Asesinados por los checos durante la vendetta de 1945, agricultores alemanes descansan en paz

por Admin el 16 Septiembre, 2012

en mayo

Los familiares de 12 agricultores alemanes étnicos arrojan flores sobre la tumba con sus restos durante una ceremonia funeraria realizada ayer en Jihlava.

familiares

Los cuerpos de 12 agricultores alemanes asesinados por venganza por los checos después de la Segunda Guerra Mundial, fueron sepultados ayer en un acto considerado como un paso para mejorar las relaciones checo-alemanas.

Las dos naciones de la UE han sido desgarradas por la expulsión al final de la guerra de los llamados Sudeto-alemanes de las regiones fronterizas de la antigua Checoslovaquia, acto visto por los alemanes como discriminación y como represalia justificada por los checos y eslovacos.

El entierro privado de ayer se celebró en la central ciudad checa de Jihlava, a 130 km al sureste de la capital Praga.

En la noche del 19-20 de mayo de 1945, un comando de "Guardias Revolucionarios" checos  mataron a un grupo de 13 agricultores alemanes en la cercana aldea de Dobronin.

Las víctimas de la masacre fueron arrojadas a una fosa común, donde permanecieron durante 67 años hasta que se realizó un sondeo oficial inspirado por la periodista local Miroslav Mares.

"No hay ninguna prueba tangible que las víctimas cometieran algún delito contra los checos", dijo Mares a la AFP.

"La historia no está hecha únicamente de eventos de los que podemos estar orgullosos", añadió.

Sólo una de las víctimas no ha sido identificada por sus familiares y sería enterrada posteriormente, dijeron los organizadores de la ceremonia de ayer.

Con una población de alrededor de 2.000 personas, Dobronin fue predominantemente de etnia alemana antes de 1945, así como otras docenas de ciudades en las regiones de los Sudetes fronterizos, que habían sido anexionadas por Alemania en septiembre de 1938.

Ocupada por Alemania, en marzo de 1939, Checoslovaquia no mostró misericordia por los 3 millones de sudeto-alemanes después de la guerra, expropiando sus bienes y expulsándolos mediante decretos firmados por el entonces Presidente Edvard Benes.

Los cuerpos de los 13 campesinos asesinados fueron descubiertos en agosto del 2010, provocando un nuevo debate sobre las relaciones checo-alemanas.

Se divide la opinión entre los checos sobre cómo hacer las paces, con algunos argumentando que la venganza ocurrida en 1945 fue un acto justificado de represalia por los crímenes de guerra cometidos por los alemanes, mientras que otros creen que las víctimas merecen justicia.

"En estos momentos, nosotros no podemos hacer nada por ellos, sólo déjenlos descansar", dijo un pensionado que se negó a dar su nombre a la AFP.

"Es muy difícil estar seguro sobre lo que ocurrió después de la guerra. Los guardias revolucionarios incluían a comunistas así como gente que quiso zanjar sus cuentas personales", dijo Ivan Sehnal, alcalde de Dobronin, a la AFP. "La situación se calmará después del entierro".

Checoslovaquia se dividió pacíficamente en la República Checa y Eslovaquia en 1993, cuatro años después de la caída del comunismo. En ese tiempo, el entonces recién elegido Presidente Vaclav Havel pidió disculpas a los alemanes de los Sudetes, provocando una ola de protesta pública. Sobre esto dijo Mares: "Vaclav Havel se adelantó 20 años a todo el mundo. El poder moral de la nación se basa en lo que seamos capaces de admitir".

Gulf Times: Killed by Czechs in 1945 vendetta, German farmers are laid to rest


Artículo anterior:

Siguiente artículo: