Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Mayor Zygmunt Szendzielarz

Zygmunt Szendzielarz

Zygmunt Szendzielarz nació el 12 de marzo de 1910, en Stryj (hoy Oblast de Lviv en Ucrania), que en aquella época formaba parte del Imperio Austro-Húngaro, región que al finalizar la Primera Guerra Mundial fue anexada a Polonia.   Fue el hijo menor de Charles Szendzielarz, un trabajador ferroviario y Eufrozyna Szendzielarz.   Tuvo dos hermanas y cuatro hermanos.

Estudió los dos primeros ciclos escolares en Lwów y luego se presentó como voluntario en el Ejército Polaco.   En el año 1932 inició estudios en la Escuela de Suboficiales de Infantería en Ostrów Mazowiecka y por méritos después fue enviado a la Escuela de Cadetes de Caballería en Grudziadz.  Logró graduarse como teniente y transferido a Vilnius, donde asumió el mando de un escuadra en el 4º Regimiento de Uhlan.

El 28 de enero de 1939 contrajo matrimonio con Anna Swolkień, con quien tuvo una hija llamada Bárbara.   Ambos no tuvieron una relación feliz, pero mantuvieron su matrimonio por su hija.   Anna fue correo de los guerrilleros y fue arrestada en 1943 por la Gestapo.   Fue enviada a un campo de prisioneros en Alemania y murió en un bombardeo aliado a Wagenschwend el 24 de febrero de 1945.

Cuando Alemania invadió Polonia la unidad de Zygmunt Szendzielarz fue incorporada a la Brigada de Caballería de Vilnius al mando del General Wladyslaw Anders que formaba parte del Ejército de Prusy.  Para entonces tenía el rango de capitán.   Después de la retirada del norte de Polonia las fuerzas del General Anders trataron de hacerse fuertes en la ciudad de Lwów y la cabeza de puente rumana.  Sin embargo, en Lublin la unidad de Szendzielarz fue rodeada y sufrió enormes bajas.  El 27 de setiembre de 1939, no se sabe bien si fue capturado por los soviéticos o los alemanes, pero logró escapar a Lwów, donde ocultando su identidad con un nombre falso permaneció en la clandestinidad hasta que trató de cruzar la frontera húngara y contactar el Ejército Polaco en el exilio que se estaba formando en Francia.   Sin embargo fracasó en el intento y decidió refugiarse en Vilnius con su familia.

Una vez establecido en Vilnius, Szendzielarz realizó varios trabajos siempre con nombres falsos.  Fue recién a mediados de 1943 que logró ingresar al Ejército Clandestino con el seudónimo de " Łupaszko" bajo las órdenes de Jerzy Dabrowski.   Hacia fines de año formó su propio grupo partisano oculto en los bosques que rodean la ciudad.  Pronto la unidad de voluntarios locales y los vestigios de una unidad de Antoni Burzynski "Kmicic" que fue destruida por guerrilleros soviéticos y y fuerzas alemanas.  Antes de finalizar septiembre, la unidad estaba ya compuesta por 700 efectivos y fue nombrada V Wileńska Brygada Armii Krajowej.

La Brigada de Łupaszko luchó contra el ejército alemán en la zona sureña de Vilnius Voivodeship, pero fue constantemente atacado por guerrilleros soviéticos aerotransportados a la zona por el Ejército Rojo.  En abril 1944, Zygmunt Szendzielarz fue arrestado por la policía lituana y transferido a la Gestapo.  Sin embargo, Łupaszko fue liberado ese mismo mes en circunstancias no del todo esclarecidas.  En acciones de represalia por su captura la brigada tomó como prisioneros a varios oficiales alemanes y envió algunas cartas amenazadoras a la Gestapo pero no se sabe con certeza si esas acciones tuvieron que ver con su liberación.

En agosto, el General Aleksander "Wilk" Krzyżanowski, comandante de todas las fuerzas clandestinas de Vilnius ordenó a las seis brigadas bajo su mando preparar la Operación Tempestad, un alzamiento nacional contra las fuerzas alemanas de ocupación en Polonia.   Como parte de esa acción la V Brigada realizó la Operación Ostra Brama que debía realizar ataques en Zwierzyniec un suburbio de Vilnius.   Esta acción fue realizada junto a la ofensiva del 3º Frente Bielorruso.   Łupaszko tuvo temor que los rusos lo capturaran y fusilaran en el acto, pues sabía que la NKVD estaba tras sus pasos.   Por tanto, desobedeció las órdenes y dirigió a su unidad al centro de Polonia.   Vilnius fue ocupada por los soviéticos y los resistentes fueron enviados al cautiverio en la Unión Soviética.

Se desconoce por qué razón Szendzielarz no fue llevado a Corte Marcial por la deserción.  Podría ser porque el propio General "Wilk" le pidió a Łupaszko que moviera sus fuerzas lejos de Vilnius, debido a que Łupaszko estuvo por largo tiempo involucrado en los enfrentamientos contra guerrilleros soviéticos y Wilk quiso evitar provocar al Ejército Rojo.  A pesar de todo, después de cruzar en la área de Podlasie y Bialystok en octubre, la brigada continuó la lucha contra los alemanes en la zona de Bialystok.  Después de que la región fue rebasada por los soviéticos, la unidad de Łupaszko permaneció en los bosques y decidió aguardar el resultado de las conversaciones ruso-polacas convocadas por el gobierno polaco en exilio.

El 10 de noviembre de 1944 fue ascendido al grado de Mayor por sus servicios distinguidos.   Ese mismo mes, la traición de uno de los partisanos hizo que arrestaran a varios miembros de la brigada.   Logró salvar a la mayoría de los integrantes de la unidad y seguidamente reorganizó la brigada que fue reequipada con la captura de suficientes armas y equipo para 600 hombres.

El 5 de abril de 1945 "Łupaszko" convocó a toda la brigada en el área de Bielsko Podlaski y el Alto Mazowiecki.   La tarea era eliminar a la NKVD, la UBP y soldados del Ejército Rojo, HR y KBW.   En todo momento ordenó evitar grandes concentraciones de fuerzas enemigas.   Los comunistas propagaron la noticia que la V Brigada era una banda de criminales y asesinos de inocentes civiles.

En septiembre 1945, el Mayor Zygmunt Szendzielarz movió la gran parte de sus unidades a Gdansk - Oliwa, donde permaneció en la clandestinidad mientras se preparaba para una nueva ofensiva guerrillera contra las autoridades comunistas apoyadas por los soviéticos de Polonia.

El 7 de setiembre se concentró la V Brigada por última vez.   Zygmunt Szendzielarz recibió la orden de disolver la unidad y se dirigió a Gdansk para formar la VI Brigada Vilnius, además el 9 de setiembre se estableció la Asociación Libertad e Independencia, que no duró mucho tiempo.   Hacia el 14 de abril de 1946, Szendzielarz movilizó su unidad hacia el bosque de Tuchola, donde empezó las operaciones contra las fuerzas de los cuerpos de seguridad internos, el Urzad Bezpieczenstwa y las autoridades comunistas.  Recreó la V Brigada Vilnius a pesar de la resistencia del Comandante del Distrito Vilnius.   Siguió combatiendo en Pomerania.   Los comunista realizaron arrestos masivos lo que mermó la moral de los partisanos.   A comienzos de 1946 la V Brigada apenas contaba con 80 grupos y en agosto sólo quedaban 45.  A finales de 1946 Szendzielarz se dirigió a Białystok.

Cuando los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos violaron los pactos con el gobierno polaco en el exilio y aceptaron al gobierno comunista, representado por el "Comité Polaco de Liberación Nacional" como el gobierno provisional de Polonia, Łupaszka reinició las hostilidades - esta vez contra el nuevo opresor, con las fuerzas organizadas por el Wolność i Niezawisłość.   Sin embargo, después de algunas acciones exitosas contra unidades de la NKVD en la área del bosque de Bialowieza, resultaba evidente que tales acciones terminarían por destruir totalmente a las fuerzas clandestinas y decidió no proseguir con ellas.

Łupaszko esperaba que en la primavera de 1946 los ex aliados occidentales de Polonia empezaran una nueva guerra contra la Unión Soviética y pensó que las unidades clandestinas polacas podían ser útiles para liberar a Polonia.  Sin embargo, cuando se dio cuenta de que nadie planificaba tales operaciones en el exterior, decidió disolver su unidad y abandonar la lucha contra los comunistas.

Después de varios años en la clandestinidad, Zygmunt Szendzielarz fue arrestado por el UB el 28 de Junio de 1948, en Osielec cerca a Nowy Targ.  Después de más de dos años de interrogatorios y torturas en la prisión de Mokotów de Varsovia fue sentenciado a muerte el 2 de noviembre de 1950 por una corte marcial controlada por los soviéticos en Varsovia.  Fue ejecutado el 8 de febrero de 1951, con algunos otros soldados del Ejército Clandestino.   Szendzielarz tenía 40 años de edad.  Su cadáver fue enterrado en un lugar desconocido. 

Durante una exhumación realizada en 2013, los restos de Szendzielarz fueron identificados como uno entre los 250 cuerpos hallados en una fosa común en la llamada pradera de Varsovia y posteriormente sus restos fueron enterrados en el Cementerio Militar de Powazki de Varsovia.

En 1988 Szendzielarz fue ascendido a Rotmistrz (Capitán de Caballería) y condecorado, por el Presidente Kazimierz Sabbat, en el exilio, con el Virtuti Militari, el más alto honor militar en Polonia.

Después de la caída del comunismo en 1993, en el año 2007, Szendzielarz fue rehabilitado por el presidente Lech Kaczynski y declarado inocente de todos los cargos que le imputaron .  El Presidente Lech Kaczynski le otorgó póstumamente a Szendzielarz la Orden de Polonia Restituta.


Bibliografía


Zygmunt Szendzielarz "Łupaszko" 1910-1951
Ver detalles en Amazon US/international


Publicado:   25 abril/2016 - Actualizado: 11 junio/2016