Operación Lila (27-11-1942)

por Admin el 7 Julio, 2006

en 1942, Noviembre, Operaciones

Junto con la Operación Anton los alemanes tenían que ocupar la Base Naval de Toulon, operación que requería una preparación y ejecución especiales.  Pero la Operación Lila fue planificada como si la ocupación de la Base Naval y los buques ahí estacionados, fuera una operación netamente terrestre.  ¿Pensó el Oberkommando Wehrmacht (OKW) que los franceses dejarían ocupar la base sin oponer resistencia al abordaje de los buques?  Parece que sí, pues quien opinó lo contrario sólo fue la Kriegsmarine, conocedora de los códigos de honor de los marinos y de las implicancia que tiene abordar un buque y capturarlo intacto.   

La orden del Jefe de la Flota de Alta Mar, Almirante De Laborde era clara.  No permitir el ingreso a la base y cuando no tuvo más remedio que aceptarlo, tajantemente ordenó barrenar la flota y destruirla volando los cañones, las máquinas y los tanques de combustible.  La flota quedó completamente inutilizada, excepto por unas cuantas naves menores que pudieron ser recuperadas.

Pero todo eso ocurrió porque la operación fue mal concebida y mal ejecutada.  Demoró mucho para empezar, pues entre el inicio de la Operación Anton, el día 11 de noviembre, y el comienzo de la Operación Lila, el día 27, pasaron 16 días de conversaciones.  Además, por razones logísticas, comenzada la operación, el segundo grupo de asalto no llegó a tiempo y cuando el primer grupo debió irrumpir en la base, la unidad de avanzada fue detenida en la puerta con argumentos poco convincentes, aunque es comprensible que las órdenes alemanas eran evitar en lo posible el enfrentamiento armado, más aún cuando la Operación Anton se había ejecutado sin inconvenientes.  Cuando los alemanes llegaron a los buques, ya estaban barrenados, hundiéndose y las explosiones comenzaron a sucederse una tras otras sin que pudieran ser detenidas.

Operación Lila


Artículo anterior:

Siguiente artículo: