiles, ayuda a impedir que se abuse de ese poder. Es un sentido de compasión, que sirve para evitar este tipo de discriminaciones a largo plazo.

En una entrevista en NPR "Todas las Cosas Consideradas," el teniente coronel John Nagl, un veterano de la guerra de Irak que escribió la introducción al texto republicado, comenta con tristeza, "Dios mío, desearía haberlo tenido cuando me desplegaron a Irak en septiembre de 2003." En su introducción, señala, "la historia no se repite, pero a menudo se replica".

Lo que tenían era el "Counterinsurgency Field Manual" (Manual de campo de contrainsurgencia), que el Ejército y la Infantería de Marina dieron a conocer en 2006, después de realizar tácticas de contrainsurgencia producto de sus investigaciones previas para El Salvador en la década de 1980 y que es necesario actualizar. El nuevo manual, como los folletos de la Segunda Guerra Mundial, acentúa sobre la empatía y respeto a los civiles. La violencia en Irak disminuyó considerablemente después de que fue publicado, y muchos creen que la reducción se debió a este enfoque más compasivo.

Nagl escribió al prólogo del Manual de Campo cuando fue lanzado al público en general en 2007, señalando que lo absurdo fue que el ejército no tenía tal cosa en 2003 al inicio de la guerra de Irak. La inscripción dentro de la copia usada por un reportero de "Instructions for American Servicemen in Iraq" (instrucciones para los militares estadounidenses en Irak) durante la Segunda Guerra Mundial, concuerda con esto. Se dirige a un soldado que va a Irak en octubre de 2007 y dice: "Este es un libro muy interesante, con buenos consejos que todavía se aplican unos sesenta y cuatro años después de que fue originalmente publicado."

El comportamiento compasivo, parece que nunca pasa de moda.

Atlas Obscura: How the army handled cultural sensitivity training in wwii


Artículo anterior:

Siguiente artículo: