Ocupación soviética de Bornholm, Dinamarca.

por Admin el 18 Abril, 2007

en mayo

La última batalla librada entre las fuerzas del Ejército Rojo y los alemanes ocurrió, no en el propio Frente del Este o en Alemania, sino en la isla danesa de Bornholm, el 9 de mayo de 1945.

Acatando las órdenes recibidas, el comandante de la isla aceptó firmar la rendición ante las fuerzas británicas, que ocupaban el norte de Alemania, puesto que el acuerdo Aliado era que cada unidad se rindiera ante el comandante de la unidad que tenía al frente. En Bornholm se concentraban miles de civiles alemanes que fueron evacuados de Prusia Oriental ante el avance de las fuerzas soviéticas y en el caso de esa isla, trasladados por órdenes del Capitán de la Kriegsmarine Gerhard von Kamptz. Luego de una meritoria labor organizando el traslado de refugiados, que lo hizo acreedor de la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, von Kamptz fue nombrado en marzo de 1945 comandante de Bornholm.

Todo parecía haber concluido el día de rendición firmada por von Kamptz ante el Mayor General Dewing en representación de las fuerzas británicas. Se apresuraron a nombrar comisiones para devolver la normalidad a la isla y conformaron grupos con efectivos daneses, británicos y alemanes para mantener el orden.

De pronto, los soviéticos protestaron exigiendo la rendición de la isla ante las fuerzas soviéticas por cuanto que el comandante de la plaza había combatido en el Frente del Este y los refugiados eran civiles procedentes de Prusia Oriental, Checoslovaquia, Polonia, etc. , razonamiento de muy dudosa validez. La situación se puso tensa entre los Aliados, interviniendo el propio General Eisenhower, quien para no disgustar a Stalin, le ordenó al General Dewing que aceptara recibir a la delegación soviética para firmar la nueva rendición.

La situación estratégica de la isla Bornholm que se encuentra en el centro de la entrada al Báltico era la razón fundamental del interés soviético. El General Dewing le comunicó al Comandante von Kamptz que aceptara recibir a los rusos, pero se negó rotundamente por cuanto sus órdenes expresas eran firmar la rendición ante las fuerzas británicas. Los rusos ordenaron una exploración aérea de la isla y fueron recibidos por la artillería antiaérea alemana. Obviamente la guerra no había terminado para los habitantes de Bornholm.

La historia en el artículo Ocupación de Bornholm.


Artículo anterior:

Siguiente artículo: