Cine: El juego de la imitación

por Admin el 17 Noviembre, 2014

en Biografías

La increíble historia de Alan Turing es casi imposible de creer. Este hombre inventó la computadora y, con un pequeño equipo, terminó la Segunda Guerra Mundial dos años antes de lo que se creía posible y, al hacerlo salvó las vidas de 14.000.000 personas.

the-imitation-game

Pero fue sólo en la Navidad pasada que la reina Isabel II le concedió un indulto póstumo. ¿Por qué necesitaría un héroe de la guerra ser perdonado? En las postrimerías de la guerra fue encontrado culpable de ser homosexual y como castigo fue castrado químicamente. Luego se suicidó. Esto fue en 1954 cuando esta forma de castigo por ser homosexual se continuó usando hasta la década de 1960.

La opinión pública sólo escuchó su nombre hace cinco años cuando Gordon Brown escribió un artículo para "The Daily Telegraph" acerca del tratamiento horrendo a Turing. Posteriormente fue defendido por Stephen Fry en Twitter y TV y por una petición masiva interpuesta ante Downing Street que condujo a su perdón.

Ahora aparece una película sobre la vida de Turing – "The Imitation Game" (El juego de la imitación), probablemente la mejor película de 2014, dirigida por el noruego Morten Tyidum. Es probablemente mejor, porque el director no es británico o estadounidense y por tanto está totalmente desprovisto de un patriotismo fuera de lugar. Vemos al verdadero Turing aquí, no sólo un héroe improbable, sino un héroe antipático. Benedict Cumberbatch, uno de los mejores actores de hoy, desempeña el papel de Turing con fría insensibilidad y está seguro de ganar al menos una nominación al Oscar en enero.

 

"El juego de la imitación" retrata a Turing a través de tres periodos claves de su vida. La primera durante sus años escolares. Es entonces, como su madre lo llama, "un tipo raro," y es intimidado y vejado en la escuela. Él sin embargo desarrolla una amistad con un chico que se transforma en algo más. Durante este período es interpretado por un joven e increíblemente talentoso actor, Alex Lawther, quien tiene los movimientos faciales de Cumberbatch y el acento a la perfección, pero sin llegar a caer en la burda imitación de Cumberbatch. De hecho la interpretación de Lawther puede ser lo mejor de la película. Su desgarradora y delicada actuación nos permite despertar gran simpatía por Turing durante su vida posterior aún cuando él no lo merezca.

El segundo período de su vida, donde pasa la mayor parte del tiempo, es el descubrimiento del método de cifrado de la máquina Enigma de los alemanes en Betchley Park. Claramente Turing es un matemático brillante pero increíblemente grosero y antisocial. Se esfuerza por encajar en el equipo que dirige, hasta que conoce a Joan Clarke (Keira Knightley) que le impresiona por los beneficios que aporta como miembro del equipo y por ser querida por sus compañeros.

Aquí la película adquiere un tono menos serio. Esta parte de la vida de Turing se adorna un poco para la película (especialmente su relación con Clarke) pero funciona. El elenco con Matthew Goode, Keira Knightley y Charles Dance es fantástico. Particularmente Mark Strong como el amenazante agente del MI6 que es capaz de manipular a Turing. Aunque tiene respeto por el genio del matemático no tiene respeto por los sentimientos de un individuo claramente preocupado.

El tercer período en la vida de Turing es 10 años después de la guerra. Sus anteriores experiencias le han dejado muy infeliz y frente a una investigación que lo llevará al suicidio. El oficial de policía a cargo de su caso es interpretado por el criminalmente subestimado y siempre fantástico Rory Kinnear. Él interroga a Turing sobre su vida y su trabajo durante la guerra, bajo sospecha de ser un espía ruso, de los cuales había muchos en Bletchley Park.

The Advertiser: The Imitation Game

Ver: Descodificador Alan Turing fue indultado post-morten por sus actividades homosexuales


Artículo anterior:

Siguiente artículo: