Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Edward Teller

Edward Teller

Edward Teller nació como Ede Teller en Budapest, Hungría, el 15 de enero de 1908.  Estudió y se graduó en la Universidad de Karlsuhe en Alemania y luego estudió física en Munich. Emigró a Estados Unidos en 1935 para trabajar en la Universidad George Washington y se nacionalizó en 1941.  Es considerado el padre de la Bomba de Hidrógeno.

Teller no estaba de acuerdo con que un científico debería considerar las implicaciones morales de su trabajo y consecuente con ello fue un gran propulsor en la construcción de bomba de fusión atómica que se postergó hasta después de la guerra.

En 1942 fue invitado a participar en el Proyecto Manhattan para el desarrollo de una bomba nuclear.   Enrico Fermi, en una conversación sobre la posibilidad de la construcción del arma atómica, le dijo que creía que un arma de fisión más bien serviría para detonar un arna de fusión atómica, pero le aseguró que muy a su pesar eso no funcionaría.   Teller quedó obsesionado con la idea de una bomba atómica y en la siguiente reunión en Berkeley derivó su idea de una bomba de fisión a una de fusión atómica.   El la llamó "Super Bomba" que más tarde sería la Bomba de Hidrógeno.

Teller formó parte del equipo secreto del Laboratorio de Los Alamos durante la guerra.   La idea de Teller de la bomba de fusión fue relegada a segundo plano.   Se negó a realizar los cálculos sobre la implosión de una bomba de fisión y el trabajo le fue encargado a Hans Bethe.   Después de la guerra fue el propulsor de la bomba de hidrógeno.   Klaus Fuchs que trabajaba en el mismo equipo le vendió la idea los rusos.   En 1946, Teller abandonó Los Alamos para regresar a dictar clases en la Universidad de Chicago.

Dentro de la comunidad científica, sufrió las consecuencias derivadas de su testimonio controversial en la audiencia por asuntos de seguridad en el caso de Klaus Fuchs en la que estuvo implicado su colega Robert Oppenheimer, sin embargo logró apoyo del gobierno y de los militares para realizar su trabajo.   Fue fundador del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore del cual fue director y director asociado durante muchos años.

En los últimos años de su vida fue conocido por ser un controversial propulsor de soluciones tecnológicas a asuntos de tipo militar y civil, incluyendo la propuesta para excavar una bahía artificial en Alaska utilizando explosivos termonucleares.

Apoyó también la Iniciativa de Defensa Estratégica del Presidente Reagan a pesar de que era a todas luces impracticable.   A lo largo de su vida fue conocido por su gran habilidad científica y a la vez sus dificultades para las relaciones interpersonales debido a su personalidad inestable.

Edward Teller falleció el 9 de setiembre de 2003.


Publicado: 03 marzo/2004