Reina Guillermina de Holanda

Wilhelmina Helena Pauline

Wilhelmina Helena Pauline, Reina de Holanda, Princesa de Orange-Nassau, nació el 31 de agosto de 1880, hija del Rey William III y de Emma de Waldeck-Pyrmont.

El 23 de noviembre de 1890, a la muerte de su padre el Rey Guillermo III, ascendió al trono, cuando apenas tenía 10 años de edad y por ello su madre Emma ejerció la Regencia hasta que Guillermina alcanzó la mayoría de edad en 1898.

Casada en 1901 con Hendrik Duque de Mecklenburg-Schwerin, quien no desempeñó ninguna actividad política, tuvieron una hija, Juliana, después de ocho años de casados y con tres embarazos fatales.  La pareja real fue infeliz desde que se casaron.  Hendrik, el Principe Consorte, tenía fama de mujeriego y borrachín y se dice que tenía varios hijos fuera del matrimonio.

El Reino de Holanda se convirtió en uno de los más influyentes de Europa y la Reina Guillermina la mujer más rica del mundo con sus habilidades para hacer negocios acumulando más de mil millones de dólares en inversiones alrededor del mundo.  Las inversiones holandesas se extendían desde Estados Unidos hasta los pozos petroleros del sureste asiático.   La riqueza petrolera se convirtió en un causal de conflictos internacionales y por ello Holanda era uno de los países petroleros más influyentes.   Se alió a Estados Unidos y Gran Bretaña para la anexión de los pozos petrolíferos mexicanos y mantuvo una disputa con Venezuela sobre limitaciones marítimas en las Indias Occidentales del Caribe.

A los 19 años de edad, ofreció al mundo uno de sus Palacios Reales en La Haya, donde los Estados podrían discutir sus diferencias por medio de un arbitraje imparcial, sin tener que llegar a la guerra.  La idea fue el origen de la Corte Internacional de La Haya.  Sin embargo no pudo evitar que estallara la Primera Guerra Mundial.

Pudo mantenerse neutral durante la Gran Guerra, pero eso le trajo problemas con Gran Bretaña.  Los intereses alemanes en Holanda y los estrechos lazos económicos con el Kaiser hicieron que Gran Bretaña la presionara para definirse.  Gran Bretaña bloqueó los puertos holandeses para debilitar a Alemania.  Tenía veinte años de edad cuando adquirió notoriedad internacional al autorizar romper el bloqueo británico en Sudáfrica para rescatar al Presidente de Transvaal, Paul Kruger.

Antes de comenzar la Primera Guerra Mundial, la Reina Guillermina visitó al Kaiser Guillermo II, el monarca le dijo "mis guardias miden dos metros diez, mientras que los de ustedes les llegan al hombro."  Guillermina le replicó, es cierto majestad son más de 2 metros, pero cuando nosotros abrimos los diques el agua llega a tener 3 metros de profundidad.  Después de la derrota de Alemania, el Kaiser le pidió asilo a la Reina Guillermina.

En 1934, la desgracia alcanzó a la corte holandesa.  Falleció la Reina Emma y poco después Hendrik el Príncipe Consorte.  Guillermina apoyó decididamente el matrimonio de Juliana con Bernhard von Lippe-Biesterfeld, un príncipe alemán que perdió su fortuna a causa de la guerra.  Inicialmente se tejieron muchas historias malévolas contra el joven príncipe, pero después llegó a convertirse en una figura muy popular en Holanda.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, la reina declaró la neutralidad de Holanda.  El 10 de mayo de 1940, día de la invasión alemana, Guillermina se encontraba en su palacio cerca de La Haya siendo despertada a la media noche por su ayudante militar, quien le pidió que fuese al refugio antiaéreo en compañía de sus hijos y nietos.

Reina Guillermina

Guillermina en Londres

Bernhard y Juliana escaparon a Londres con sus hijos.  Guillermina que se quedó en el Palacio Real, habló con el Rey Jorge VI quien le pidió que se exiliara en Londres, pero ella rechazó la oferta diciendo que lucharía hasta el final al frente de sus tropas.  Poco después cambió de opinión escapó del palacio con su séquito, en dos automóviles que se dirigieron a toda velocidad al puerto donde habían anclado dos destructores ingleses que la esperaban para sacarla del país.

Guillermina pasó el exilio en el Dominio del Canadá donde formó un Gobierno en el Exilio con representación en Londres.  Al finalizar la guerra, en mayo de 1945 la reina regresó a Holanda asumiendo el trono con el título de Princesa y Reina Madre.  En 1948, cuando tenía 68 años de edad, mientras celebraba su quincuagésimo año de reinado, abdicó el trono en favor de su hija Juliana.

Guillermina se retiró a su Palacio de "Het Oude Loo", haciendo algunas apariciones públicas hasta 1953 cuando las inundaciones devastaron el país y fue a visitar los lugares más afectados. La gente recordó que ella, cuando era joven, lo hacía en bicicleta, cosa imposible a sus 73 años de edad.

Escribió su autobiografía titulada "Solos, pero no solitarios".   La Reina Guillermina falleció el 28 de noviembre de 1962, a la edad de 82 años.


Bibliografía

- The Netherlands and World War I: Espionage, Diplomacy and Survival (History of Warfare, 7) .  Por Hubert P. van Tuyll van Serooskerken.
Radio

Ver detalles en Amazon

- Lonely But Not Alone (Eenzaam Maar Niet Alleen).  Por Su Majestad la Reina Madre de Holanda. Wilhelmina Princess of the Netherlands (Introduction), John Peereboom (Translator). 
(Agotado) .

Ver detalles en Amazon


Publicado: 8 noviembre/2001 - Actualizado: 28 abril/2013

 






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido