Tierra de Minas

por Admin el 17 Enero, 2017

en Sueltos

Durante la Segunda Guerra Mundial, desde 1942 hasta 1944, Alemania construyó el llamado Muro del Atlántico contra la invasión aliada: un sistema complejo de bunkers, sistemas de protección, trampas antitanques y minas terrestres a lo largo de la costa del Mar del Norte.

tierra-de-minas

En la costa oeste danesa, además de miles de obstáculos, fueron enterradas un estimado las 2,2 millones de minas terrestres. Esto hizo, que después de la Segunda Guerra Mundial sus idílicas playas fueran peligrosas zonas donde acechaba la muerte.

La Convención de Ginebra de 1929 prohíbe todo tipo de trabajos forzados para los prisioneros de guerra, pero para burlar esa prohibición, los militares británicos para utilizarlos como esclavos llamaban a parte de esos prisioneros de guerra alemanes ‘personal enemigo voluntario’, en Dinamarca lo hicieron también en complicidad con el Gobierno danés.

A esos "voluntarios" se les ordenó desactivar las minas en las playas de Dinamarca. Sin embargo, para la remoción de las minas, ni fueron entrenados, ni tuvieron asistencia técnica y menos disponibilidad de dispositivos detectores que eran comunes en esa época.

La gran mayoría de los escuadrones de prisioneros fueron formados con chicos de entre 15 y 18 años de edad, quienes en Alemania hacia el final de la guerra habían sido reclutados en las escuelas e incorporados al Volkssturm.

Los trabajos de desminado iniciados el 11 de mayo de 1945 se terminaron el 04 de octubre de 1945. Durante ese período, se eliminaron 1.402.000 minas, según consta en documentos militares. Exactitud similar a la precisa información sobre las minas, no existen sobre los prisioneros que las desactivaron.  Las estadísticas varían, dependiendo de la fuente, entre  2000 y 2.600 prisioneros.

Durante el período de desminado en esos casi cinco meses, por lo menos 1.000 personas perdieron la vida. Son más que el número de muertos en combate habidos en suelo danés durante la Segunda Guerra Mundial.

La película Tierra de Minas, en danés "Unter dem Sand" (Bajo la Arena), es un drama histórico de producción germano-danesa del año 2015 y dirigida por Martin Zandvliet. Fue estrenada en el Festival de Toronto de 2015. donde fue galardonada como la Mejor Película y posteriormente para los Premios de la Academia.

La película está inspirada en esos hechos reales y cuenta la historia de los prisioneros de guerra alemanes que fueron obligados a desminar las playas de Dinamarca. Se estima que fueron más de 2.000 los soldados alemanes que fueron obligados a retirar las minas, y casi la mitad de ellos perdió sus vidas o quedaron mutilados.  Ese drama es reflejado en la película.

En los días siguientes a la rendición de Alemania en mayo de 1945 un grupo de jóvenes prisioneros de guerra alemanes fueron entregados a las autoridades danesas y posteriormente enviados a la costa oeste, donde se les ordenó retirar las minas.

Al mando del Sargento danés Carl Leopold Rasmussen, con sólo sus manos, gateando por la arena, los muchachos realizaron el peligroso trabajo. La mayoría de ellos eran adolescentes reclutados y estaban irremediablemente mal equipados para llevar a cabo ese trabajo. Una escena temprana muestra a los soldados alemanes capturados acosados por los daneses mostrándoles el odio comprensible que los daneses sentían hacia los alemanes. Rasmussen comparte ese desprecio, y él está decidido a tratar a los jóvenes prisioneros bajo su mando sin el más mínimo gesto de compasión.

La película comienza, cuando los jóvenes alemanes son dejados por los camiones en la playa, vemos que la mayoría son todavía adolescentes. Llevan la confusión y la derrota en sus ojos. Para recibirlos está el Sargento Rasmussen. Él lleva al escuadrón hacia las dunas cada día para proceder al desminado. Sin embargo esa tarea interminable pronto comienza a parecer un inútil derramamiento de sangre, y Rasmussen incluso comienza a sentir un conflicto de sentimientos hacia sus jóvenes prisioneros.

A medida que pasa el tiempo, él comienza a apreciarlos, especialmente a uno de ellos llamado a Sebastian Schumann, quien es el líder natural del grupo. Se da cuenta de que esos muchachos no tienen nada que ver con los alemanes que ocuparon Dinamarca. Al final, de los 14 niños, solamente 4 sobrevivieron, (tres de ellos fueron Sebastian, Ludwig y Helmut) y mientras que les prometieron ser enviados a casa después de la desactivación de las minas, las autoridades danesas que necesitan a los alemanes experimentados, los hacen permanecer allí. Rasmussen, encuentra que la decisión es extremadamente desleal y decide ayudarlos a escapar y finalmente son capaces de regresar a casa.

No se la pierda.

Título: Unter dem Sand (Tierra de Minas).
Dirección: Martin Zandvliet
Guión: Martin Zandvliet
Intérpretes: Roland Møller, Mikkel Boe Følsgaard, Laura Bro, Louis Hofmann, Joel Basman, Oskar Bökelmann
Género: Drama bélico
Duración: 100 minutos
Producción: Nordisk Film, Amusement Park Films, ZDF

{ 0 comentarios }

La vida del submarinista

por Admin el 17 Enero, 2017

en Otros temas

Por James Elphick  – The Warrior – Aunque hoy en día han mejorado mucho las comodidades en los submarinos, los marineros que patrullaban los océanos durante la Segunda Guerra Mundial tenían una vida muy diferente al de sus contrapartes modernos.

Grayback_SS208

Nadie ha afirmado nunca que la vida a bordo de un buque de la Armada de los Estados Unidos fuera cómoda. Incluso en los buques de guerra más avanzados de la actualidad el espacio vital es muy estrecho. Aunque hoy en día han mejorado mucho las condiciones de vida, los marineros que patrullaban los océanos en la Segunda Guerra Mundial tenían una vida muy diferente al de sus contrapartes actuales.

Por un lado, los submarinos de la Segunda Guerra Mundial eran mucho más pequeños. Eran cerca de 18 metros más cortos que un submarino moderno.  Los de la clase Gato y Balao de los E.E.U.U. que operaron durante la Segunda Guerra Mundial, tenían un desplazamiento de sólo un tercio de los modernos submarinos de la clase Virginia.

En ese pequeño espacio, unos 60 a 80 marineros tenían que hacer lugar para ellos, su equipo y sus provisiones durante unos 75 días.

Cada tripulante tenía sólo 28 centímetros cúbicos de espacio para almacenamiento personal a bordo del submarino. Cada miembro de la tripulación también tenía una litera, todas dispersas a lo largo de los muchos compartimientos de la nave, incluyendo las salas de torpedos. Unos 14 hombres vivían hacinados en la sala de torpedos de proa junto con 16 torpedos.

Un submarino de ese tamaño simplemente no tenía espacio suficiente para almacenar todas las provisiones necesarias para una larga patrulla. Para acomodar, las cajas de equipo, comida y otras cosas, los marineros tenían que ingeniárselas para acomodar los suministros donde se pudiera, las duchas, la sala de máquinas, incluso en la cubierta hasta que hubiera espacio para meterlas dentro.

A pesar de todo, hubo una ventaja. Debido a la naturaleza peligrosa y agotadora del trabajo submarino, la Armada hizo su mejor esfuerzo para asegurar que los submarinistas obtuvieran la mejor comida que la marina de guerra podía ofrecer. También encontraron espacio para instalar un congelador para helados como un pequeño lujo para la tripulación.

Por desgracia, no había mucho tiempo ni espacio para disfrutar de esa comida. La mayoría de las veces los hombres tenían la suerte de gozar de apenas diez minutos para comer, durante los tres cambios de guardia del barco, pasando por la estrecha cocina durante ese corto período de tiempo.

El momento para servir la comida era a menudo dictado también por las restricciones de los movimientos del submarino. Los submarinos estaban bajo órdenes estrictas de no navegar en la superficie durante el día, mientras se encontraran dentro de las 500 millas de un campo de aviación japonés para evitar el ataque y la observación aérea. Durante los primeros días de la guerra en el Pacífico esto significaba casi que no había donde navegar sin ser avistados  porque los japoneses estaban en control de grandes extensiones de mar y territorio.

Esto obligaba a que los submarinos se quedaron sumergidos durante el día y sólo salieran a la superficie durante la noche. Para compensar, muchas tripulaciones cambiaban sus horarios haciendo sus rutinas diarias normales por la noche. Las tripulaciones llamaban a esta situación  "ir en reversa". Esto permitió a los marinos aprovechar el tiempo en el que el submarino navegaba en la superficie.

Esto era importante porque antes de sumergírse impulsado por los motores eléctricos, después de operar con sus motores diesel durante horas el barco se calentaba rápidamente. La temperatura del motor diesel podía elevarse a más de 100 grados, calor que se propagaba a través de toda la nave. Combinando con la respiración de 80 hombres trabajando, el aire en el interior rápidamente podía convertirse en fétido.

Los hombres sabían que el aire estaba poniéndose irrespirable cuando tenían problemas para encender sus cigarrillos debido a la falta de oxígeno (!Qué ironía¡).

Para empeorar las cosas, había poca agua disponible para el baño y en patrullas largas la mayoría de los hombres sólo se bañaban cada diez días o algo así.  Los servicio de lavandería eran impensables. Debido a estas condiciones los submarinos desarrollaron un olor único, una combinación de olores de combustible diesel, sudor, cigarrillos, aceite hidráulico, vapor de la cocina y de las aguas residuales de los baños.

En los submarinos más viejos, de la época de la Primera Guerra Mundial o barcos-S, a los que se les refiere a menudo como "barcos chiqueros", las condiciones eran incluso peores. Sin ventilación adecuada, los olores eran aún más fuertes. Esto también condujo al crecimiento de moho en todo el barco, así como la reproducción de grandes cucarachas que los marineros nunca lograban erradicar.

Como si las condiciones de vida no fueran malas de por sí, además las tripulaciones tenían que navegar sus barcos en aguas hostiles, a menudo en solitario, para atacar al enemigo.

Los submarinos a menudo iban a la caza de los mercantes, pero a veces tenían que enfrentarse a buques de superficie enemigos. Una vez que avistaban a un submarino, las naves enemigas lo atacaban con cargas de profundidad.

De los 263 submarinos que hicieron patrullas de guerra en la Segunda Guerra Mundial, 41 de ellos fueron hundidos por acción enemiga mientras otros once se perdieron en accidentes o por otras razones. Esto fue casi uno de cada cinco submarinos, haciendo el trabajo del submarinista uno de los más peligrosos de la guerra.

Otro peligro que los submarinos tenían que enfrentar era el ser blanco de sus propios torpedos. Debido a problemas, los primeros torpedos MK 14,  tenían una tendencia a hacer un giro de 360 grados y volver al submarino que lo disparó. Al menos un submarino, el USS Tang, fue hundido de esta forma.

A pesar de los peligros los submarinos estadounidenses se desempeñaron admirablemente. En el Pacífico, esas naves hundieron casi 1.400 buques japoneses de diferentes tipos, con un total de más de 5,5 millones de toneladas.

También rescataron a 504 aviadores caídos al mar. Los submarinos también evacuaron a personas claves de las áreas de peligro, incluyendo el Alto Comisionado de los Estados Unidos y al presidente Quezon de Filipinas.

Durante las misiones especiales, los submarinos desembarcaron partidas de reconocimiento en las costas enemigas y en algunos casos utilizaron sus cañones de 5" en cubierta para bombardear las posiciones enemigas.

Era bien sabida la valentía de los submarinistas en la Segunda Guerra Mundial. Mediante Citaciones Presidenciales se otorgaron 36 veces condecoraciones a tripulaciones de submarinos. Siete capitanes de submarinos fueron galardonados con la Medalla de Honor por sus acciones en el mar.

Scout: Serving Aboard WWII Submarines Was Brutal

{ 0 comentarios }

Hombre acusado de robar bitácora de vuelo de piloto de la Operación Chastise en 1943

16 Enero 2017
Hombre acusado de robar bitácora de vuelo de piloto de la Operación Chastise en 1943

El documento utilizado en una de las operaciones más famosas de la Segunda Guerra Mundial, está perdido y el ladrón se niega a decirle a la policía lo que le sucedió al documento. Un hombre de 48 años de edad de Harrow ha sido declarado culpable de robarle a la viuda de un piloto de la RAF la bitácora que fue parte del legendario Escuadrón Destructor de Represas en la Segunda Guerra Mundial. La viuda […]

Leer todo el artículo →

El hundimiento del Poderoso Hood

14 Enero 2017
El hundimiento del Poderoso Hood

Por Bill Heany – Daily Record – En servicio desde 1920, el HMS Hood fue bautizado con el nombre del  Almirante Samuel Hood, marino del siglo XVIII y "adoptado" por los alumnos de la Secundaria de Notre Dame en Dumbarton. El HMS Hood fue uno de los cuatro cruceros de batalla clase Admiral ordenados a mediados de 1916. El diseño de esa clase cruceros tenía algunas deficiencias, que fueron revisadas después de la Batalla de […]

Leer todo el artículo →

Durante la guerra Hemingway fue bueno siendo Hemingway

13 Enero 2017
Durante la guerra Hemingway fue bueno siendo Hemingway

Por David Hendricks — Aunque Ernest Hemingway es un imán para la mayoría de los lectores, el libro de Terry Mort cuenta con largos tramos y capítulos enteros sobre la Segunda Guerra Mundial que poco tienen que ver con el novelista ganador del Premio Nobel, que fue corresponsal de la revista Collier en Europa. Eso no tiene nada de malo. La dedicación de Mort a la invasión del Día-D en Normandía, la llegada de las […]

Leer todo el artículo →

China aumenta a 14 años la duración de la Segunda Guerra Mundial

12 Enero 2017
China aumenta a 14 años la duración de la Segunda Guerra Mundial

Por Clifford Coonan – Beijing – Las autoridades educativas chinas han añadido en los libros de texto seis años a la duración de la Segunda Guerra Mundial, conocida en China como la Guerra China Contra Agresión Japonesa, para hacerla con una duración de 14 años.  Esto forma  parte de un creciente énfasis en la "educación patriótica" en China. Los cambios fueron anunciados al comienzo del año, y para ellos, el estallido de la guerra ahora […]

Leer todo el artículo →

Murió reportera que informó inminente invasión alemana a Polonia

11 Enero 2017
Murió reportera que informó inminente invasión alemana a Polonia

Clare Hollingworth, la corresponsal de guerra británica que sorprendió con la noticia de la invasión alemana de Polonia en 1939, murió  a la edad de 105 años. El 01 de septiembre de 1939, Hollingworth divulgó el primer informe sobre el desplazamiento de tanques y tropas alemanas en Polonia y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, noticia que fue llamada "la primicia del siglo". En ese tiempo Hollingworth vivía en Katowice, al sur de Polonia, […]

Leer todo el artículo →

Murió el último piloto polaco del Escuadrón 304

9 Enero 2017
Murió el último piloto polaco del Escuadrón 304

Este lunes se realizó el funeral de uno de los legendarios pilotos que lucharon en la Segunda Guerra Mundial: Ludwik Krempa. Como uno de los pilotos de la 304º Escuadrón Polaco en la Batalla de Inglaterra, Ludwik Krempa, habría cumplido 101 años de edad el 22 de enero de este año. Nacido en Sanok en 1916, fue un graduado de la Academia de Aviación en Dęblin y cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, luchó en […]

Leer todo el artículo →